Libertad, dpto. de San José, Rep. O. del Uruguay

Última actualización: hace 8 horas


05.07.2017 | Sociedad | 381 lecturas




Takata: visiones coincidentes entre trabajadores y la Gerencia

Takata: visiones coincidentes entre trabajadores y la Gerencia
Trabajadores y Gerencia coinciden en que se seguirá trabajando con normalidad.

En la pasada edición informamos de la versión de la Gerencia de Takata en la persona de Enrique Alonso, sobre la situación en la multinacional japonesa, cuyos cambios a nivel mundial no serían traumáticos en sus filiales de América Latina, en particular las de Brasil y la de Uruguay, ubicada a pocos kilómetros de Libertad. En esta ocasión, la voz la tienen los trabajadores, que por medio de Fernando Peña, dieron una versión similar a la brindada por la patronal.

Contó el dirigente Fernando Peña que antes que ocurriera la quiebra mundial de Takata, ellos habían mantenido contactos con la Gerencia de la empresa, en los que ellos “nos dijeron que iba a ser así”.

“Era la confirmación de algo que hace mucho tiempo se sabía que iba a ser así. Hace más de un año sabíamos que Takata tenía que encontrar un socio y estaba abocado a ese trabajo de elegir cuál de los interesados que había iba a ser su socio. Ese trabajo llegó al final y aparentemente KSS (Key Safety System), va a ser el socio mayoritario de la empresa”, contó Fernando Peña.

Prosiguió narrando el dirigente sindical que “nos dijeron que para las plantas que tienen en Uruguay y en Brasil, la situación con KSS o Takata era la misma. Las perspectivas de trabajo que tenemos son buenas. La demanda en la industria brasilera es buena y estable, por eso nos aseguraron que por el momento seguía todo como hasta ahora”.

Reconoció Peña que durante varios días previos al anuncio de la quiebra mundial “existieron preocupaciones de muchos compañeros, porque los anuncios que llegaban de la prensa internacional era de quiebra. Y en Uruguay, los trabajadores cuando escuchamos la palabra quiebra, quiere decir que el patrón puede cerrar la puerta, se va a la mierda y dejan todo el mundo colgado, pero lo que nos explicaba la gerencia de acá es que en otros lados, Estados Unidos y Japón, es otro instrumento financiero que las empresas usan para saber de dónde a dónde, son los períodos en que tiene que hacerse cargo de determinadas cuentas”.

“No es como en Uruguay, que las empresas dan quiebra y dejan el pozo; por eso es normal que los trabajadores nos asustemos porque no sabemos cómo va a venir la mano”, comentó Fernando Peña.

LEGITIMADOS El proceso seguido en esta instancia, según Peña, demuestra la legitimación que se ha ganado el sindicato. “Después que definitivamente cerramos el acuerdo de auto-partes, que definitivamente fuimos autopartistas y que hicimos un acuerdo de categorías de acuerdo a lo que es la industria automotriz, la situación y el relacionamiento entre empresa y trabajadores ha venido mejorando”, dijo el dirigente sindical.

Esto se debe, además, a que “el sindicato ha ido experimentando un crecimiento importante, de acuerdo a la organización que hemos tenido que hace que la correlación de fuerzas lleve a que la otra parte también acepte sentarse a negociar. Ambas partes hemos comprendido que somos necesarios para salir adelante”, dijo Fernando Peña.

El sindicalista entiende que “hay un reconocimiento a la organización sindical, como representante legítimo de los trabajadores. Se ha avanzado bastante, hay veces que hay acuerdo y hay veces que no, pero es parte de la normalidad en las relaciones laborales”.








Periódico La Semana - ® 2001-2017 - Libertad, dpto. de San José, Uruguay - Hosting/desarrollo info@crearte.net.uy