Karlos López estrena en Casa de la Cultura viernes y sábado su espectáculo “Un romance real”

La conmemoración del patrimonio ha hecho que la agenda cultural se apriete como pocas veces ocurre en el año; la oportunidad abierta a todo público de recorrer edificios, monumentos y sitios significativos, sumado a actividades organizadas en diferentes puntos como adhesión a la convocatoria es indudablemente una oferta más que tentadora y máxime teniendo en cuenta que el clima se asoció de manera espectacular.

Comencemos diciendo lo que se viene el próximo fin de semana, que también es testimonio de un patrimonio intangible como el arte escénico y en este caso con una disciplina antiquísima que se ha ido enriqueciendo en la creatividad de esos titiriteros itinerantes, como supo cantarlo Serrat, de aldea en aldea, de plaza en plaza, llevando sueños en forma de muñecos que cobran vida y cuentan experiencias, amores y pasiones a un público de todas las edades que no deja de sentirse atraído por esa magia que “viene de muy lejos”.

ROMANCE| Karlos López llegó un día a Libertad y echó el ancla, plantó bandera en la ciudad y pronto se vinculó al ámbito cultural y fue, según él mismo lo cuenta, “un romance real”. En diálogo con La Semana López dijo que el espectáculo que se verá el próximo fin de semana es “un resumen de todo mi pasaje por Uruguay, allí cuento un poquito mi estadía en Marindia y luego ya en Libertad, son creaciones de los últimos dos años, es como el resumen de una etapa”.

Sobre el título de la propuesta, López dijo que “en realidad el romance real tiene que ver con la sorpresa final que se muestra al término de la obra, parte de un cuento que hice cuando Carolina Silva presentó su libro y ha funcionado muy bien en los colegios donde lo he ido presentando, lo de real puede pasar por la realeza, por lo verídico, y otros aspectos”.

El artista dijo que “el espectáculo lo he ido montando con los niños de Libertad, de las escuelas, en mis visitas les he ido mostrando partecitas y en función de eso hemos ido mejorando, corrigiendo, modificando”.

Además Karlos López también tuvo oportunidad de presentarse en el Festival de Canoas (Brasil) y “allí fue el momento que decidí como cerrar este espectáculo, son esas oportunidades que se dan y además quiero llevarlo a Europa en el próximo verano de allá, ya le iremos dando vida desde ahora, es un proceso que siempre se va mejorando, un maestro que tuve me dijo una vez, ‘hazlo cien veces y después me lo enseñas’, en cada presentación se va puliendo y ajustando”.

Sobre su viaje a Brasil el artista dijo que “este año, en enero, en un festival en Parque del Plata coincidí con un grupo brasileño, les gustó lo que estaba haciendo y me pidieron que fuera a Canoas y me llevé la sorpresa de que estaba en la apertura del festival, tuve que estudiar un poquito el portugués, traté de aprender de memoria lo que pude, pero son los títeres quienes tienen el protagonismo y muchas veces la palabra sobra porque habla lo visual, lo notamos a veces que los niños quizás no entiendan parte de los textos pero siguen el hilo igual a través de los títeres y allí es donde está el truco de los espectáculos familiares, a este lo considero un espectáculo totalmente familiar para que los disfruten los papás y los abuelos junto a sus niños.

Sobre las técnicas empleadas en la obra del próximo fin de semana, López dijo que “en esta obra en particular quería mostrar varias técnicas del títere, como he estado dando clases en Libertad, yo soy marionetista, me gusta el hilo, pero también soy titiritero y debo navegar por todas las técnicas, todas son hermosas y cada una tiene su particularidad”.

El titiritero estuvo de gira el fin de semana, “el sábado Maldonado en INAU, el domingo en Tacuarembó, en San Gregorio de Polanco y luego el lunes 8 en la Plaza Artigas de Mercedes”, tal como canta Serrat, de aldea en aldea. A propósito, López dijo que “en Maldonado el festival está organizado así, de gira, nos suben a un autobús y nos van llevando por los pueblos, es una experiencia muy de García Lorca, que era titiritero, él inventó las rutas culturales y viajaba con su grupo visitando diferentes lugares, creo que él ha sido un personaje fundamental para el títere y es bueno poder homenajearlo”. La invitación queda hecha, el próximo viernes 12 y sábado 13, a las 19 horas, en Casa de la Cultura de Libertad, Un romance real.

 

Por Jorge Gambetta.