Filman en San José de Mayo el corto “El nido de paja” de Gastón Piccininno

Comenzó la semana pasada en San José de Mayo el rodaje del cortometraje “El nido de paja” escrito y dirigido por el maragato Gastón Piccininno con equipo técnico y reparto también, mayoritariamente maragato, con Diego “Moncho” Licio como personaje central. El proyecto fue seleccionado, junto a otros 12, en la última convocatoria del Fondo de Fomento Cinematográfico y Audiovisual del ICAU (Instituto del Cine y Audiovisual Uruguayo) en la categoría Cortometraje ficción, línea Oeste.

La Semana dialogó con Gastón Piccininno quien explicó que “esta idea surgió hace más o menos cuatro años, yo estaba en una situación bastante vulnerable porque había fallecido mi abuela tras padecer Alzheimer, lo mismo pasó con mis otros abuelos, se dio un poco ese ciclo que al faltar uno su pareja cae en ese sentido de soledad y no lo resiste, si bien no es autobiográfico, la historia del protagonista pasa un poco por cómo experimenta esa soledad, él sufre un desarraigo tras la muerte de su padre ya que su madre falleció cuando él era niño, vivía en un pueblo rural y acude a su amor propio e intenta rehacer su vida en Montevideo” donde se sentirá muy solo.

El autor dijo que “no es nada fácil contar esa historia, pero lo estamos logrando”. Sobre la duración del film Piccininno dijo que “estamos manejando una duración de 16 minutos, el guión tiene 16 páginas y estimamos una página por minuto, tiene poco diálogo y mucho accionar”.

EL GRUPO | El autor y director dijo que han logrado conformar “un grupo único, hay mucha armonía, una gran comunión, mucho talento en cada uno de los técnicos, de los actores y estamos logrando una magia que no la esperaba”.

Piccininno agregó que “tenemos la idea de presentarnos a festivales nacionales e internacionales y para eso tenemos que hacerlo en menos de 20 minutos, primero para no aburrir al espectador y además porque muchos festivales internacionales tienen el límite de cortometrajes en 19:59 y queremos que entre dentro del rubro corto”.

Consultado sobre el porqué de su elección de Diego “Moncho” Licio como protagonista, Piccininno dijo que “es un amigo y lo considero uno de los mejores actores de Uruguay, tiene una capacidad tremenda y encaja notable con el personaje, tiene una gestualidad única, maneja muy bien las emociones, uno aprende mucho con él y fue una fortuna haber conseguido al ‘Moncho’ porque él tiene otras cosas, pero le gustó el guión, le gustó el equipo y estamos todos felices”.

Además de Licio, como protagonistas secundarios están Gesther Klappenbach que es de Santa Lucía y se presentó al Casting. También está Dardo Sellanes, comunicador radial de San José, Julio Sacco, otro maragato que participó en “La noche que no se repite”, participa también Henry “Pocho” Sosa, Sebastián Núñez, que hace el personaje de Mendieta, que es importantísimo en el corto. “Es un ludópata del bar, hay mucha gente de teatro lo que es un gran desafío tanto para ellos como para nosotros y la verdad es que estamos todos muy contentos”, dijo el Director.

Gastón Piccininno tiene 41 años, una hija de dos, Rafaela y espera a otra, Julieta, que tiene fecha para nacer el 8 de diciembre. El realizador dijo que “mi idea era tener una etapa más relajada en la espera del bebé y ahora estamos tratando de acelerar para terminar cuanto antes y queremos que esté pronta en abril, veremos si llegamos” y no pudo evitar un paralelismo, dijo que “en la preproducción hay una terminología que refiere a que un rodaje es como un parto y es más o menos así, porque cada compañero está siempre pujando, con su entrega, con su exposición, por los estados emocionales, por el cansancio”

RODAJE | El equipo convive durante largas jornadas de rodaje que han tenido un máximo de 11 horas y media, en el conocimiento mutuo va creciendo el compromiso colectivo, la interdependencia de cada integrante con el resto, Piccininno dijo que “son muchas horas, es muy sacrificado, se mezcla el cansancio, con darle emoción a una escena, cada uno del equipo técnico y sobre todo los actores tienen una demanda energética que es agotadora, pero al menos yo, aún con los trazos de cansancio lógicos, no quiero que termine nunca el rodaje”.

