Libertad, dpto. de San José, Rep. O. del Uruguay

Última actualización: hace 7 horas


06.09.2017 | Sociedad | 80 lecturas




La del sábado fue una noche para los jóvenes en la plaza de los 33

La del sábado fue una noche para los jóvenes en la plaza de los 33
LPDA, uno de los grupos de Libertad que participó de la movida.

La noche fue un oasis en la tormenta. Desde la media tarde ya se podía ver como la Plaza 33 Orientales comenzaba a poblarse. Mate y termo, coches para bebés, pelotas que iban y venían, saludos eufóricos y un tránsito apretado que buscaba un lugar en los alrededores. Es que la tarde se presentaba primaveral y demandaba una jornada de actividades al aire libre. El BandalizArte, organizado por Impulsa San José, Centros MEC y la Intersindical Libertad, no pudo haber tenido mejor revancha que la de este sábado después de la primera suspensión el 12 de octubre.

Quizás, es cierto, se perdió la oportunidad de recordar en las fechas institucionalizadas a los mártires estudiantiles en el marco del 14 de agosto, cuando se recuerda aún el estruendo del asesinato a manos de las fuerzas policiales de Líber Arce, estudiante de la Facultad de Odontología que murió en 1968 en los alrededores de la Facultad de Veterinaria producto de los disparos recibidos durante el gobierno de Pacheco Areco.

Pero todo sucede dos veces en la historia, decía Marx en El Dieciocho de Brumario, y mientras los artesanos comenzaban a intensificar sus actividades y sobre el escenario erigido en el centro de la Plaza ya se escuchaba los primeros temas, también circulaba entre la gente un rostro conocido pero que evoca una pregunta que se extiende por la región: ¿Dónde está Santiago Maldonado? También en fotos blanco y negro, pero colgadas en una cinta en una fila de decenas, pegado al rostro sonriente y melancólico de Santiago Maldonado, las imágenes de cientos de mujeres movilizadas e interviniendo reclamaban por Ni una menos.

Pero el aire de la tarde era limpio, ligero, y La Domingó llegó para ponerle ritmo de tambor y lonja. Las banderas anunciaron el arribo desde la esquina y a los pocos segundos el repiqueteo ya sacudía a los cientos de presentes. Ya eran las siete de la tarde y el corte de la comparsa despertó un esmerado aplauso. El aire volvió a volverse cortante con la entrada de Subversión # colectivo teatral, porque -nuevamente- eligieron realizar una intervención que canalizó hacia el público las consecuencias de la violencia de género“.

Pero no era el momento de dejar de bailar, porque era el turno Macumbe-Capoeira que llevó ritmos del Africa y del Brasil para cautivar al público entre saltos y cánticos ancestrales. La noche ya había llegado y sobre las ocho Lírica Poder del Alma (LDPA) copó el escenario, esta vez sin banda y sin tambores, pero con rimas que hicieron que los presentes siguieran el ritmo levantando las manos. En el final, como un anticipo de una temporada de verano que ya quiere saludar desde el horizonte del año lectivo, Alguien y los tal cosa le puso, ska, rock y vientos a una de los jóvenes para todo el mundo.

Por Edward Braida.








Periódico La Semana - ® 2001-2017 - Libertad, dpto. de San José, Uruguay - Hosting/desarrollo info@crearte.net.uy