Libertad, dpto. de San José, Rep. O. del Uruguay

Última actualización: hace 10 horas


07.02.2017 | Deportes | 105 lecturas




Punto vestido de albirrrojo

Punto vestido de albirrrojo
San José Interior no pudo quebrar a Florida Capital y complicó su clasificación.

San José Interior y Florida Capital quedaron a mano en el encuentro de ida por los cuartos de final de la Regional Sur al igualar 0 a 0 en el Parque “Dr. Rodríguez Bonavitta” de Ecilda Paullier, el pasado sábado ante un aceptable marco de público.

El empate, plenamente justificado por el trámite del juego, indudablemente le cayó de mejor forma a los floridenses, que mañana (miércoles) afrontarán la revancha en el lindísimo Estadio “Campeones Olímpicos” de la ciudad de Florida.

Más allá que la igualdad agradó en tiendas visitantes, también quedó un dejo de sabor amargo, ya que fue el equipo que estuvo más cerca de llevarse las tres unidades. Es que en los primeros instantes del partido, un movedizo Gustavo Iturburo (Ex Universal) complicó a la zona defensiva ecildense. Allí, los orientados por Rodolfo Armas marcaron muy en línea, y el goleador encontró espacios picando al vacío.

A los tres minutos, una pelota puesta por Rodrigo León para Iturburo, dejó mano a mano al delantero con Nicolás Moreno, pero el duelo lo ganó el arquero local yendo abajo y bloqueando el remate cruzado del hábil jugador.

Esa jugada, más algún otro intento individual de Iturburo fue lo que más sobresalió en los primeros 20’, pero dos ‘encontronazos’ con rivales que castigaron fuertemente, dejaron al ex Universal sin más minutos en cancha, siendo suplantado por Fabián Vázquez antes de la media hora de juego.

Ese cambio beneficio a San José Interior que no tuvo que preocuparse más por el arma letal de Florida, y pudo controlar de mejor forma el juego del “Huevo” Vázquez, que indudablemente cumple una función totalmente distinta a la de Iturburo.

El encuentro se tornó parejo, con mucha fricción en la mitad de terreno, donde los “creadores” perdieron ante la pegajosa marca de sus rivales. A León por un lado y a Portillo por el otro, les costó tomar contacto con el balón y hacer jugar a sus compañeros.

Lo más cerca del gol en el conjunto orientado por Armas, fue un remate de lejos de Sebastián Berriel que se fue contra el palo del arco defendido por Andrés Cabrera.

Los minutos corrieron con un opaco trámite, donde la pelota fue destratada totalmente y vivió en el aire. Allí, siempre ganaron los defensores, donde el de mejor actuación nuevamente fue Pablo Belarmino, el zaguero de Juventud Unida.

Cerca del final, el canario William Palacios le perdonó la vida a Mauricio Ortega, que ya tenía amarilla y cortó un avance rival, y por ende era pasible de la segunda amonestación, pero el colegiado no lo entendió de esa manera. Palacios, por momentos, dejó pegar demasiado, y debió mostrar algún que otro cartón más, para calmar los ánimos.

COMPLEMENTO

La segunda mitad comenzó sin variantes en los equipos, en donde los primeros minutos tuvo al elenco local que empujó con insistencia contra el arco de Cabrera.

Una mala salida del arquero visitante, propicio un cabezazo que se fue apenas afuera del mayor de los Belarmino, que quedó lamentándose por dicha acción. En la recarga, Matías Castro (ex Central), hizo lucirse a Moreno, que tuvo que esforzarse para sacar una pelota que se le metía en el ángulo superior derecho.

Sin ser nada del otro mundo, en la segunda mitad ambos equipos se animaron un poco más, y por lo menos tuvieron chances reales de gol. El estado del campo de juego hizo que la pelota quieta fuera la vía más buscada por ambos.

Pero en la jugada más clara de toda la noche, a los 26’ del complemento, un mal adelantamiento de la defensa local, dejó solos a Vázquez y Labandeira, y el segundo con todo el arco a disposición y cuando muchos se paraban a gritarlo, remató afuera del arco defendido a esa altura por Luis Rodríguez. Quizás un mal pique del balón y el apresuramiento del delantero hicieron mella en la deficiente definición, que pareció poco creíble.

En la recta final del partido los bancos comenzaron a moverse, Armas metió a Javier Vargas y Alejandro Rodríguez, mientras que Edgardo Ramón apostó por Diego Liguera.

El local a pesar de ir a buscar con un 4-3-3, no pudo encontrar de la mejor forma a Rodríguez, y tuvo que esperar que otra vez Belarmino ganara por la azotea para merodear el gol.

Luego, en el otro arco, Labandeira probó de afuera pero encontró las manos de Rodríguez, que se vio muy firme y seguro desde que tuvo acción.

Los últimos minutos fueron de “cuidado” para ambos conjuntos, donde nuevamente el trámite cayó en un pozo, porque los 22 actores sabían lo que significaba un gol a esa altura del partido.

Y con Florida ciertamente conforme, más el local con algunos tibios intentos pero no regalando nada atrás, Palacios sentenció el final a cero.

Punto que parece sentarle de mejor manera a los albirrojos, que ahora definirán en su estadio, ese que conocen demasiado, de grandes dimensiones y de mejor piso para el fútbol que practican comúnmente.

Tarea difícil para el elenco orientado por Armas, pero no imposible, aunque los números hablan a las claras que apenas pudo cosechar un punto de nueve y no convirtió goles en calidad de visitante.

Los muchachos josefinos tendrán una nueva oportunidad de dar el zarpazo y seguir haciendo historia en esta Copa Nacional de Selecciones; con la oreja pegada a la radio, porque también está la chance latente de pasar como “mejor perdedor” y para eso será fundamental forzar los penales o caer por la mínima diferencia.

POR: Santiago Fontes

FOTOGRAFÍA: Edward Braida








Periódico La Semana - ® 2001-2017 - Libertad, dpto. de San José, Uruguay - Hosting/desarrollo info@crearte.net.uy