Para explicar agrega que “he conocido un mundo humano que no me lo esperaba, talento, compromiso, amor y eso es un sueño cumplido encima de la fortuna de haber ganado el concurso, ese grupo humano del que aprendemos todo el tiempo, de los actores, de los técnicos, del compromiso que hay con la historia”.

El guionista y director agregó que “en algunas situaciones el cansancio de largas jornadas puede influir en los ánimos, acá pasó lo contrario, cada uno descubrió en el otro a un compañero y sería bueno que la gente fuera a ver los rodajes, seguro no va a entender por qué todo el tiempo se ven abrazos entre alguien que no conocía a otro, uno técnico de arte y otro técnico de sonido y cuando la escena salió como se quería los ves abrazados, se festeja como un gol”.

LA HISTORIA | Piccininno dijo que este es su primer trabajo como director y explicó que “me formé en audivisuales en España, viví en España, mi familia vive toda en España, mi hermano, mis sobrinos, mis padres y también en la historia está implícito ese desarraigo, porque hay algo que experimenté en un principio allá y es eso de las barreras tanto sociales como culturales, España está superpoblado de inmigrantes, Uruguay de hecho es un país de inmigrantes y ahora con esta nueva ola de migrantes latinoamericanos, que son bienvenidos pero yo soy muy sensible y me afecta mucho ver algunas situaciones donde se los pone en un lugar como si este no fuera su lugar de pertenencia y yo lo viví eso, no es nada lindo”.

A Mario Chamizo, el protagonista, “le pasa también eso cuando se va a Montevideo desde el campo y se lo ve con algo despectivo, en nuestro país se está trabajando para mejorarlo, pero lo tenemos todavía y no es fácil integrarse al nuevo mundo donde se llega, es un mundo individualista, cada uno está en su pensamiento, no hay ni siquiera un acercamiento entre personajes, eso es lo bueno que nos desafía, cómo contarlo en imágenes y en la atmósfera que queremos generar. Es un desafío para todos y lo venimos logrando”.

LOCACIONES | Piccininno explicó que “el primer día de rodaje fue en un taller mecánico de la familia Saavedra de San José a quienes estamos muy agradecidos por todo el apoyo que nos dieron, el segundo día fue en el bar de Walter Menéndez que tampoco tenemos palabras para agradecerle, él y su familia todo el tiempo mimándonos en situaciones donde a uno se le pasa un poco el reloj, porque planificamos un rodaje de tal hora a tal hora y muchas veces hay que repetir planos, tomas y pasa tiempo pero toda la gente que está apoyando el proyecto nos ha llenado de felicidad”.

La tercera de cinco jornadas previstas de rodaje fue el pasado miércoles en Montevideo, en la esquina de 18 de Julio y Minas, frente al Banco República. Allí el personaje enfrentaría sus primeras experiencias en la gran ciudad, muchísimo tránsito, gente, los edificios.

Piccininno dijo que “las próximas jornadas serán el 2 y 3 de noviembre, el sábado vamos a grabar primero en el Camino de la Costa que es la representación de cuando Mario se va del pueblo, allí alquilamos un ómnibus de Don Pepe, buscamos uno no muy moderno para que encaje mejor en la historia, el resto del sábado y el domingo es todo en la Asociación de Músicos, que el edificio es precioso, aunque está un poco venido a menos, y a ellos también nuestro enorme agradecimiento por el apoyo que nos dieron”.

El director adelantó que en esas escenas “van a haber muchas cucarachas y hay mucha expectativa en el grupo porque son protagonistas de la historia, aparecen en cuatro escenas, porque para mimetizar eso de la soledad quise darle a algunos lugares ese aspecto sombrío y Gerardo Garrido es un maragato que domestica animales, domestica tarántulas y llegamos a él porque en el adiestramiento de las tarántulas, ellas comen cucarachas y él llamó a su proveedor de cucarachas y le pedimos 120”. Sin dudas, datos exquisitos que son una invitación extra para querer ver ya mismo el film.

El estreno, tal vez sea en abril del año próximo. “El nido de paja”, la historia promete y los detalles aquí adelantados invitan.