Libertad, dpto. de San José, Rep. O. del Uruguay

Última actualización: hace 5 horas


03.08.2017 | Sociedad | 66 lecturas




Clases de tango en la Casa, con espíritu de milonga

Clases de tango en la Casa, con espíritu de milonga
Los talleres serán el 5 y el 18 de agosto (foto ilustrativa).

Bailar es un arte que todo el mundo puede desarrollar. No es necesario ser un bailarín profesional para poder saber disfrutar con el cuerpo, con el caminar. El tango es un ritmo que nació en el Río de la Plata, pero con los años la tradición lo ha alejado del contacto social más directo y ha pasado a ser consumido como un espectáculo interpretado por profesionales.

Esta idea que se va a desarrollar en la Casa de la Cultura de Libertad busco ir a los orígenes del tango, retomar el espacio de danza libre. De alguna manera sacar al tango de su pedestal, para justamente poder volver a dejarlo en alto, estos talleres buscan acercar el tango a la gente.

La docente de danza Micaela Lema es la encargada de gestionar este espacio. Esta idea surgió en base al trabajo que desarrolló una compañera suya en Mercedes, tomando en realidad una idea que está muy instalada en Montevideo y es la de generar talleres de tango que luego terminen en un espacio abierto de danza.

Candela Zarauz, como Lema, es estudiante de la Escuela Nacional de danza del Sodre y en vacaciones de julio desarrolló una Milonga en la ciudad de Mercedes. Teniendo esta experiencia de Soriano las dos compañeras bailarinas tomaron esta idea que se va a desarrollar en Libertad.

La primera parte del encuentro serán guiada por Lema, Zarauz y Aníbal Domínguez, quien es ex integrante del grupo de danza Periféricos. El docente baila hace más de 15 años y enseña con la idea de democratizar el acceso al tango. Lema contó a La Semana que Domínguez “se interesó con ayudarnos con esta tarea, por esto de querer acercar y compartir la danza”.

La idea con este “Taller y práctica de tango”, es sencilla, es volver a generar un espacio abierto para el tango. “Como oriunda de Libertad y trabajadora de la danza y el movimiento en mi ciudad, quiero contribuir a generar estos espacios, a trabajar para que resurjan”, cuenta Lema.

TALLER Quien se anime arrimarse a este taller no se va a encontrar con aburridas clases que le digan de qué manera mover los pies, va a dar con un espacio donde las clases se dan desde el juego. “Es desde el juego, es entender el caminar, el abrazo, la mirada, la comunicación con el otro”, dice Lema sobre el espíritu de las clases. Agrega que también que es “dejarte llevar por la música, ver a la danza desde un lugar más lúdico y no tanto de la técnica”.

El taller es abierto, la idea es que se acerque todo aquel que tenga interés sin importarle si sabe o no bailar. “No es importante la técnica, no queremos que la gente no venga porque diga ‘no sé hacer un paso básico’, la idea es democratizar el espacio de la danza, dice Lema.

La docente explica que la danza es un juego y que en el caso del tango hay muchos elemento a tener en cuenta, que van más allá de los paso y el ritmo en concreto. “Es llevar y dejarse llevar, por lo general son los hombres los que llevan, pero eso no tiene por qué ser así, acá podemos bailar mujeres con mujeres. La idea es jugar, aprender a llevar la mirada y a desplazarse”, cuenta Lema.

Después del espacio de taller de 90 minutos se va a abrir la dinámica de Milonga, en la cual la idea es que “la gente pueda bailar libremente, sin importar mucho la técnica. Hay algunos elementos, que se van a explicar en la clases, por ejemplo, se baila en sentido antihorario, eso es solo para que la gente no se choque y es también para poder usar la mirada para poder meterse en los huecos que van quedando”, cuenta Lema.

La docente dice que el taller inicial es una introducción a lo que va ser la milonga y cuenta que el principal objetivo que tienen “es poder hacer resurgir en nuestras ciudades de origen el tango. Son espacios donde ha sido olvidado, y queremos mostrarlo más desde el lugar social y cultural”, explica la docente.

MILONGA Este taller llega justo en una año de festejos, se están celebrando 100 años de “La Cumparsita”. Pero esta instancia propone “el aprendizaje del tango en el siglo 21 para que nuevas generaciones se afecten gracias a este estilo cultural, tanto musical como de danza”. Además esto busca que Libertad sea sede de uno de los lugares donde se celebra el cumpleaños de “La Cumparsita” en Uruguay.

El objetivo del evento es fomentar la cultura nacional retomando valores y abarcando todas las edades. Este formato es tomado de las Milongas que están de moda en ciudades como Montevideo y Buenos Aires.

Lema cuenta que en la segunda parte de este taller, cuando se deje el espacio abierto para bailar, “se van a poner mesas, va a estar abierto el Café de la Casa de la Cultura de Libertad, para el que no quiera bailar, pueda tomar o comer algo mientras tanto”. Lo que se busca es generar un espacio social, donde la danza sea un intercambio.

Se quiere generar este espacio de milonga en Libertad. Lema dice que “no sabemos si se va dar tan normal como se da en Montevideo, es un espacio nuevo y estamos abiertos a que se acerque la gente, es arrimarse a formar parte de este espacio cultural”.

La docente dice que “esperan que se arrime gente. Nosotros hicimos una invitación abierta, creo que la gente que ha tomado clases de tango va a tener ganas de acercarse”, dijo. Desde la organización del taller se comunicaron con las asociaciones de jubilados y también hicieron una invitación especial a los alumnos del liceo.

Lo innovador acá es ómo quieren mostrar el tango: “no nos interesa mostrar el tango como un espectáculo, sino como una danza social”, comentó Lema, que agrega que “no queremos que la gente piense que se trata de bailar bien, sino que la idea es mostrar de qué se trata el tango y poder hacerlo más cercano, como es el candombe”.

“La danza es intercambio, es comunicación constante, no hay un ideal”, la docente dice que en el tango hay un ritmo, que muchas veces tiene que ver “con el sentir, con el dar espacio y llevar”. Quienes tengan interés en moverse bajo el ritmo del dos por cuatro, ya tienen fecha y lugar.

Por Karen Parentelli.








Periódico La Semana - ® 2001-2017 - Libertad, dpto. de San José, Uruguay - Hosting/desarrollo info@crearte.net.uy