Libertad, dpto. de San José, Rep. O. del Uruguay

Última actualización: hace 5 horas


27.07.2017 | Cultura | 119 lecturas




La Sabia Escuela publicó en YouTube su nuevo video

La Sabia Escuela publicó en YouTube su nuevo video
Los integrantes del trío actuando en Casa de la Cultura (foto archivo La Semana).

El rap en Libertad sigue gozando de un viento de popa que lo arrastra a toda velocidad entre la marea musical. La Sabia Escuela, agrupación que integran los pioneros de este género en la ciudad, publicó un nuevo trabajo en YouTube que significa un salto de nivel audiovisual respecto a trabajos anteriores.

“Se pierde y se gana/se pierden personas/ se ama y perdona/aunque las penas perforan”, dice Erwin Borrell, compositor de “Love in my heart”, el último trabajo de La Sabia que nace desde la oscuridad del dolor de la pérdida.

“Cuando nos juntamos y alguien trae la música, sale, en este caso Erwin apareció con la instrumental, la idea y el estribillo”, cuenta en la Cueva Records, un pequeño reducto en calle Colón, Martín López (LPZ). “En realidad era una canción entera, pero como estaba para fallecer mi vieja y la vieja de él ya había fallecido, era todo un conjunto que estaba bueno unirlo para una canción sola. Desarmé el tema, nos quedamos con el estribillo y ahí arrancamos”, cuenta Borrell.

Entre parlantes, ceniceros, micrófonos y rap, López explica a La Semana que “la mayoría de los temas” son creados a partir de algo que “nos pasó algo, algo de lo vivido”, ya sea “nuestro o de los semejantes, buenas o malas”. Es así que Love in my heart decidió recurrir al contexto religioso para representar una pérdida que deja al sujeto en el desconcierto. “Tiene que ver, todo creemos en algo, ya sea en vos mismo”, explica López. “La idea fue darle un orden, cuando ya estás en el último momento para algo que no tiene arreglo, siempre intentas acudir a algo externo, pedis una ayuda”, agrega Borrell.

El audiovisual, aunque redundante en imágenes católicas, no busca, según sus integrantes, hacer hincapié en este sentido. “Ninguno es católico”, dicen, aunque “se respeta, cada uno tiene sus ideas”. “No se armó el tema como algo religioso, todo llevó a armar ese contexto para que todo tenga un sentido, buscar una lógica”, agregan.

EL TRABAJO El video hace un salto de nivel con los anteriores, incluso “el sonido ya es diferente”, y es a lo que apuntan, “mantener ese nivel”. Fue grabado en la Cueva Records, donde “generalmente se hace lo crudo”, y después Erwin hizo el trabajo de masterización y postproducción. “No tenemos un disco, no no hemos sentado para hablar en ese sentido. Nosotros trabajamos, hacemos canciones y seguimos trabajando audiovisualmente porque es la salida, la gente quiere ver algo”.

La Sabia Escuela sostiene que “hoy en día no es lo mismo subir una maqueta con una imagen a internet que subir un audiovisual” porque el “mercado es diferente”, según dijo Borrell. “Primero el audiovisual, después sacas la maqueta”, ratifica López, y “así lo vemos nosotros y lo hacen las bandas internacionales”, agrega.

HISTORIA El génesis de La Sabia se remonta a 2012, cuando varios de sus integrantes, entre ellos López, Borrell y Nicolás Arévalo (NicoMC), que también está presente en la entrevista con La Semana, decidieron comenzar talleres que abordaran diferentes artes dentro de la cultura hip-hop. De esta instancia participaron unos 20 jóvenes que, con el tiempo, se convertirían en otros exponentes del rap local como LPDA o McMati (Matías Lacabanne).

“Eso nos ayudó mucho a nosotros y fue un laburo bárbaro”, cuenta López sobre el grupo que en ese entonces se llamaba HH Resistencia. “Nos llenó bastante y dio sus frutos”, agrega y es que con ellos “salieron todos los que estaban escondidos”, complementa Arévalo“Ahí se daba de todo, graffiti, escritura, se comenzó a apreciar la poesía, escribir poesía”, recuerda Borrell. “La idea del taller no fue esa -popularizar el rap-, se fue dando solo. El objetivo era que muchos gurises andaban en la calle, que no tenían un rumbo, un camino, y ¿quién más que el arte para encaminarte a hacer algo?”.

Desde ese entonces y después de que se sumara MC Aler para conformar La Sabia Escuela, el rap en Libertad se propagó y si bien aún está lejos de ser un arte “popular”, hoy “todo el mundo rapea”. “Ahora es mucho más intenso, ahora todos rapean”, dice Martín López. “Estoy más concentrado con el grupo, trabajando acá, pero la otra vuelta fuimos al parque y pasó eso”, dice señalando a Nicolás, que explica: “Pusimos una instrumental, comenzamos a improvisar y cuando quisimos acordar estábamos en una ronda, unos diez gurises rapeando”.

“Ayudó mucho internet”, agrega Erwin y Martín ratifica: “Si, internet fue la bomba. No tenes los recursos para grabar un disco, subis lo que tenes. Es mucho más fácil y llegas a más gente”.

López recuerda sus inicios en Ciudad del Plata y marca las diferencias entre estas diferentes etapas del rap: “Arranqué en Playa (Pascual) en la Parada Siete. Ahí, con alguna gente lo único que hacíamos era improvisar, porque el acceso para grabar era muy limitado. Y los ritmos eran con la boca o con cassette”. Hoy, a través de plataformas como YouTube o SoundCloud, las jóvenes que se animan a rimar para expresar lo que piensan se multiplican. “Hay de todo, hay cosas serias y mucho cliché barato”, se ríen: “Hay de todo”, repite.

METAS La meta es “vivir de lo que uno hace”, dice sin rodeos LPZ, y para eso se alimentan de las historias de aquellos artistas que salieron del internet y “llegaron a pegar”, sin “trabajar con discográficas” y proponiendo tu trabajo “independiente”. Tienen intenciones de grabar un disco, aunque cada integrante trabaja en sus propias maquetas y aún no han comenzado con ese trabajo.

Después de su participación en la Fiesta del Parque, tuvieron la oportunidad de “hacer algún mango” y comprar los equipos que ahora utilizan en la Cueva Record y con los cuales ya mostraron que pueden mejorar su arte. Ahora están inscriptos en el Encuentro de Arte y Juventud de la Dirección Nacional de Cultura y del Instituto Nacional de la Juventud (dependientes del MIDES) y esperan participar nuevamente. Y así, entre pasos grandes y pequeños, La Sabia Escuela acumula conocimientos mientras espera por el pegue que le permita cumplir sus objetivos.

Por Edward Braida.








Periódico La Semana - ® 2001-2017 - Libertad, dpto. de San José, Uruguay - Hosting/desarrollo info@crearte.net.uy