Libertad, dpto. de San José, Rep. O. del Uruguay

Última actualización: hace 16 horas


03.03.2017 | Sociedad | 118 lecturas




Taller El Muro: periodismo que vuelve a contar historias

Taller El Muro es un taller de crónicas y escritura creativa que funciona desde 2010 en Montevideo. Es un espacio participativo y horizontal, donde se proponen ejercicios de redacción y lecturas para estimular la creación de artículos periodísticos que vuelvan a contar historias y de relatos que suenen a historias misteriosamente reales. Conocemos y analizamos a autores clásicos (anglosajones y latinoamericanos), y los cruzamos con nuevas plumas que revitalizan la narración en el periodismo, mientras experimentamos para lograr el tono propio.

Aunque el taller es -cada año más- un refugio en el que estudiantes o licenciadas de Comunicación pueden adquirir herramientas específicas para escribir crónicas (género poco desarrollado como parte de la formación en periodismo gráfico), este espacio no es excluyente. La única condición para quien participa es que le guste leer y escribir: enunciación tramposa, suena más fácil de lo que es. Por las clases han pasado (y no se cansan de volver) escribanas, cooperativistas, filósofas, periodistas, arquitectos, acompañantes terapéuticos, educadores sociales, bioquímicas, sociólogos, obreros, cocineros, empresarios, fotógrafos, ecologistas, feministas, médicos, publicistas, migrantes, jóvenes, mayores.

Cuando el periodismo gráfico deambula por el barrio carga sobre sus hombros el rumor de ser ese hijo bastardo de la literatura, o una suerte de hijo menor que no termina de madurar. Siempre nos corre el tiempo para “cerrar” notas a contrarreloj, con historias que ─vaya paradoja─ aspiran a perdurar en los libros de la buena memoria. En defensa del oficio, Juan Villoro acuñó su célebre frase: “El periodismo es literatura bajo presión, que perdura más allá de su contingencia”.

Con la premisa de que la crónica debe intervenir en el porvenir, del mismo periodista, escritor, ensayista y dramaturgo mexicano tomamos esa imagen con la que definió a este género periodístico-literario como «el ornitorrinco de la prosa». Un monstruo amigable que «de la novela extrae la condición subjetiva, la capacidad de narrar desde el mundo de los personajes y crear una ilusión de vida para situar al lector en el centro de los hechos; del reportaje, los datos inmodificables; del cuento, el sentido dramático en espacio corto y la sugerencia de que la realidad ocurre para contar un relato deliberado, con un final que lo justifica; de la entrevista, los diálogos; y del teatro moderno, la forma de montarlos; del teatro grecolatino, la polifonía de testigos; del ensayo, la posibilidad de argumentar y conectar saberes dispersos; de la autobiografía, el tono memorioso y la reelaboración en primera persona».

Publicaciones Un sueño cumplido fue editar, en forma artesanal y autogestionada, el primer libro del taller: Historias hilvanadas (Bibliobarrio, 2015). Cuenta 19 historias organizadas en tres capítulos: Ornitorrincos (crónicas); La memoria es un deseo que perdura (testimonios del terrorismo de Estado); Detalles hilvanados (relatos).La intención de cada autor y autora es desvelada al lector a través de historias ficcionales o costumbristas, con impresiones de ojo migrante e indignado. Historias de encuentros y despedidas, de oficios en desuso, postales de pueblo y crónicas sobre recitales de rock, partidos de fútbol y viajes.

Durante 2016, El Muro acompañó a la Casa Bertolt Brecht en su proyecto sobre Sistema Penal Juvenil, con talleres destinados a periodistas y a estudiantes, que contaron con invitados especiales, bajo el objetivo de problematizar la cobertura que realizan los medios de comunicación sobre adolescentes en conflicto con la ley penal y brindar herramientas teórico-prácticas para lograr producciones periodísticas con perspectiva de derechos.Como resultado de esos talleres, se publicaron una serie de crónicas reunidas en Cómo contar vidas dañadas.

El Muro en Libertad La invitación del periódico La Semana para que el taller El Muro se brinde en la ciudad de Libertad indica que el sendero empinado y sinuoso que hemos transitado, lleno de energías renovadas con quienes participan cada año, ha sido el camino correcto para, por fin, salir del centralismo montevideano y crear un nuevo equipo de entusiastas cronistas en San José.

No es casual que el anteúltimo Premio Nobel de Literatura (2015), lo obtuviera la periodista bielorrusa Svetlana Alexiévich, gracias a sus crónicas que “dieron voz a los silenciados”: niños que sobrevivieron a la Segunda Guerra Mundial (Los últimos testigos); las mujeres en dicho conflicto bélico combatiendo en el Ejército Rojo -como asistentes, camilleras, enfermeras, telegrafistas y también francotiradoras, conductoras de tanques, oficiales- (La guerra no tiene rostro de mujer); los habitantes de Chernóbil tras el desastre nuclear (Voces de Chernóbil); los soldados de la guerra en Afganistán (Hombres de zinc), entre cientos de historias reunidas ahora en libros que se han ido traduciendo y publicando en castellano.

Con contenidos que abordan la descripción, los diálogos y la acción como herramientas claves para contar historias, sumado a conocimientos para llevar adelante una buena entrevista, una investigación, la edición y su publicación, el taller habilita un espacio donde construir crónicas que luego serán publicadas en el semanario local.

Para lograr este objetivo trabajaremos en una escritura precisa y atractiva, que nos permita contar hechos que ocurren a diario, describir lugares y narrar historias de personajes que nos rodean, de una manera novedosa.

Cuando Alexiévich ganó el premio habían pasado 50 años desde la última vez que un escritor de no ficción recibía el Nobel. De la cronista, la Academia sueca destacó "sus escritos polifónicos, un monumento al sufrimiento y al coraje en nuestro tiempo". Así esperamos que sean las historias que empecemos a urdir en Libertad: una reflexión sobre nuestro presente continuo.

Reflexión a partir de los sentidos, de extrañamiento sobre lo cotidiano, de acercamiento a lo que nos parece ajeno, de investigación, escucha atenta, registro, obra en construcción.

AZUL CORDO Periodista y Licenciada en Comunicación Social. Coordinadora del taller El Muro. Sus artículos e investigaciones abordan las violaciones a los derechos humanos y las luchas por los derechos de las mujeres, niños, niñas y adolescentes. Actualmente colabora en el semanario Brecha y coordina el taller de crónicas El Muro. Escribió en La Diaria, Uypress, UniRadio, NoTeOlvides, Agencia Télam, entre otros medios. Realizó especialización en crónicas y perfiles con Martín Caparrós, Julio Villanueva Chang y Hernán López Echagüe.

Por Azul Cordo tallerelmuro@gmail.com @azcordo








Periódico La Semana - ® 2001-2017 - Libertad, dpto. de San José, Uruguay - Hosting/desarrollo info@crearte.net.uy