Libertad, dpto. de San José, Rep. O. del Uruguay

Última actualización: hace 23 horas


17.11.2016 | Política | 137 lecturas




Municipios de la Cuenca se reunieron en Kiyú y la ISJ hizo anuncios

Municipios de la Cuenca se reunieron en Kiyú y la ISJ hizo anuncios
Alcaldes de toda la cuenca del Santa Lucía, se reunieron en Kiyú.

El clima deparó un día soleado y de agradables temperaturas para que este sábado las diferentes autoridades que integran la Comisión de Cuenca del Santa Lucía pudieran disfrutar de la sesión que se desarrolló en el Parador Chico de Kiyú. Frente al río calmo y el cielo celeste que se proyectaba en las costas josefinas, alcaldes y concejales abordaron el orden del día acompañados por el intendente del departamento José Luis Falero y la secretaria general Ana Bentaberry, además del subdirector del deporte y turismo Eduardo Rapetti.

Una de las novedades para el organismo es la firma de un convenio entre seis intendencias de la región donde se incluirá el trabajo de la Comisión de Cuenca. Según informó Valverde, para este sábado se esperaba la presencia de Angelita Gómez, directora nacional de Áreas Protegidas, pero no pudo asistir y fue agregada en el orden del día de la próxima reunión de la cuenca.

“Lo importante es que en el convenio que se va a firmar entre seis intendencias, se va a tener en cuenta la red de municipios del Santa Lucía para trabajar como socios. Nos da el aval de que venimos haciendo las cosas bien y que venimos trabajando de forma sostenida, siendo la única red de municipios del país”. El documento se firmará en la Mesa Permanente del Plenario de Municipios, aunque no hay mayores detalles sobre su contenido porque la noticia fue “fresca” para los municipales, dijo Valverde.

NUEVA AGENDA La principal preocupación para la Comisión de Cuenca continúa siendo la contaminación del Río del Santa Lucía, pero se han agregado otras preocupaciones como es el tema de la arqueología. En este sentido, a manos de la doctora Laura Beovide, en la jornada se presentó el Centro de Investigación Regional en Arqueología y Territorio (CIRAT), que nace en 2014 pero que resume 20 años de investigación en el área. “Hay más de 120 sitios arqueológicos pre hispánicos con una antigüedad de siete mil años hasta la llegada de los europeos. En Kiyú hemos tenido fechados de Carbono 14 de entre 1800 a 2000 años y (en la cuenca), hay más de 16 sitios que reflejan poblaciones que a partir de los 5 mil años empieza a tener cerámica, horticultura, maíz hacia los 3 mil años”, explicó la especialista, que explicó que “alrededor de estas poblaciones se estudia la evolución de los ambientes y el clima.

Luego de la sesión de la Comisión de Cuenca y durante su presentación, Beovide explicó a los presentes cómo el arqueólogo, que es el profesional en el tema, aborda los sitios y cómo armar un proyecto para presentarlo a la Comisión de Patrimonio.

“Se trabaja sistemáticamente y los materiales luego van a un museo o a un centro de investigación, donde se analizan sus materiales y sus contextos para ver los modos de vida de las poblaciones. ¿Cómo se hace? De muchas formas, desde el trabajo de gabinete previo hasta el trabajo de campo con excavaciones y sondeos”, detalló.

“También trabajamos mucho sobre la protección de los sitios porque muchas veces son depredados por las personas que por querer rescatar materiales, los sacan de los contextos y después terminan en su casa”, agregó y en este sentido comentó que de acuerdo a la Ley 14040 estos materiales son patrimonio nacional, “por eso hay que cuidarlos”.

“Pero también trabajamos las áreas de protección arqueológica y las obras de infraestructura, de minería, y que influyen las áreas”, dijo Beovide antes de aclarar que, si alguien encuentra un material que podría ser importante para la investigación arqueológica en la zona, antes de sacarlo de su contexto, lo comunique al Centro de Investigación que tiene San José para la región o a un museo.

ANUNCIOS La jornada fue aprovechada por el intendente Falero como por el alcalde Valverde para realizar un par de anuncios que competen a la comunidad de Kiyú. El primero de ellos, que estaba previsto para principios de este mes, es el comienzo de obras de caminería en el barrio Ordeig de Kiyú. El “proyecto está casi pronto”, le comunicó Falero a Valverde, y en “10 o 15 días más “estarían comenzando los trabajos. Se trata del ensanchado de la calle, bajar el “morro” donde “los ómnibus no pueden circular”, e ir trabajando sobre la avenida de 25 metros, donde en la primera etapa se ensanchará la entrada y se construirá un pasaje peatonal para, en una etapa futura, iluminar esa zona, informó el alcalde libertense.

GUERRA AL GLIFOSATO A pesar que el intendente Falero no estaba de acuerdo con su anuncio, Valverde utilizó la sesión de este sábado para informar sobre los trabajos de experimentación que el Municipio de Libertad lleva adelante con diferentes actores sociales, políticos y del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), para encontrar alternativas al uso del glifosato, un agrotóxico de extensísimo uso en el modelo agroproductor en Uruguay y que ha afectado, según las diferentes denuncias presentadas desde los vecinos de Kiyú y Cañada Grande, la salud de los vecinos.

“Invitamos a autoridades del MGAP para que asesoraran a la gente sobre el buen uso de los agroquímicos en lugares comprometidos como Kiyú que es catalogado como un balneario-campo, donde hay muchas actividades rurales, pero donde vive gente también y no pudimos recibir a las autoridades. Hemos estado con inspectores de la cartera y tenemos un buen relacionamiento, pero queríamos que ese protocolo que exigen pueda difundirse”, dijo Valverde.

Si bien es aún experimental y no se ha evaluado sin impacto, en el balneario están utilizando un “matayuyo bastante original” a partir de vinagre industrial que fue cedido desde la planta de Bader, “en algunos casos solo y en otros con sal”, que acelera la quema de pasto y que es “indudablemente un producto que no es tóxico, no es lo mismo que usar glifosato”, informó Valerde, que agregó que realizan “una prueba bastante artesanal”, pero que cuentan con el aval de la regional maragata de la Red de Agroecología. “El Intendente quería que lo anunciáramos cuando viéramos que funciona, pero nosotros creemos que la gente debe saber que no nos quedamos con lo tradicional, sino que buscamos algo. Si no anda, seguiremos buscando otras alternativas”, enfatizó Valverde.

Por Edward Braida.








Periódico La Semana - ® 2001-2017 - Libertad, dpto. de San José, Uruguay - Hosting/desarrollo info@crearte.net.uy