Libertad, dpto. de San José, Rep. O. del Uruguay

Última actualización: hace 16 horas


16.02.2017 | Cultura | 236 lecturas




Nadia Valverde y su pasión por el ritmo

Nadia Valverde y su pasión por el ritmo
La vedette lleva varios años desfilando en las Llamadas (foto El País).

La sucesión de sonidos, esa forma de alternar y combinar la música del candombe, es lo que le da sentido a todo, y según Nadia Valverde, “hay que tener amor por este ritmo, sentir pasión por el candombe”, para poder salir a arrasar con todo, bailar casi sin ropa, con el peso de plumas alambradas a la espalda, con cámaras, miradas y críticas. Valverde cuenta que el candombe es una pasión en su vida, y que el disfrute de bailar al ritmo de los tambores es algo que no se puede explicar con palabras.

Todos los años las preparaciones para el desfile son distintas, pero ya temprano en la tarde comienza. Este mismo viernes 10 de febrero sobre las 16 horas ya comenzaron a peinarla, pero la cosa venía de antes. “Son muchos y van por tandas, imaginante que no todos se pueden maquillar al mismo tiempo, pero acá en La Facla se trabaja todo de una forma muy organizada y muy profesional”.

Valverde cuenta que una misma modista es la que hace la ropa de todos, y que en su caso nunca hay mucha ansiedad por el traje. “Me lo probé una vez y está, al ver que me quedaba bien, que me quedaba cómodo ya está. Pero eso depende mucho de la persona, algunas son muy ansiosas, yo con tener seguro una vez que me queda bien, ya está”. La vedette dice que no tiene vergüenza, ni ningún tipo de pudor al salir a bailar, y agrega que eso “debe de ser algo que le pasa a todos, porque si vos lo haces es porque te gusta, es porque tenés pasión por lo que escuchas y por lo que se está transmitiendo”.

Inconvenientes miles ha tenido a la hora de desfilar: “pasa de todo con la ropa y hasta con el mismo ambiente que se genera que es muy competitivo en las comparsa grandes”. Pero la joven le pinta sonrisas a todo y cuenta que “ya me pasó de todo, y ahora se que más que eso no me puede pasar, entonces estoy tranquila”. Las bailarinas que se pegan a sus cuerpos el vestuario, y que van casi a pleno con su cuerpo a la vista, siempre tiene la ayuda de los compañeros que van siguiendo el desfile: “alguien siempre hay que te puede auxiliar en ese momento”, contó.

NACE El candombe tiene fecha de nacimiento en su vida y es bien local: “mi venida a Montevideo fue casual, yo comencé en Afro Pueblo bailando danzas africanas grupales”. La comparsa que tenía como sede la localidad de Rafael Peraza fue la primera plataforma por la que se llegó al candombe, luego de ahí tuvo años sin actividad concreta y tras una charla con el dueño de C 1080 se implantó de lleno en el carnaval de Montevideo, en el desfile de Llamadas, en el concurso oficial y en todos los desfiles y eventos que la comparsa opta por participar.

La historia es de esas que se dan siempre en Uruguay, pero que vienen pegadas al talento y que de seguro siguen solo y exclusivamente por el trabajo, la dedicación, el amor y la voluntad. “Mi padre conocía al primo de Cachila -el dueño de C 1080- y entonces una vez conversando él vio una foto mía, y ahí mi padre le contó que a mi me gustaba bailar”, cuenta Valverde. De ahí la seguridad y su talento hicieron el resto. “Fui a hablar con Cachila y él me preguntó ‘¿si salís qué querés hacer?’ Y yo le dije si me das a elegir, yo quiero salir de vedette”, cuenta Valverde mientras repasa cómo fue que llegó a estar pegada a una de las cuerdas de tambores más históricas de nuestro país.

Hasta el 2014 estuvo en esta comparsa, pero la rutina de trabajo la agotó y por eso decidió abrirse. “Yo sentí que había cumplido un ciclo, además había decidido que necesitaba un descanso y que seguro no iba a hacer Teatro de Verano por uno años”, cuenta Valverde.

Ella detalla que el trabajo comenzaba en octubre y que iba hasta mayo, que eran meses y meses sin respiro, que más allá de la fuerza del desfile de Llamadas la comparsa estaba en el concurso oficial, todas las otras noches tenían tablados y además de estar presentes en distintos eventos nacionales e internacionales, viajaban a muchos desfiles del interior del país.

No se queja de esto, cuando explica las caravanas de un lado al otro, se sonríe y por si las dudas aclara: “ojo, yo nunca me quejé de nada, me encantaba hacerlo, disfrutaba mucho, pero sentí que necesitaba un descanso”.

No solo se planta como mujer decidida cuando baila, sino que queda claro que da con lo que busca. “Yo quería seguir, pero no a ese ritmo y buscaba poder estar en Llamadas”, dice, para agregar que La Facala le dio eso que quería. Es un ambiente más familiar, una comparsa que si bien es nueva con este nombre parte de sus integrantes vienen de otra que tiene años de historia, y si se mira en frío en muy poco tiempo pasó ya a estar en el último día del concurso: “estoy muy contenta acá, y como el año pasado nos fue bien ya nos pusieron a desfilar el viernes”.

PROFESIONALISMO La murga es el género madre del tablado, pero más que nada es el espectáculo central del concurso oficial de carnaval en Teatro de Verano. Basta con ver hasta el orden de las presentaciones, las murgas siempre cierran. Para Valverde la categoría de “Negros y Lubolos” viene mejorando año a año, en escenografía, pero también en la manera de tratar los temas, de todos modos reconoce que son muchos lo que afirman que las instancias de Teatro de Verano no tiene el mismo gusto que lo que pasa en Llamadas.

La bailarina dice que donde se ve el cambio también es el propio desfile de Llamadas, más allá de que ahora se realice en dos días y de que llegue a todos lados por la trasmisión televisiva, resalta el respeto de los horarios y el orden general que hay en la presentación.

Para Valverde los años trajeron más adeptos al carnaval, pero también en concreto al candombe. “Antes era algo espontáneo, de la gente del barrio, algo que se arrimaba y salía no más, ahora es algo que trasciende a lo que pasa en esta zona de Montevideo y llega todos lados”, comentó.

Por Karen Parentelli.








Periódico La Semana - ® 2001-2017 - Libertad, dpto. de San José, Uruguay - Hosting/desarrollo info@crearte.net.uy