El CIRAT mostró su trabajo en Kiyú en el marco del fin de semana del patrimonio

Hace 20 años, el Centro de Investigaciones Regional Arqueológica y Territorial (CIRAT), comenzó un estudio sistemático arqueológico, enfocados en la arqueología prehistórica, de la cuenca inferior del río Santa Lucía y la costa del departamento de San José. Desde entonces, se han encontrado e identificado en el área más de 100 sitios arqueológicos, que data desde unos 7000 años atrás, hasta la llegada de los europeos.

El pasado viernes 4 de octubre, en el marco de la celebración del Proyecto Eco-Arqueológico de Kiyú –y aprovechando la celebración del Día del Patrimonio a nivel nacional-, el CIRAT, como todos los años realizó su campaña arqueológica de campo y de laboratorio, pero en esta oportunidad fue una campaña abierta al público, pues decidieron involucrar a las personas en la tarea que están realizando en el laboratorio, además de los hallazgos que han realizado y sus resultados.

 

En la actividad que comenzó el lunes 30 de setiembre y culminó el domingo 6 de octubre, estuvieron involucrados 10 estudiantes brasileros, cinco estudiantes uruguayos, tres arqueólogos, además de las tres doctoras especialistas en el área, es decir las doctoras Laura Beovide, Caroline Borges y María Farías, como responsables del proyecto.

Por el CIRAT participaron a su vez el técnico Javier Lemos, Johanna Gómez, Verónica Balín y Alghero Giroldi, como colaboradores, siendo los estudiantes universitarios visitantes Gianluca Coleti, Daniele Oliveira, Glaidson Godoi, Joao Pedro Teira, Rómulo Osório, Tamires Campos, Lanusaa Vieira y Thais de Oliveira Adamy.                                                                                          

 

 

ACTIVIDAD ESPECIAL | Desde que se están realizando este tipo de investigaciones, es la primera vez que se hace abierta al público. Al respecto, la doctora Laura Beovide, directora del CIRAT y experta en la temática, con un currículum amplísimo, entre los que se cuenta un doctorado en Ciencias Biológicas, una Maestría en Ciencias Ambientales, una Licenciatura en Ciencias Antropológicas opción Arqueología, además de tener un Profesorado en Ciencias Biológicas. Esto, sin contar con los tres años de medicina cursados en la UDELAR; es la que está val frente del proyecto llamado Sendero Eco-Arqueológico de Kiyú.

 

Laura Beovide amplió para La Semana algunos conceptos de lo que fue la actividad realizada el pasado viernes en el Salón Comunal del balneario. “Hemos hecho muchas actividades de difusión, pero ésta es muy especial, porque es la primera vez que está abierta al público. En ella estamos involucrando a estudiantes de dos universidades extranjeras como lo son la Universidad de Río Grande y la Universidad de Pelotas, ambas de Brasil”, dijo.

Este recorrido de campo que realiza anualmente la gente del CIRAT, se unió con el proyecto ya mencionado: Sendero Eco-Arqueológico de Kiyú, que es un proyecto ganado con el Club Campana de Libertad, y en el que nos apoya la Comisión Vecinal de Kiyú. Este es un proyecto que se realiza gracias a los fondos de pequeñas donaciones de las Naciones Unidas, más el Municipio de Libertad y el Gobierno Departamental de San José.

La doctora Laura Beovide, mencionó  que se escogió Kiyú fue debido a que consideran que el balneario tiene una arqueología importante. “nosotros consideramos también que es un museo al aire libre, pues porque en las barrancas se puede leer toda la parte paleontológica, geológica de este último millón de años y más para atrás. Entonces, nosotros tenemos ahí una historia viva que podemos contar desde la arqueología, paleontología y muchas ciencias”, detalló.

La especialista aclara que el sendero tiene tres propósitos. “El primero sería inaugurar la cartelería que sería en el mes de diciembre, el segundo sería dictar talleres donde se informe lo que se va hacer, ir construyendo el conocimiento  además de manejando información cómo se manejan los materiales, el patrimonio, mientras que el tercero es crear un grupo de gestión del sendero, porque no queremos que quede la cartelería ahí sin ningún cuidado; la idea es que se apropien de ello, por el punto de vista turístico también, porque además trabajamos con turismo de San José”, contó Beovide.

Además dijo que la invitación estará abierta a que todas las personas que quieran participar, puedan hacerlo. “La idea es sensibilizar a la gente”, dijo. Concluyó diciendo que la arqueología tiene más de dos mil años de antigüedad, la paleontológica es mucho más antigua. Y la idea es seguir trabajando en Kiyú para seguir ahondando en la información que se tiene hasta ahora.

 

LOS PECES | Por su parte, la zooarqueóloga,  Caroline Borges, profesora-doctora de la Universidad Federal Rural de Pernambuco, de Brasil, quien trabaja en Uruguay desde el año 2016 como parte de un proyecto colaborativo y que está trabajando en Kiyú desde hace dos años en las excavaciones, ahora con un proyecto para analizar la fauna que sale de estas excavaciones.

Borges comentó que su interés se centra en el comportamiento de las personas en relación a la pesca y los peces. Uno de sus intereses particulares, es buscar cómo en diferentes regiones de la costa Atlántica la gente maneja la pesca, las técnicas usadas y los peces preferidos, tanto en el pasado como en el presente.

Esta inquietud es debido, dice, a que la sociedad está en declive así como la población de peces también; esto debido a múltiples factores, cambio climático, población pero también por la sobre exploración de los peces, dice la experta. “Todo lo que podamos conocer del manejo que se hacía en el pasado, nos ayudará a conocer cómo debemos manejarlo en el presente”, dijo Caroline Borges.

 

Por Livia Cedeño.