Encuentro “amigable” mantuvieron Pablo Urreta y José Luis Falero

Pablo Urreta, uno de los candidatos del Frente Amplio para las elecciones departamentales a desarrollarse a fines del mes de setiembre, se reunió el pasado martes 16 con el subdirector de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), y ex intendente josefino José Luis Falero, para conocer cuáles serán los lineamientos del gobierno, en materia de aportes presupuestales a las intendencias, previo a la discusión del presupuesto para todo el período.

En diálogo con La Semana, Urreta calificó el encuentro como bueno y productivo, como todo intercambio de este tipo que se realiza. Según lo mencionado por el dirigente de Asamblea Uruguay, el encuentro estuvo marcado por “los desafíos de la próxima administración y el imprescindible aporte de recursos nacionales que necesita nuestro departamento para avanzar en la mejora de la infraestructura y servicios para los vecinos del departamento”.

Urreta le planteó a Falero la necesidad de mantener el aporte del gobierno nacional a las intendencias, que en el caso de San José, implica cuatro de cada diez pesos que le ingresan. “El pasado gobierno aportó el 3,33% del producto bruto a las comunas y es necesario que se mantenga ese aporte”, dijo Urreta, que aclaró que igualmente en montos será menos que lo que recibía hasta ahora, ya que el país entró en recesión, lo que implica que el Estado recaudará menos”.

Sobre este punto Falero le dijo a Urreta, que el gobierno buscará mantener esos recursos para la Intendencia. También el candidato frenteamplista transmitió a Falero la necesidad de continuar con el subsidio al alumbrado público que reciben las intendencias, que debería permitir la rebaja de la tasa de alumbrado a los habitantes del departamento.

Además, planteó Urreta al ex Intendente de San José la necesidad de  seguir con “el descuento del 18% vigente para la Contribución Inmobiliaria Rural, y de equiparar los aportes patronales de las intendencias a los de los entes autónomos y servicios descentralizados de dominio industrial y comercial”. Sobre estos dos puntos, dijo Urreta, Falero recogió la inquietud pero no pudo dar respuestas, ya que eso será tema discutir con el Congreso de Intendentes, en el marco de la discusión presupuestal.

 

MÁS ENCUENTROS | Urreta destacó el diálogo “franco y constructivo” mantenido con Falero y comentó además que tiene solicitadas entrevistas con el ministro de Transporte Luis Alberto Heber y la ministra de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente Irene Moreira, ya que son dos ministerios claves en materia de generación de nuevas obras y con ellas la generación de empleo.

“Ahora que estamos saliendo del Covid-19, lo fundamental es la generación de empleo debido a los efectos que generó en el mundo del trabajo la pandemia y esos dos ministerios son claves en el tema”, dijo Urreta.

En relación a las próximas elecciones departamentales, consultado concretamente respecto a si cree que las consecuencias en materia económica que trajo aparejado el coronavirus podrán tener reflejo en lo electoral, dijo Urreta que eso “es algo difícil de pronosticar”.

“En lo que tiene relación concreta al abordaje de la pandemia el gobierno nacional actuó bien, los hechos así lo dicen y a nivel mundial se estudia lo que ha hecho Uruguay en ese sentido, pero las consecuencias económicas recién están comenzando a sentirse. Miles de uruguayos perdieron el empleo y eso se va a sentir en la medida que pase el tiempo”, dijo el dirigente del FA.

 

LA CAMPAÑA | En cuanto a la campaña en sí, dijo Urreta que será distinta a instancias anteriores, ya que por todo lo generado por el Covid-19, es probable que sea corta y que haya pocos encuentros presenciales. Estimó que gran parte de la campaña se estará jugando en las redes sociales, ya que tampoco habrá mucha plata para hacer campaña, porque “la pandemia afecta a las familias pero afecta también a los partidos políticos”, comentó Pablo Urreta.

Por último y consultado por la marcha del gobierno, el dirigente frenteamplista comentó que el partido multicolor empezó incumpliendo promesas electorales, ya que antes que comenzara la pandemia, aumentó las tarifas públicas por encima de la inflación, aumentó el IVA para las compras con tarjetas y permitió que se disparara el dólar, lo que desembocó en un importante aumento de los precios de los productos de la canasta básica. “Eso fue un mal comienzo, a lo que después se le agregó el problema del empleo generado por el Covid-19. Todo esto hace que el período no comience muy auspicioso”, dijo Pablo Urreta.

Por Javier Perdomo.