Libertad, dpto. de San José, Rep. O. del Uruguay

Última actualización: hace 17 horas


17.05.2017 | Deportes | 83 lecturas




La maldición de San Carlos: Juventud también cayó de local

La maldición de San Carlos: Juventud también cayó de local
Caras largas en tiendas verdes al término del encuentro.

Juventud Unida hizo su estreno de local en la Copa Nacional de Clubes pero no pudo ser con alegría, ya que sucumbió por 1 a 0 ante San Carlos, que llegó al gol por parte de Pablo Moreira al minuto 69.

En un encuentro que tuvo dos tiempos muy diferentes, la visita sacó la ventana en el complemento, a pesar que su mejor funcionamiento haya sido en la primera mitad.

San Carlos planteó un sistema táctico idéntico al encuentro ante San Rafael, y en esa primera etapa se hizo dueño del balón, a pesar que no llegó con demasiado peligro al arco custodiado por Nicolás Facal. Con Joaquín Ríos como único hombre de marca en la zona central, a Juventud le costó adueñarse del balón, porque los Suárez toquetearon y movieron la pelota de un lado a otro, incluso el capitán del conjunto local estuvo a punto de irse a las duchas por reiteración de faltas, cuando a la media hora de juego ya tenía tarjeta amarilla. Sin embargo, Néstor Izquierdo fue muy permisivo con el número cinco, e hizo caso omiso a los reclamos de la parcialidad visitante.

Y mientras en el mediocampo fue “tuya y mía”, en la retaguardia San Carlos sufrió muy poco, ya que Posse-Núñez fueron bien controlados por Juan Ignacio Ramos y compañía. Acaso, algunos chispazos de Sebastián Perdomo fueron lo mejor en la parte ofensiva de Juventud en esa primera etapa, que tuvo apenas un remate de afuera del área del número 10 que paso cerca del palo derecho de la mano de Nicolás Alonso.

En ese entonces, la visita se aproximó con alguna pelota quieta al área verde, pero los zagueros y el arquero local estuvieron muy atentos. La única chance clara de gol fue a los 23´ y la tuvo Héctor Duarte, luego de una salida rápida del conjunto albirrojo de contragolpe, y el cabezazo del “Toto” que dio de lleno en el horizontal, luego de la gran asistencia de Emiliano Bernales.

A partir de allí los arqueros tuvieron poca labor, y el visitante se sintió cómodo escondiéndole la pelota a la verde, que por frustración muchas veces, cortó el juego sistemáticamente. Quizás le faltó la otra parte del libreto (ser más punzante en ofensiva), pero con poco más para destacar Izquierdo dio por finalizada la primera etapa.

CAMBIO

La segunda etapa no tuvo cambios en ninguno de los dos equipos, pero si hubo un cambio en el trámite del juego, que no fue tan prolijo, pero si más directo y con más chances sobre ambos arcos y emoción hasta el final.

La primera del complemento la tuvo Juventud, donde tras una buena jugada colectiva por derecha, Perdomo pisó el área y su remate fue rechazado por Alonso, en una jugada donde pareció que el volante verde se apuró a definir cuándo tenía tiempo y espacio.

San Carlos también respondió, luego de un tiro libre de Germán Suárez (una de los destacados del partido) que pegó en uno de los palos de Facal, tras un tiro libre cerrado, donde parecía casi imposible incrustar la pelota por el segundo parante.

Y mientras los técnicos ya quemaban variantes, Pablo Moreira, sorprendió a todos a los 24 minutos e hizo delirar a la gente visitante. El volante aprovechó un gran centro Bernales desde la derecha y llegó por el medio del área para conectar de cabeza y poner arriba a su equipo.

Ese golpe al mentón de Juventud significó mucho, porque la verde ya no contaba con Posse y quedó a merced de los veloces por afuera, pero sin peso en el área, donde Ramos se comenzó a erigir como figura, cuando empezaron a caer envíos de todas partes.

Las ganas y la poca claridad del local fueron el denominador común de los últimos 20 minutos del juego, donde lo mejor estuvo en algún arranque de Agustín Guerra por izquierda. Sin embargo eso no fue suficiente para un Juventud que dejó la piel dentro de la cancha, pero se chocó con un cuadro experiente, con oficio copero, al que poco le importó la suma de delanteros, ya que bancó todo dentro de su área y justificó su imposición por ser firme atrás y aprovechar las pocas ocasiones en ofensiva. Lo que tiene que tener un conjunto visitante si quiere sumar en feudo ajeno.

Ganó San Carlos y puso pie y medio en segunda fase, ya que sus dos victorias de visitante le dan tranquilidad para empezar a sumar de local de aquí en más. Juventud murió con los ojos abiertos, fue incansable en la entrega, pero ante rivales de fuste se precisa más que esa distinción y por ende deberá seguir batallando con los demás rivales para tratar de conseguir el pasaje a cuartos de final del certamen.

Por: Santiago Fontes

Fotografía: Sebastián Parentelli








Periódico La Semana - ® 2001-2017 - Libertad, dpto. de San José, Uruguay - Hosting/desarrollo info@crearte.net.uy