Grupo “Los Anti-vacíos” de la escuela 86, se prepara para la Feria Nacional de Clubes de Ciencias de Piriápolis

Esta es una nota solicitada. Una de las pocas veces que hacemos nota a pedido, el tema es que no es pedido cualquiera. La madre de uno de los alumnos del grupo “Los anti-vacíos” de la Escuela 86 de Tiempo Completo, llegó a la redacción de este medio contando que una de las críticas que le hicieron los jurados de la Feria Departamental de Clubes de Ciencias -realizada los días 30 y 31 de agosto pasado en Ciudad Rodríguez-, era que a su proyecto llamado “¿Incorporamos las herramientas necesarias para la convivencia?”, le faltaba difusión pública y por ello solicitaba que La Semana se acercara hasta el centro de estudio para sumar en la difusión de este trabajo, que es uno de los clasificados por San José a la Feria Nacional a realizarse en noviembre en Piriápolis, Maldonado.

Antes de hablar del proyecto de los alumnos de los chicos de la escuela 86,  contemos que la Feria Departamental de Clubes de Ciencia realizada en Rodríguez, contó con colaboración del gobierno departamental del Municipio Rodríguez, la Oficina de la Juventud y del Liceo Maestra Haidée Bellini de esa localidad. La organización es del Ministerio de Educación y Cultura (MEC), a través del Departamento de Cultura Científica junto a la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP).

Cultura Científica de San José está integrada por Matías Banfi, como Gestor Departamental de Clubes de Ciencia y por Guillermo Cerdeña, referente de Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP). Al hacer una evaluación sobre la edición 2018 de la feria Cerdeña dijo que en Rodríguez hubo una gran apertura a la Feria de Clubes de Ciencia, algo que se percibió por la colaboración que brindaron muchos locales comerciales, el club de abuelos local, el gimnasio, así como también la comunidad toda que ayudó para que la organización del evento saliera tan bien como lo fue.

La participación de este año fue de 85 clubes, convirtiendo a San José en la feria de clubes de ciencia más grande del país en este año. Participaron centros de 11 localidades con más de 25 instituciones, cerca de mil estudiantes de todas las edades y todas categorías y más de 50 docentes de todo San José.

Cerdeña destacó que la presencia de investigadores de todo el departamento, participando  escuelas y liceos públicos y privados, además de proyectos de “la UTU”.

 

CARACTERÍSTICAS | Las ferias de ciencias se caracterizan por ser un escenario de educación no formal, en el que niños, jóvenes y adultos pueden potenciar sus ideas y su creatividad a través de una investigación. Los clubes se registran y pasan por diversas instancias a lo largo del año, mostrando su trabajo en Talleres, Congresos Departamentales, Ferias Departamentales y la Feria Nacional.

El referente de ABP de San José Guillermo Cerdeña mencionó también que “las edades de los participantes son realmente variadas. Por ejemplo, tuvimos una representación de preescolares que participaron a través de cuatro instituciones con niños de entre 4 y 6 años, pero también tuvimos la categoría más grande, que es la categoría ‘Tero’, que fueron docentes que estaban investigando”.

Recordemos que la feria tiene tres categorías, Social, Científica y Tecnológica, es por ello que cada años en las ferias se ve muchas diversidad en cuanto a cantidad de proyectos e intereses de los investigadores participantes.

Guillermo Cerdeña, dijo también que desde su punto de vista la edición 2018 de la feria departamental, fue muy exitosa, al contarse con la asistencia de más de 1200 personas que se dieron cita en la localidad de Rodríguez para disfrutar de las propuestas científicas y tecnológicas que plantearon los jóvenes este 2018.

Ahora, a los seleccionados departamentales, sólo les queda el último paso, que es participar en la Feria Nacional de Clubes de Ciencia, en la cual se dan cita todos los clasificados de todos los departamentos. Este año se llevará a cabo en Piriápolis, los días 7, 8, 9 y 10 de noviembre. San José, irá con 11 clubes que desde ya se están preparando.

Cerdeña dijo sentirse satisfecho porque San José ha crecido los últimos años en cuanto a participación e investigación. Dijo por último que “la investigación no es algo como lo que yo pensaba cuando era chico, creía que sólo lo hacía un científico loco desde un laboratorio. Al contrario, ahora sabemos que la ciencia está a la mano de cualquiera, que la aplicamos en nuestra cotidianidad y que lo podemos hacer todos, independientemente de las edades”.

 

EL PROYECTO | Hablemos ahora del proyecto de uno de los clasificados a esta feria nacional. Se trata del grupo “Anti-Vacíos”, que clasificó a Piriápolis con el proyecto “¿Incorporamos las herramientas necesarias para la convivencia?”. La docente orientadora, la maestra Fiorella Chaves, fue quien dio detalles del proyecto que participó en la categoría “Colibrí”, en el área social.

La maestra Fiorella Chaves comenzó dando algunos detalles sobre ella. Se recibió hace cuatro años y este es su primer año en Libertad. Proviene de otra Escuela de Tiempo Completo y dijo sentirse contenta de trabajar con los niños en la investigación. “Es tan satisfactorio ver que ellos mismos encuentren el problema y que todo ese proceso se dé cómo debe ser. Desde el planteamiento del problema, pasando por una metodología de trabajo, hasta plantearse una hipótesis. Es bueno ver cómo ellos van investigando y termina concretándose todo en un trabajo en el que se den soluciones a lo que ellos mismos se interrogaban”, comentó.

Una de las cosas que sorprendió a la maestra Fiorella “es que cuando comenzaron a realizar las asambleas de clase donde se trabajaban los temas de convivencia, un problema de la sociedad, de la inseguridad, se notó que ellos también lo traían hacia acá, aunque fueran niños de 7 u 8 años. Ellos son conscientes de que la sociedad está perdiendo valores básicos, que debemos tener para una convivencia”.

Durante el proceso de investigación “estuvimos trabajando con psicólogos y con los padres, hicimos varios experimentos y ellos mismos llegaron a las conclusión de que debemos cambiar lo que está mal, ellos creían que era un problema demasiado grande que no se podía cambiar, y yo, como su docente, traté de inculcarles que sí podemos, pero que lo podemos hacer desde lo más pequeño: vamos a cambiar desde nosotros mismos, desde la escuela, desde nuestras casas”.

Los chicos de la escuela 86, están más que emocionados con la presentación de su proyecto el próximo mes de noviembre en la ciudad de Piriápolis, donde los mejores proyectos del país dirán presente en la Feria Nacional de Clubes.

Vicente y Ciro, son los dos expositores designados para la presentación de su proyecto, pero todos son los autores y protagonistas que hicieron posible que esta temática, tan simple pero a la vez tan compleja haya sido vista por los niños como una de las principales problemáticas que tiene la sociedad hoy en día.

Los valores, las palabras de cortesía y el uso del diálogo, son para estos chicos, las herramientas principales para llevar una buena convivencia dentro de la sociedad y con esos conceptos es que pretenden presentar su proyecto en tierras fernandinas.

 

Por Livia Cedeño.