Libertad, dpto. de San José, Rep. O. del Uruguay

Última actualización: hace 27 horas


23.05.2017 | Deportes | 134 lecturas




El santo pegó justo a tiempo

El santo pegó justo a tiempo
Núñez y Ortega disputan el balón en la trascendental victoria de San Rafael en Libertad.

San Rafael ganó mucho más que tres puntos en Libertad al derrotar 3 a 1 a Juventud y acomodarse en la tabla de posiciones de la Serie C por la Divisional A de la Copa Nacional de Clubes 2017.

Para la visita no había mañana, luego de dos derrotas en Rafael Peraza, y en base a esa necesidad tomó la posta en los primeros minutos de juego. Con Gastón Ferrero inspiradísimo, el “Sanra” encontró su mejor fútbol por la derecha, donde el 10 de Canelones lastimó al tener tiempo y espacio para darle buen destino al balón. Allí, el ex Tanque Sisley le ganó la espalda a Nahuel Urse y desniveló frente a Agustín Belarmino, que muy tempranamente estuvo condicionado por amonestación.

La primera aproximación sobre los arcos se dio en el minuto cinco, cuando Martín Díaz se filtró por la calle central y tiró por arriba del arco defendido por Nicolás Facal. Esos instantes la visita controló el balón y en Juventud se volvió a notar a un Joaquín Ríos algunas veces desbordado ante la escasa recuperación de pelota de sus compañeros en la mitad del terreno.

Y a los 13´, la tribuna visitante saltó de alegría, cuando Ferrero tomó una pelota con mucha libertad en el vértice derecho del área y remató fuerte, el destino del balón no tenía mayor peligro, pero en el trayecto rebotó en Pablo Belarmino y le coló por encima a Nicolás Facal, para estampar la apertura del score.

El conjunto orientado por Ulises Bentancor sin ser un aluvión encontró el merecido premio gracias a la desgracia del mayor de los Belarmino, pero eso no fue todo, porque Ferrero no tuvo solución para el mediocampo verde por entonces, y tuvo otra chance que se fue cerca del palo derecho del arco local.

A Juventud se lo veía desenchufado, dormido, ante un rival que merodeo otra vez el área local por derecha, y esta vez San Martín le cometió penal a Díaz, en una jugada que dejó alguna duda, aunque tampoco hubo mucha protesta de parte del defensor central.

La pena máxima estuvo a cargo de Alejandro Rodríguez, que remató bajo, cruzando el balón, para abrazarse con sus compañeros y duplicar diferencias.

Los dos guantazos del santo, golpearon duro a Juventud, que luego de la primera media hora salió del letargo y se acordó de atacar; y además sitió mejor a Ferrero que es el titiritero del conjunto del kilómetro 72.

La primera chance verde la tuvo Urse, que se morfó un gol increíble con el arco vacío en el medio del área, cuando Fernando Emanuele había perdido solo la pelota tras chocar con un compañero. Y en la siguiente jugada, Agustín Núñez encaró por derecha a un dubitativo Mauricio Ortega, ganó la cuereada, y el centro atrás lo capturó Joaquín Ramos que sacó un misil que estalló en el segundo palo del ex arquero de Campana para lograr el descuento.

La verde se animó y despertó, y con eso se armó otro partido, más parejo, y pareció que los orientados por Luis Ferrari estaban para seguir de largo, pero ese envión no fue cristalizado en la red, con algunas chances claras, por ejemplo, como un cabezazo de Núñez solo en el corazón del área que se fue por arriba del travesaño.

Carlos Sotelo dio por finalizado un primer tiempo que dejó la sensación de que el momento santo había pasado, y que la verde por ser local y estar abajo, donde afinara la puntería podía nivelar nuevamente el marcador.

PENAL Y GOLAZO

Ninguno de los dos equipos tuvieron variantes de cara a los segundos 45 minutos. En los primeros instantes del complemento, el local salió en busca de la ansiada igualdad, y aunque no fue prolijo, arrinconó por momentos a San Rafael contra su arco.

En la primera de cambio, una jugada por el ataque izquierdo de Juventud tuvo la mano clara de Sebastián Rebollo dentro del área santa, que Sotelo no dudó y sancionó marcando el punto penal. La ejecución estuvo a cargo de Ramos, que disparó desviado y la pelota se fue afuera, junto al palo de la mano derecha de Emanuele.

El local sintió el cimbronazo de volver a perdonar a su rival, y a pesar de que fue al frente, otra vez le faltaron ideas para lastimar a una defensa santa que tuvo un gran desempeño del veterano Rebollo, que fue bien secundado por Cristian Silva y Santiago Perdomo, cuando ingresó al campo de juego.

La inoperancia y desorden en el cual entró por momentos Juventud, hizo que San Rafael encontrará espacios y castigara sin piedad. A los 22´ del complemento, Sebastián Juárez, amo y rey del mediocampo, tuvo su premio, cuando pescó una pelota en la medialuna del área, se acomodó y sacó un remate bárbaro que se coló contra el palo derecho de Facal, para meterse en el podio de las mejores actuaciones indivuduales de la tarde en el Complejo verdolaga.

Ese mazazo fue mucho para el local, que luego quemó las naves, con los ingresos de los rápidos Díaz y González, pero que otra vez amontonó jugadores en ataque sin poder crear chances nítidas de gol.

El “Sanra” se aferró a la ventaja tomada y estuvo a punto de golear, pero Federico Baudín ingresó distraído y cayó mucho en offside. Luego, atrás y el mediocampo fueron compactos, para lograr la segunda alegría en cuatro presentaciones, y la segunda en condición de visitante, para tomar aire en una serie que, salvo San Carlos, se prevé con final abierto para lograr el segundo boleto a cuartos de final.

En tiendas verdes, la preocupación porque el equipo no ha encontrado el mejor funcionamiento, y porque ha cometido errores puntuales, que en este tipo de torneos se pagan muy caros. Más allá de eso, queda mucho camino por recorrer, pero ambos conjuntos de la liga ecildense saben que están en condiciones de meterse entre los 8 mejores del interior y el mano a mano entre ellos será tremendo; la primera pulseada fue santa y justo a tiempo.

Por: Santiago Fontes

Fotografía: Edward Braida








Periódico La Semana - ® 2001-2017 - Libertad, dpto. de San José, Uruguay - Hosting/desarrollo info@crearte.net.uy