Conforme y optimista

Como contamos en la pasada edición, días atrás quedó pronto el protocolo para el reinicio de actividad de la Organización del Fútbol del Interior. Dicho protocolo actualmente se encuentra en AUF junto a los restantes que involucran al fútbol amateur para ser revisado por los doctores que trabajaron en el mismo documento pero del fútbol profesional.
Luego de esa revisación, el siguiente paso será enviarlo a la Secretaria Nacional del Deportes y luego al Ministerio de Salud Pública.
En la elaboración de dicho protocolo trabajaron cuatro personas, el doctor Jorge Pinazzo, la psicóloga Flavia Vique, ambos de Paysandú y dos doctores libertenses: Martín Atilio y Enrique Ramos.
Si bien el tema se ha manejado con mucho hermetismo y muy pocos han logrado acceder al protocolo original, dialogamos con uno de los profesionales de nuestra ciudad que estuvo involucrado en el mencionado trabajo para conocer detalles acerca de cómo se llegó a conformar dicho grupo y además de cómo fue la metodología de trabajo para la elaboración del mismo.
El joven médico Martín Atilio, por su participación también como dirigente de Juventud Unida, en los últimos años ha estado en vínculo directo con dirigentes de OFI. “Cuando surgió este tema del virus me contacte con Sebastián Sosa, Consejero de OFI, con la idea de darle un par de sugerencias e intentar ayudar de alguna manera con lo que sería una posible vuelta a las actividades”.
Sosa le contó de esto al actual presidente de la OFI Mario Cheppi y este llamó a Atilio para convocarlo a trabajar en el protocolo de la OFI. “Tuvimos una primera reunión por zoom con fue entre dirigentes y médicos de todo AUF” y allí se estableció el grupo de trabajo médico. Luego hubo una segunda reunión en la que ya participaron solo estos con dirigentes de OFI y allí Atilio propuso el nombre del médico deportologo Enrique Ramos para sumarlo también al equipo, lo que fue aceptado de forma inmediata.
Promediando mayo comenzaron a trabajar de lleno y a contrarreloj en el protocolo que quedó pronto la semana que pasada.
Según cuenta Atilio el mismo demandó entre unos 15 o 20 días “Jorge Pinazzo fue una especie de líder del grupo, fue quien diseño la metodología y enfoque del protocolo”. Luego los profesionales se dividieron las tareas, en lo personal Atilio se enfoque en el tema del público y del plan de contingencia.

ENFOQUE / Atilio aclara que la idea siempre fue darle un enfoque distinto con respecto a lo que fue el protocolo de la AUF e incluso de cualquiera de los otros protocolos presentados en otras partes del mundo. Esto debido a varias motivos “primero porque OFI es muy grande, son 700 equipos de todo el país y la idea es que el mismo llegue a todos porque no es solo para el reinicio de los torneos que organiza OFI sino también para el que organiza cada Liga”.
Esa extensión en la cantidad de equipos y de Ligas hace de la OFI un universo muy heterogéneo y con distintas realidades por eso el protocolo hace un fuerte hincapié en la capacitación “no quisimos hacer algo solo escrito y que luego bajaran todos, sino darle una aporte importante con la capacitación y poder llegar a todas las Ligas y a todos los clubes”.
Dicho protocolo establece en su fase 0 que cada Liga tendrá que nominar a dos referentes sanitarios (uno de ellos preferiblemente médico) quienes estarán en contacto directo con el grupo que elaboró el protocolo para conocer los pasos a realizar. A su vez esos referentes médicos serán los encargados de trasmitirlo a los clubes mediante también una persona representante de cada club.
Atilio también aclara que “el protocolo se basa más que nada en conceptos, que se en entienda el concepto del distanciamiento físico, del uso de tapaboca, del control sanitario que habrá que hacerle el jugador cuando llegue al entrenamiento y todo lo que significa la higiene personal y del ambiente”. Según el profesional “no nos queremos cerrar en que esto tiene que ser así si o si, que se adapte a las diferentes formas de hacerlo y de llegar al objetivo que es para disminuir el riesgo de propagación del Covid dentro de la comunidad OFI”.
El protocolo tiene cinco fases, la fase 0 es la capacitación y la 4 ya está dedicada a la vuelta a la actividad. Con el objetivo de ir ganando tiempo ya la OFI la pasada semana sacó un comunicado para que cada Liga nombre a sus dos referentes sanitarios. El plazo para que cada Liga presente a estas personas vence el 30 de junio por lo que luego ya podría comenzar esa fase inicial de capacitación.
Luego las fases 1, 2 y 3 están dedicadas a la etapa de entrenamientos y llevan un total de 60 días. Por parte de los hacedores del protocolo se estableció esos plazos “dada la realidad de que es futbol amateur, la mayoría trabaja y no puede tener el reposo necesario, ni la alimentación y aparte porque se entrena menos que el fútbol profesional, también hay muchos jugadores que van a arrancar a entrenar y no lo hacen desde diciembre y además en los lugares donde ha vuelta la actividad se ha visto un incremento en las lesiones” aunque aclara que “esto es una hoja de ruta y un protocolo a seguir, después está en cada Liga determinar el inicio de sus campeonatos, por lo que será resorte de ellos si quieren achicar el plazo de algunas de estas fases”.
Algunos de los cuestionamientos más importantes que ha sufrido este protocolo es referido a la no realización de hisopados como si se establece en el protocolo del futbol profesional. Sobre eso Atilio aclaro “no tiene sentido sanitario hacerle el hisopado a todo futbolista de OFI. Si bien es algo que siempre te va ayudar y va a servir de información a vigilancia epidemiológica del Ministerio, pero poniendo en la balanza riesgo-beneficio o gasto-beneficio, no tiene mucho sentido. Aparte son 700 clubes, a 30 jugadores por club, es mucha cantidad, mucho costo no solo económico sino de implementación y además es un costo que no lo puede absorber nadie, ni OFI, ni AUF ni el Estado, se harían más test por la vuelta de OFI que los que se han hecho en total por toda la pandemia”.

OPTIMISTA/ Atilio estuvo dedicado a la parte de la presencia del público en los escenarios. Primero que nada contó que eso fue enviado en una anexo al protocolo ya no quieren que el actual resolución presidencial que prohíbe los espectáculos con público les impida comenzar con el protocolo, teniendo en cuenta que para septiembre la situación sea otra. Sin embargo presentaron ese anexo para tener una base para ir trabajando y tener cuanto antes esa información para comunicarles a las Ligas, ya que saben que es imposible jugar sin público en el fútbol del interior.
Sobre la elaboración de ese anexo explicó que “al principio me asuste un poco porque no veía en ningún protocolo del mundo algo referido a la presencia de público pero luego buscando en una página de la FIFA que sube material de la OMS pude encontrar toda una evaluación de riesgo y unos materiales sobre los eventos multitudinarias en épocas de pandemia por COVID-19. Dentro de ese material hay una planilla de excel que se va completando con la evaluación de riesgo de propagación del virus en la gente que concurre a determinado evento. Esa planilla habla fundamentalmente de factores de riesgo y medidas de mitigación que se pueden llegar a tomar, ahí se hace un promedio y luego te dice si hay riesgo bajo, riesgo moderado, riesgo medio o riesgo alto”.
Martín Atilio se mostró conforme con el trabajo realizado y a su vez optimista de cara al futuro “creo pronto se va a poder jugar”.

Escribe: Marcos A. Soto

*Nota publicada en la edición impresa del martes 23 de junio