Horóscopo chino: asoma el Perro justiciero

Los chinos tienen lo suyo… Además de la infinidad de productos que invaden el mercado, tienen una larga tradición en cuanto a su vínculo con lo espiritual, lo esotérico y lo astrológico. Algunas de sus prácticas, muestran una milenaria sabiduría transmitida por grandes maestros; un buen ejemplo lo es la Tradicional Medicina China, que ha recorrido el mundo desde hace más de 5000 años.

Ese conocimiento se ha entrelazado, con mucha más fuerza sobre todo en los últimos tiempos, con la cultura occidental, en la que se ha ido incorporando ya como prácticas y estilos de vida, aplicables y con importantes beneficios. Otra de sus célebres tradiciones, la representa la astrología, que para los chinos, es una forma de ver y estar en el mundo.

Haciendo un poco de historia, quizá lo más destacado de todos los horóscopos, más allá de la cultura imperante, sea que los astros siempre han seducido y cautivado a las personas de todos los pueblos, desde la antigüedad.

CICLOS | El Horóscopo Chino, es respetado y venerado en China y otros países del Hemisferio oriental. Para los orientales es de gran importancia para sus vidas y no es considerado un simple entretenimiento, para ellos es una filosofía de vida, casi una religión que los acompaña y guía en sus vidas. Los chinos creen con fervor en el poder de la astrología y la conjugaron con la astronomía ancestral, dando como resultado al Horóscopo Chino.

Aunque los chinos toman en cuenta, al igual que en el Horóscopo occidental a los astros, lo hacen para determinar sólo el elemento predominante en cada persona. En el Horóscopo occidental, se hacen las predicciones de acuerdo a lo que dicen los astros, tomándose en cuenta el día y mes de nacimiento, así como el ascendente, la luna y los decanatos.

Quizá la diferencia más marcada entre estos tipos de horóscopos es el enfoque que los chinos le dan a esta lectura de la astrología, que lejos de ser una simple técnica de predicción, o una consulta que para nada los condiciona, como sucede con el enfoque occidental, es una carta de vida. Los chinos tienen un respeto especial a su Horóscopo, tanto que en ocasiones eligen el año en que nacerá un niño de acuerdo al animal que le va a corresponder, siendo el preferido para los orientales, el dragón, que para ellos representa al Rey, el Emperador, el que representa la honestidad, el coraje y poder.

De acuerdo a lo que esta cultura entiende, el Universo es un conjunto interdependiente en equilibrio, estableciéndose que toda persona debe mantener esa armonía para obtener el bienestar, tanto físico como psicológico.

El Horóscopo Chino se basa en los años lunares y sus orígenes están en el antiguo Taoísmo. Para esta disciplina, los fenómenos de la naturaleza ayudan a explicar el mundo a través de leyes cósmicas inalterables, que son aplicables a cualquier plano y manifestación de la vida.

Los asiáticos basaron su cronología en un sistema sexagenario, es decir en ciclos de 60 años. Estos ciclos trabajan en forma circular, al llegar a su punto final vuelven a comenzar iniciando nuevos ciclos que nunca tienen final.

Según los antiguos filósofos y astrónomos orientales, los cinco elementos esenciales del universo, el Metal, la Madera, el Agua, el Fuego y la Tierra, eran asignados a cinco planetas: agua (Mercurio), metal (Venus), fuego (Marte), madera (Júpiter) y tierra (Saturno). En este caso, la tierra no gobierna sobre ningún animal y es el balance central de todos los elementos. Estos cinco planetas ejercerían su influencia en el individuo, influyendo en su personalidad, al igual que el Yang (el Sol) y el Ying (la Luna).

Es así que, la posición de estos planetas, la posición del Sol y la Luna, combinados con la fecha de nacimiento y el signo zodiacal, podría determinar el destino de cualquier persona. Este Horóscopo está determinado por 12 animales, reales o mitológicos, que van sucediéndose año tras año, hasta completar el círculo completo y volver a comenzar.

Si bien cada animal rige un año lunar, los cinco elementos gobiernan 10 años, dos años por cada uno de esos elementos, uno bajo el signo del Ying y otro bajo el signo del Yang. De esta forma se establece el equilibrio, que es fundamental en la concepción de la filosofía china. Cada animal gobierna un año, influyendo sobre la personalidad y el carácter de todos aquellos que nacieran en él.

PREDICCIONES | El próximo año será el año del Perro de Tierra, que comenzará el 16 de febrero del 2018, de acuerdo al Horóscopo Chino y traerá grandes cambios. Se establece de forma general que para 2018, el Perro traerá cambios en el estilo de vida, lo que invitará a atreverse a arriesgar e iniciar nuevos proyectos.

Se establece por parte de los expertos en la astrología china, que los 12 animales tendrán que ser más tolerantes y mostrar más empatía hacia los otros como forma de tener un buen año y evitar conflictos.

El elemento regente de 2018 será la Tierra en su forma Yang, por lo que será un año con muchos acontecimientos, muy movido, marcado por los problemas de seguridad y de aumento de los movimientos sociales conservadores.

Las características del Perro, se irradiarán por todas partes, marcando su pacífica presencia y su característica sensibilidad. Se dará un destaque de los valores universales del diálogo y la solidaridad. Muchos podrán experimentar breves períodos de soledad o de melancolía transitoria. Sin embargo, este tiempo debe alimentar ideas creativas y para otros estos momentos pueden resultar un descanso en la ejecución de sus planes de vida.

Para las personas cuyo elemento predominante es Tierra, una estabilidad especial durante todo el año 2018 debería permitirles organizar su vida personal y profesional de forma segura y eficaz.

Se establece que el ciclo creativo del Fuego, de la Tierra y del Metal significa que el dinero puede venir a aquellos que deciden optar por la honestidad y la equidad en sus relaciones. Las empresas que garanticen el bienestar y la salud de sus consumidores, serán recompensados con un aumento de sus ingresos.

De acuerdo con los preceptos del WuXing y del ciclo creativo de los 5 elementos de la cosmología china, la Tierra crea el Metal. Con el fin de obtener éxito y alegría durante todo el año, es propicio mostrar su solidaridad y hermandad, para que la justicia noble del Perro de Tierra se vuelva riqueza material y espiritual.

A su vez de acuerdo a otras predicciones para el próximo año, las fantasías y excentricidades del año pasado (Año del Gallo de Fuego), se olvidan pronto. De hecho, los Años del Perro no son propicios para realizar gastos innecesarios o superfluos. En 2018, el éxito, en el amor como en el trabajo, dependerá principalmente de la calidad de la comunicación entre las personas y de aprender que el ser desinteresado y generoso puede traer grandes beneficios.

Se asegura que el Perro ofrecerá una nueva interpretación de la condición humana. La fuerza de carácter, la educación, la moral, la vida social, la salud y el cuidado de los mayores, deben repensarse y mejorarse durante este período, despertando la sensibilidad de las personas y alimentando una toma de conciencia colectiva.
También para los chinos el Perro es el símbolo de la inteligencia y de la protección, por lo que se verán favorecidos los que transiten por esos caminos.

Las acciones basadas únicamente en la individualidad y la demagogia se desenmascarán y son rechazadas por la mayoría, dando un paso durante este período a los valores más universales de empatía y de justicia social. Al igual que el Perro, su año será de entrega, de compañerismo y de justicia. Los que acompasen esta personalidad del Perro, obtendrá muy buenos logros en 2018.

 

Por Yudith Píriz.