Libertad, dpto. de San José, Rep. O. del Uruguay

Última actualización: hace 7 horas


05.09.2017 | Deportes | 105 lecturas




Juventud y otro triunfo trabajoso ante Juincam

Juventud y otro triunfo trabajoso ante Juincam
Juventud ganó 2 a 0.

Lo de Juventud ante Juincam es un “film” que ya se vio en más de una ocasión y que ha tenido casi siempre el mismo final: la victoria verdolaga. No sin antes sudar “la gota gorda”, ante un equipo batallador y solidario, que deja la piel en cada pelota dividida, pero que maneja con gran criterio solo una parte del libreto, la defensiva, quedando con gusto a poco a la hora de crearle peligro a su rival, de lastimarlo, para intentar goles y alegría.

La primera etapa del elenco visitante fue casi perfecta, porque hizo que Juventud entrara en su juego. Ya que a la verde le faltó profundidad, porque los de la Colonia Alonso Montaño se abroquelaron de buena forma, siendo un equipo compacto y casi sin grietas defensivamente. Además contó con la gran labor de Luis Rodríguez, que estuvo muy atento bajo los tres palos, y también con el buen funcionamiento de Juan Arrizabalaga en el fondo, que sobresalió sobre el resto.

A la verdolaga le faltó futbol asociado en esa etapa, y contó con algunos chispazos de Agustín Guerra por zurda, más la asociación de Perdomo-Campelo por derecha, pero el primer nombrado no estuvo “fino” para finalizar de buena manera sus intenciones de buscar a Núñez o González en ofensiva. Por eso, lo más cera al gol que estuvo Juventud fueron sendos cabezazos, primero de San Martín, que atrapó muy bien Rodríguez, y luego de Ríos que se fue por encima del travesaño.

Y entre la poca conexión entre volantes y delanteros del conjunto local, más que Beltrán tuvo que cortar demasiado el encuentro por infracciones o molestias sanitarias de jugadores, la primera etapa cayó en un pozo, y casi que fue para el bostezo en la agradable tarde sabatina.

El pecado de Juincam estuvo en no poder arriesgar un poco más en ofensiva, donde quedó expuesto a alguna corrida de Rodríguez o genialidad de Peñaloza. A lo Uruguay-Argentina, donde el conjunto de Ibarra representó a la gloriosa celeste, y el del “Pepe” Ferrari la poco profunda selección del otro lado del Río de la Plata.

INSISTENCIA CON PREMIO Ambos equipos saltaron sin variantes para el complemento, y con el fin de encontrar alguna emoción, y que el trámite del match se viera sacudido. Desde el vamos, el local salió a plantarse en campo rival, tratando de mejor manera el balón y con llegadas al arco de Rodríguez con pelota dominada.

A los seis minutos, González picó al vació tras gran pase de Ramos pero Rodríguez ganó el duelo, yendo abajo con decisión.

Y diez minutos después, el mismo duelo tuvo al mismo “ganador”: Rodríguez. Esta vez ante un cabezazo del delantero, que se metía por el segundo caño.

Juventud presionaba con mejor dominio de balón de Ramos, encontrando en Campelo y Guerra los mejores intérpretes por las bandas. Mientras que la visita se replegó cada vez más contra su valla peligrosamente, dejando al “Vivi” Rodríguez como el llanero solitario en ofensiva, yendo al sacrificio ante zagueros de igual o hasta mejor porte físico.

Sin ser un azote, el local merodeó el gol. Alguna pelota quieta o genialidad del alguno de sus jugadores con buen pie podían romper el cero, y la segunda opción fue la que surtió efecto.

Pasada la media hora, Guerra recibió de un lateral, y encaró para dentro, para sacar un misil que explotó en el primer palo de Rodríguez que se vio algo sorprendido y no pudo despejar de la mejor manera el balón para que Juventud se pusiera arriba en el tanteador.

El gol trastocó todo. El conjunto de calle Lavalleja ganó en tranquilidad, y el albiverde tuvo que cambiar el libreto, ya con dos hombres nuevos en ofensiva. A pesar de ello, el que tuvo la chance más clara de Juincam fue Yoni Fajardo que aprovechó una titubeante salida de Nicolás Facal y la pelota suelta, pero su remate se fue por encima del horizontal.

Y cuando la visita trató de “arrimar el cuerpo” al arco de Facal, Posse festejó para la verde. Un centro por bajo de Guerra fue interceptado en el área por el ex Resero, que con un anticipo en el primero palo se llenó la boca de gol, y le puso candado a la victoria local.

Los últimos minutos tuvieron algunas llegadas para ambos conjuntos, donde Ramos y Nieves estuvieron cerca de convertir pero las actuaciones de los goleros evitaron un nuevo grito de gol en el encuentro.

Ganó Juventud y lo hizo de forma justificada, por genialidad y oportunismo, ante un rival que lo peleó y aguantó a pie firme hasta que pudo, pero le faltó arriesgar un poco más si quería defender su liderazgo solitario de la Serie B. Ahora estos rivales y Cruz Real comparten dicha condición, pero más atrás aparecen Oriental y San Rafael que tampoco se darán por vencido fácil para pelear los cuatro lugares de Playoff.

Por Santiago Fontes

Foto: Edward Braida.








Periódico La Semana - ® 2001-2017 - Libertad, dpto. de San José, Uruguay - Hosting/desarrollo info@crearte.net.uy