Funcionarios de Escuela Técnica, continuarán entregando canastas a alumnos con dificultades tras arranque de clases

La emergencia sanitaria declarada a partir de la pandemia de COVID-19, ha generado los más diversos gestos de solidaridad, muchos de ellos promocionados con gran pompa y otros que se hacen en silencio y sin prensa. Pero claro, en el trajinar diario de los periodistas, siempre van surgiendo datos que es importante que toda la comunidad conozca. Lo realizado por los docentes de la Escuela Técnica de Libertad, que también ha ocurrido en otras “utus” del país, es de esas cosas que es bueno difundir.

Según comentó Lorena Reyes, adscripta de la Escuela Técnica, al momento que se declaró la pandemia mediante un aporte de la Asociación de Funcionarios de UTU (AFUTU), se realizó un reparto inicial de canastas, pero en función de que se vio que la situación seguiría por largo tiempo “desde la propia UTU, los docentes y no docentes, decidimos reunir dinero para seguir haciendo ese aporte de canastas”.

Según lo comentado por Reyes, el trabajo de determinar a quiénes se debe llegar con las canastas lo “trabajamos desde la Dirección junto a una comisión que se encarga de evaluar la situación de cada una de las familias” de los chicos que asisten a la UTU.

Además, añadió Reyes, están los pedidos realizados por las propias familias. “Nosotros sabíamos quiénes estaban pasando mal porque los adscriptos nos enteramos de cada situación particular, ya que estamos llamando para ver cómo estaban los alumnos. Nosotros mismos preguntábamos si estaban necesitando algo; las familias nos comentaban nos acercaban las necesidades y a partir de ahí hacíamos la lista, veíamos cuáles eran las necesidades; siempre se llegó a todos, llegamos a entregar hasta 32 canastas”.

Explicó la adscripta que los funcionarios que han aportado para estas canastas no son solo los de Libertad, son todos los que trabajan acá, muchos de los cuales son de Montevideo o San José.

Respecto a qué contienen las canastas entregadas, Reyes realizó una enumeración precisa: “harina, azúcar, aceite, polenta, lentejas, enlatados, productos de limpieza, pero se prioriza la comida, siempre”.

La pregunta obvia que surge en estos casos es hasta cuándo se continuará con la iniciativa. Lorena Reyes lo expresa claramente: “lo que se necesite, la idea no es cortarlo porque viendo que se están retomando las clases, sabemos que la situación es cada vez más compleja; los padres de los chicos están sin trabajo y la situación del país no es la mejor, ni lo va a ser. Se viene el invierno y la idea es, mientras se pueda continuar haciendo este aporte”, comentó.

 

VUELTA A CLASES | Vale mencionar que los docentes han pensado en abrir a la comunidad la posibilidad de colaborar, ya que les han llegado comentarios y propuestas de padres y vecinos de la localidad que quieren colaborar con la iniciativa de los funcionarios de UTU.

Por su parte la directora de la Escuela Técnica, consultada respecto al reinicio de las clases que se produjo la pasada semana, comentó que fue en general normal y que progresivamente se seguirán sumando alumnos. Sí planteó cierta preocupación por los turnos del transporte, en particular los nocturnos, que como ya informáramos una semana atrás, por el momento no tendrán la frecuencia de un año habitual.

 

Por Javier Perdomo.