Libertad, dpto. de San José, Rep. O. del Uruguay

Última actualización: hace 7 horas


11.07.2017 | Deportes | 218 lecturas




Monroe: basquetbolista norteamericano radicado temporalmente en Libertad

Monroe: basquetbolista norteamericano radicado temporalmente en Libertad
Tarrie Monroe, volverá a Estados Unidos en breve.

Llegó a Montevideo en 2008, como muchos compatriotas suyos tentado a incursionar en el básquetbol uruguayo para fichar por Yale, luego pasó cuatro años en Unión Atlética, Sayago, Larre Borges y finalmente militó dos temporadas (2010 y 2016), en Bohemios.

Tarrie Monroe, norteamericano nacionalizado uruguayo, con sus más de 2 metros tuvo además pasajes de su carrera por seis años en Suecia, Alemania e Israel y el destino lo trajo a Libertad junto a su esposa Paula Umpiérrez y su hijo Luca, de un año, su enorme humanidad no ha pasado desapercibida para los libertenses, que seguramente lo han visto cercano a las diversas actividades del profesor Ruben Suárez, tratando de transmitir a los más pequeños parte de sus aprendizajes deportivos y sobre todo de la vida.

Con las dificultades idiomáticas inevitables, aunque Tarrie comprende bastante bien el español, La Semana dialogó con el americano para que dejara su mensaje de despedida de esta pequeña comunidad.

Tarrie dijo que tras su experiencia europea “llegué a Uruguay y jugué para varios equipos” y agregó que “al principio el deporte estaba bien, luego ha ido cambiando bastante y el tiempo pasa y también la edad empezó a ser una limitante”.

El deportista dijo también que tiene “otras expectativas” que no podría desarrollar en nuestro país y que intentará “realizar en Chicago”, su ciudad natal, donde piensa “trabajar con niños de las escuelas” o buscar otras alternativas porque allá “tendré más oportunidades, puedo hacer cualquier trabajo, tengo muchos contactos, tengo a mi familia americana también”.

QUE ESTUDIEN A Tarrie le preocupa que “los niños estudien y completen su currícula además del básquet” y eso lo ha querido transmitir en sus contactos con chicos de Libertad. “Les dije que jueguen al basquetbol pero que el basquetbol no es todo, que además tienen que estudiar mucho para tener más oportunidades en sus vidas, porque no todos podrán jugar profesionalmente” y agregó que él ha jugado “desde los 16 años, pero pude terminar la Universidad y tengo los certificados de ello” y que no quisiera que los niños dejen de estudiar para jugar “porque algún día lo van a lamentar”.

En cuanto a su experiencia en Uruguay Tarrie dijo que “en lo deportivo no ha sido todo perfecto, pero el deporte es así, tiene altibajos y se precisa también un poco de suerte pero lo más importante es que hice amigos, tengo a mi esposa e hijo, con quienes creo que tendremos en mi país más oportunidades para todos”.

Al finalizar la charla Tarrie Monroe agradeció la oportunidad que tuvo de probar “la mondongo” y dijo que le gustó mucho una buseca que compartimos entre amigos hace pocos días, a este gran amigo y a su familia lleguen nuestros mejores deseos en la nueva etapa que se les abre en la lejana ciudad de Chicago.

Por Jorge Gambetta.








Periódico La Semana - ® 2001-2017 - Libertad, dpto. de San José, Uruguay - Hosting/desarrollo info@crearte.net.uy