El “coronavirus” complica la reapertura de la planta de Lifan en Uruguay

La incertidumbre sobre la reapertura de la planta de Uruguay, vuelve a ganar a los trabajadores de la empresa Lifan debido a la gripe del coronavirus de Wuhan. Según lo acordado en el mes de noviembre del año pasado era altamente probable que la producción de vehículos para la también compañía china BMW Brilliance Automotive comenzaba en el mes de abril, pero ahora ya está casi descartado que pueda ocurrir en esa fecha.

Según informó el dirigente del comité de base UNTMRA (Unión Nacional de Trabajadores Metalúrgicos y Ramas Afines), en la planta, Ruben Villafán, el presidente de Lifan Brasil y Uruguay se encuentra varado en China y no puede volver al país debido al cierre de fronteras por la enfermedad, en tanto que la casa matriz en China de la firma estuvo parada hasta hace una semana, lo que hace imposible que los primeros kits lleguen al Uruguay en tiempo y forma, teniendo en cuenta que en barco los kits demoran en llegar al país casi 60 días. “Los tiempos no dan”, dijo Villafán.

El dirigente sindical dijo que esto genera preocupación al sindicato ya que la última extensión del seguro de paro que les otorgó el Parlamento a fines de 2019 era hasta el mes de abril de 2020, teniendo en cuenta el anuncio de reapertura de la producción.

Teniendo en cuenta que en abril no estarán los kits, si hay voluntad de seguir esperando la reapertura, el nuevo gobierno deberá enviar un proyecto de ley para que apruebe una nueva extensión del seguro de desempleo, algo que deberán empezar a negociar desde ya con las nuevas autoridades, porque el trámite lleva un tiempo importante para su aprobación parlamentaria.