Docentes del Liceo Libertad, se comunican con los alumnos mediante un video musical

En las últimas horas docentes y funcionarios del Liceo de Libertad lanzaron por las redes sociales un video musical bajo la consigna #quedateencasa, bajo un formato que se está haciendo común entre distintos artistas. En él, interpretan el tema Ya no hay dolor, de la banda No te va gustar.

Adrián Smith, que tuvo a su cargo la dirección musical y la edición, Smith dijo a La Semana que “la idea surge de Fiorella Zuccolini y Emilio Alonso que se comunicaron para consultarme cómo sería posible, ya que yo había hecho algún video con músicos. Se trata de que varias personas graben en sus casas, hay un trabajo previo y posterior de edición para sincronizar todas las partes”.

Smith aclaró que no es ni editor de video ni productor de sonido, “simplemente que hace unos años un amigo me enseñó cosas básicas de un programa de edición y me colgó como un hobby, en este caso me gustó por los dos lugares, por un lado el objetivo de que los docentes y funcionarios del liceo se engancharan a grabarse para compartir con los alumnos a modo de acercamiento y por otra parte me permitía practicar ese hobby que me gusta”.

El músico agregó que Zuccolini y Alonso se encargaron “de invitar a docentes y funcionarios del Liceo y la mayoría se animó, que es también un tema para quienes no son músicos o cantantes”.

El proceso incluyó una grabación de Smith con “la mitad de la música y mi voz y se lo pasé al resto para que cantaran sobre eso, así facilitamos un poco la edición que, como no me dedico a eso, me llevó unos tres días”.

Por su parte Fiorella Zuccolini también habló con La Semana y dijo que ella está vinculada al Liceo como referente de Centros Promotores de Derechos del MIDES, “un programa que trabaja con un referente por departamento con dos centros de Educación Media, yo trabajo en el Liceo de Libertad y en UTU de San José de Mayo”.

Zuccolini dijo que “la idea del video surgió de pensar qué estrategias o qué dinámicas podríamos utilizar desde la distancia de la coyuntura actual para mantener la continuidad el vínculo educativo que es tan necesario a pesar de la paralización de las clases”.

La Educadora Social agregó que “buscamos cómo llegar a la casa de los chiquilines sin tener que ir y nos pareció que a través de la música podíamos crear un mensaje o un regalo para fortalecer el vínculo entre docentes y estudiantes y también hacia dentro del propio equipo de docentes y funcionarios, de manera que esto nos abra puertas para estar más en contacto desde lo emocional”.

Realmente vale felicitar a quienes tuvieron la idea y a todo el “elenco” de docentes y funcionarios que participaron de ella, el mensaje ha trascendido a la comunidad educativa y ya es comentado a nivel comunitario con muy buena nota.

Por Jorge Gambetta.