Impactos colaterales: los artistas y la suspensión de eventos por el corona virus

Las medidas adoptadas por el Poder Ejecutivo al declarar la “emergencia sanitaria el pasado viernes obligaron a la suspensión de los espectáculos públicos, entre ellos algunos más importantes por la amplitud de la convocatoria.

A modo de apretada síntesis recogimos una primera evaluación de dos eventos significativos y de convocatoria nacional, como el Encuentro de Puntos de Cultura que estaba previsto realizarse el pasado fin de semana en Kiyú y la Fiesta de la Uva y el Vino que ya había comenzado a desarrollarse en Rodríguez. También el humorista Martín Prado se refirió al impacto en los artistas del departamento. Prado ha anunciado en sus redes sociales distintas suspensiones de presentaciones que tenía agendadas.

Desde la organización del Encuentro Nacional de Puntos de Cultura, que iba a desarrollarse sábado y domingo pasados en Kiyú, Florencia Cesilia, integrante del colectivo Sin Pavimento dijo a La Semana que “de un fondo inicial de cinco mil dólares que teníamos para el evento unos dos mil ya estaban invertidos, el servicio de comidas hubo que pagarlo igual porque ya estaba en proceso de elaboración, perdimos también en cartelería, en los afiches, pasacalles, el banner, todo ese material habrá que hacerlo de nuevo con otra fecha, a eso se suman algunos honorarios ya pagos como la diseñadora gráfica, la gestión, el spot de audio, eso no hay forma de recuperarlo”.

Otro evento significativo que fue suspendido fue la Fiesta de la Uva y el Vino en Rodríguez, también previsto para el pasado fin de semana, Horacio González, Concejal del Municipio de Rodríguez e integrante de la Comisión Organizadora dijo a La Semana que “además del enorme desgaste del trabajo perdido en la organización, que comenzó por el mes de mayo del año pasado, las instituciones están solucionando poco a poco el tema de las comidas que estaban elaboradas. El asado con cuero se estaba vendiendo en San José en el Club A. Central, en Rodríguez había ravioles para la venta, el Club de Leones creo que había vendido todos los postres que había preparado, es por ahora muy difícil evaluar hasta qué punto llega el perjuicio”.

González destacó en cambio “la solidaridad con que respondió la comunidad, porque en un primer momento no sabíamos cómo afrontar el tema, pero por ejemplo la gente que había contratado publicidades manifestó su disposición para que esos montos se destinen a cubrir costos, estamos evaluando cómo cubrir los gastos más importantes con lo que podríamos atenuar el impacto”.

Entre los principales costos de la organización están, según expresó Horacio González “el costo del sonido, las carpas que ya estaban instaladas hace como una semana, todo eso tiene costos altos de traslado e instalación”. En la tarde del lunes se realizaba una reunión para evaluar cuánto y cómo se le paga a esa gente”.

González destacó el “fortalecimiento de los vínculos entre la gente, las instituciones, porque esta es una fiesta del pueblo y hecha por el pueblo, con mucha gente trabajando, y hace tres años que tenemos algún problema serio, primero el fallecimiento del Alcalde, el año pasado el caso de Micaela Onrubio, ahora esto, que es a nivel nacional”.

También se han visto afectados algunos artistas que viven del producto de sus presentaciones en eventos, cumpleaños, bares y restaurantes. Todos  vienen manifestando su preocupación por la inactividad ya anunciada oficialmente en principio hasta el próximo 30 de marzo.

En ese sentido se ha manifestado Martín Prado en sus redes sociales y en un breve comentario el artista dijo a La Semana que “no tenemos los síntomas de la enfermedad en la salud pero sí se sienten en el bolsillo, se suspendieron dos actuaciones que tenía el fin de semana en Dolores y Mercedes, también otra que estaba prevista en Ciudad de la Costa el próximo sábado y tenía un casamiento en Rocha que si bien no me han avisado todavía es casi seguro que también se suspenda por estas nuevas medidas sobre reuniones de todo tipo”.

Prado agregó que “nos afecta indudablemente en lo económico porque los artistas hacemos changas, vamos a una actuación y cobramos, si no la hacemos no cobramos, también sucede que el teléfono deja de sonar porque ya la gente no llama para agendar actuaciones y uno se empieza a poner mal porque los recursos se van agotando, pero vamos a cumplir a rajatabla con las medidas dispuestas esperando que todo sea para el bien de todos”.

En cuanto finalizó ese contacto con el artista, Prado volvió a comunicarse para informar que ya le habían comunicado la caída de otro trabajo que tenía previsto para grabar un spot con una institución deportiva.

Hay familias que ya tenían paga algún tipo de fiestas como cumpleaños o casamientos, inclusive se llegó a la intervención policial el sábado para  suspender eventos de este tipo que estaban en desarrollo en el departamento.

Por Jorge Gambetta.