Ecos de Rutas

El pasado domingo llegó a su fin la edición número 48 de Rutas de América, la segunda prueba en importancia que tiene el ciclismo nacional detrás de lo que significa la Vuelta Ciclista del Uruguay.

Por segundo año consecutivo Matías Presa se quedó con este tradicional evento de semana de Carnaval que organiza el C.C. Fénix, al tiempo que su equipo, el Club Ciclista Cerro Largo, ganó la General por Equipos seguido muy de cerca por el Club Ciclista Ciudad del Plata de gran actuación y que tuvo a dos de sus ciclistas entre los 10 primeros de la General Individual.

Como anunciamos previamente, dos libertenses estarían participando en esta nueva edición de “Rutas”: Agustín Alonso y Alen Reyes.  Ambos ciclistas ayer lunes cortaron su descanso para dialogar con La Semana y hacer una evaluación de lo que fue su participación tanto a nivel individual como colectiva.

PERCANCES

Para el joven ciclista esta fue su primera Rutas de América y si bien llegó con buenas expectativas, rápidamente las mismas se esfumaron debido a distintas situaciones. Tras el primer día “nos encontrábamos bien para pelear” comienza contando Alonso quien luego agrega “el segundo día era la tapa más dura, la etapa reina como se le llama, y allí faltando 8km iba en una fuga de 5 ciclistas que eran los que íbamos a definir pero hasta hoy no sé qué fue lo que me paso, sí fue un bajón de presión o falta de azúcar, pero me quedé sin piernas”.

Este hecho relegó Alonso a quien aún le quedaba como objetivo poder pelear en la categoría Sub 23 “donde estaba cerca, a un minuto del líder, pero el día antes de la contrarreloj pinche faltando 9km por lo que se terminaron todas las chances”.

De allí en más Alonso se dedicó de lleno a trabajar para el equipo, salvó en la etapa contrarreloj  donde “trate de hacer el mejor tiempo posible para ver si podía quedar en el podio de la etapa y me falto poco ya que termine 5° a pocos segundos”. Incluso el entrevistado cree que su actuación pudo ser mejor aún ya que “cuando yo largué había mucho viento en contra y cuando largaron los últimos el viento había calmado”, pero pese a esto se mostró contento con el resultado.

El balance general lo dejó a Alonso “con sabor amargo porque me encontraba bien, sabía que podía salir a buscar la carrera y entrar entre los mejores”, pero destaca la buena actuación de su equipo Juventud de Las Piedras ya que terminaron en el 5° lugar de la General, teniendo  además entre sus filas al ganador y vice del Premio de la Cima, al ganador del Premio Revelación y al tercero en el Premio Sprinter.

Esta semana Alonso se la tomará de descanso (que en términos de ciclismo es entrenar un día por medio y pocos kilómetros) y luego retomará con todo pensando en la Vuelta Ciclista del Uruguay donde espera “estar a la altura”.

LA VUELTA A RUTAS 

Para Alen Reyes esta Rutas de América significó volver “al ruedo” luego de varios años alejados del ciclismo de elite.

El libertense catalogó su participación como positiva ya que “tratamos de colaborar y ayudar tanto para la General por Equipos como para que Richard (Mascarañas) bonificará o  entrará en las etapas para poder descontar tiempo y subir en la clasificación”.

Al final, el San Antonio de Florida quedó cuarto  por equipos y Mascarañas terminó 6° en la General Individual.

Para Reyes volver  fue difícil pero quedó conforme con su actuación “en lo personal se hizo una buena carrera” y se proyecta para su participación en la Vuelta “mejorar en todo, ya en lo personal como en lo grupal”, pese a que reconoce que en  dicha prueba el nivel es más alto al venir entre 6 y 8 equipos del extranjero.

Al ser consultado sobre como vio la organización de Rutas de América en su retorno opinó que “siempre hay cosas para mejorar” y luego recordó que “antes eran otra cosa los premios,  los podios se hacían de diferente manera”. Para Reyes “hoy cuesta mucho más hacer deporte en Uruguay.

Pensando la Vuelta Ciclista del Uruguay, el entrevistado no cree que el recorrido sea más duro ya que según contó esta Rutas tuvo etapas muy difíciles  como pasar subir el repecho de Ramallo o la etapa que unió Treinta y Tres-Melo, pero si sabe que serán carreras más larga y que además el clima es otro “por lo general hace más frío, hay más viento y también puede haber más lluvias”.

Al ser consultado sobre si se reencontró con muchos conocidos dijo que si “tanto arriba como debajo de la bicicleta” con los cuales recordaron viejos tiempos del ciclismo.