Libertad, dpto. de San José, Rep. O. del Uruguay

Última actualización: hace 7 horas


12.07.2017 | Sociedad | 142 lecturas




Dispositivo Ciudadela y el estado de situación del consumo de drogas en Libertad

Dispositivo Ciudadela y el estado de situación del consumo de drogas en Libertad
Virginia Ramos, del Dispositivo Ciudadela.

El Dispositivo Ciudadela, un centro de información, asesoramiento, diagnóstico y derivación de la Junta Nacional de Drogas y una puerta de entrada a la Red Nacional de Atención y Tratamiento de Drogas, comenzó a funcionar en Libertad hace cerca de un año, cuando en junio de 2016 la Dirección Departamental de Salud (DDS), anunció sus intenciones de que este mecanismo que ya funciona de lunes a viernes en la capital departamental, también operara en Libertad.

Así, los psicólogos y asistentes sociales que se instalaron en la policlínica del barrio María Julia los terceros martes de cada mes, de 8 y 30 a 12 horas, comenzaron a entrever las particularidades del consumo en la ciudad desde un contexto donde la “problemática está más visible”.

“En Libertad hay una realidad bien distinta a San José de Mayo, tanto lo que se consume como las consultas que se realizan. En la capital la gente concurre al hospital casi masivamente para dejar de consumir, eso no pasa en Libertad, capaz porque van a Montevideo directamente, pero todavía estamos viendo en territorio cuál es la realidad de ahí, pero no hay un diagnóstico claro”, explicó a La Semana Virginia Ramos, psicóloga integrante del Dispositivo en el departamento.

A través del trabajo “bien voluntario y anónimo” de este mecanismo que apunta a ofrecer a “toda la ciudadanía” tratamientos específicos para que cada consultante aborde sus problemas de consumo, los profesionales han identificado algunas particularidades. “En Libertad hay pasta base, en San José casi no llega, hay cocaína cocinada que se fuma, ahí hay una diferencia, aunque nosotros no nos concentramos en la sustancia en sí, puede haber un consumo problemático de cualquier sustancia, pero sí es una realidad de que ahí (en Libertad), hay más oferta, sobre todo de pasta base”, agregó Ramos.

Si bien la pasta base, que se cocina a partir de los restos de la cocaína y se procesa con ácido sulfúrico y queroseno, es de la drogas con peor fama en la sociedad uruguaya, aunque su consumo no sea generalizado (sólo el 0,7% declaró haber consumido esta sustancia alguna vez, según la VI Encuesta Nacional en Hogares sobre consumo de Drogas del 2016), el Dispositivo evita centrarse en la sustancia, porque si te “centras en la sustancia, te queda poco margen de acción, porque existir (el consumo de drogas), siempre existió y va a seguir existiendo, si no es esto va a ser otra cosa”.

Por el contrario, “si te centrás en la persona, que generalmente es el que tiene más dificultades para dejar lo que sea, está en un contexto vulnerable, no tiene una contención familiar o quizás quedó desempleado por eso o por otras cosas, necesitás un enfoque integral, sino es difícil que no vuelva a tener esa vida”, hizo hincapié Ramos.

El Dispositivo Ciudadela realiza “a demanda” talleres periódicos en distintas instituciones para analizar la situación de la población institucionalizada. “Vamos a hacer uno en UTU para los referentes, después vamos a hacer otra en INAU y ya hicimos en el Liceo, porque al venir nosotros de otro lado con una realidad bien distinta, no podemos hacer oídos sordos a lo que la gente quiere, después le ponemos nuestra impronta”, dijo Ramos.

Próximamente realizarán uno sobre marihuana y alcohol en el Liceo Libertad a pedido del Gremio de Estudiantes de esa centro de estudios (GEL).

Precisamente, esta última droga, el alcohol, es una de las problemáticas más fuertes dentro del departamento, pero también del país. De acuerdo a la Encuesta Nacional de Hogares sobre Consumo de Drogas, nueve de cada diez personas entre 15 y 65 años han probado alcohol alguna vez en la vida y siete de cada 10 lo han consumido en los últimos 12 meses. Pero además, el consumo habitual fue declarado por más de la mitad de las personas (52,1 %), y uno de cada cinco de los consumidores de alcohol del último año (2015), presentó uso problemático de alcohol, ya sea por abusos por ingesta, consumo de riesgo, consumo perjudicial o dependencia (términos absolutos esto representa a 261.000 personas).

Para Ramos, el tema es que “todavía no hay la conciencia suficiente” de que el alcohol es “una droga más y que es, junto con el tabaco, la que mayores muertes genera en Uruguay, más que la pasta y todas en general. Lo que pasa es que está generalizada, es mucho más común ver a alguien en un bar que trabaja y tiene la vida en orden, pero eso no se cuestiona, pero tenemos muchísima problemática”.

Cuando alguien tiene un problema en su consumo, por lo general también existe “policonsumo”, continuó Ramos, o sea que también consume marihuana, cocaína o pasta base, y por lo general se “da todo a la vez”.

“Mucha gente, el alcohol es lo que le hace consumir otra cosa porque es depresor (del Sistema Nervioso Central) y busca otra cosa para levantar”. Es que el “alcohol está más naturalizado” y es lo primero que un adolescente comienza a consumir. “Los riesgos agudos, como de una intoxicación, son mucho más elevados con el alcohol que con otras drogas”, afirmó la profesional.

MARIHUANA Sobre esta sustancia, sobre todo en este periodo posterior a su regulación, el Dispositivo también apunta a desmitificar algunas concepciones. “No se espera que genere más consumo, sino que aquél que consumía evite otros riesgos a los que antes estaba expuesto; por ejemplo el corte de la droga, que ahora va estar bien fiscalizada y que es uno de los riesgos que había cuando se la compra en un lugar ilegal”.

Esas tipo de asuntos se abordan en los talleres y en la consultas en la policlínica. “Hay alguien que va a consultar, se le hace un test de evaluación del riesgo de su consumo, que puede ser bajo o alto. Si estamos hablando de que consume antes de entrar a clase, no está bueno la marihuana ni nada porque la atención se altera y la memoria también. Además si es un adolescente que todavía está en desarrollo físico o mental, tampoco se recomienda”, explicó.

Por Edward Braida.








Periódico La Semana - ® 2001-2017 - Libertad, dpto. de San José, Uruguay - Hosting/desarrollo info@crearte.net.uy