Conflicto por despido y acoso sexual en LatinPack de Ciudad del Plata

La pasada semana comenzaron una serie de movilizaciones por el despido de un obrero sindicalizado y una denuncia por acoso sexual hacia una obrera en la fábrica de Ciudad del Plata llamada LatinPack. La filial San José de la Unión Nacional de Trabajadores Metalúrgicos y Ramas Afines (UNTMRA), ha tomado cartas en el asunto y uno de los primeros pasos fue hacer la pública la denuncia de estos dos casos.

Realizada la denuncia en los carriles normales ante el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social y el ámbito judicial correspondiente, la UNTMRA San José con el apoyo de la Secretaria de Igualdad y Género del Pit-Cnt, realizaron una movilización frente a la fábrica LatinPack, ubicada en la avenida Calcagno, en el tranquilo y agreste barrio de Santa Victoria.

Pasado el mediodía del miércoles 4 de setiembre los referentes sindicales de la metalurgia y sus ramas afines del departamento, se concentraron en el portón de salida de la empresa con el fin de sensibilizar e informar sobre la situación, que según lo dicho por Rubén Villafan “tiene dos carriles totalmente distintos por donde desde el sindicato está denunciando la delicada problemática”.

Villafán dijo que hay molestia en al ambiente sindical por la dilatación de la resolución de los problemas por parte de la empresa y que han venido pidiendo prórrogas en las reuniones tri-partitas que se llevan a cabo en la sede ministerial, argumentando el abogado de la empresa, siempre estar en desconocimiento de lo denunciado.

Cuando estamos trabajando en el cierre de esta edición, en la sede ministerial en Montevideo se estaría llevando a cabo un tercer encuentro entre el Ministerio, la empresa y el Sindicato.

Volviendo a la movilización una veintena de operarios de distintas fábricas del cordón industrial de ruta 1, entregaron volantes informativos sobre la situación, informaron a vecinos que oportunamente pasaban e intentaron hablar con algunos obreros que realizaban el cambio de turno. Todo se llevó adelante en un clima de paz y tolerancia e incluso se llegó a comentar que algún obrero había dicho que desconocía la situación.

Rubén Villafan informó primero respecto al despido, que desde el sindicato entienden como “persecución sindical”. Decía Villafan: “los compañeros se comenzaron a organizar en diciembre 2018 y se afilia un primer compañero (el despedido), en febrero 2019, el compañero en cuestión nos acerca dos afiliaciones más y hace unas semanas otro par de afiliaciones y así conforman la base de LatinPack. Pocos días después, argumentando baja de ventas y reestructura de la empresa despiden como medida coercitiva al operario organizado y otro no sindicalizado, abriendo así la puerta del respaldo total desde el sindicato”.

En ese momento, comienzan a realizar el estudio del tema, se concurre al Ministerio y producto del armado de la denuncia, surge la situación del “acoso sexual” a una operaria por parte de una jerarquía de la empresa. LatinPack tiene una treintena de funcionarios en el total de sus áreas, de los cuales cinco son afiliados a la UNTMRA.

 

DERECHOS DE LAS MUJERES | Tomado conocimiento del caso de acoso sexual se comunica al Plenario de Trabajadores San José e inmediatamente las compañeras de la Secretaria de Equidad y Género del Pit-Cnt San José, se unen a la movilización según lo dicho por Villafán.

El rol principal de las compañeras en esta oportunidad, además del solidario apoyo, es reivindicar y difundir los derechos de las mujeres trabajadoras conquistados desde la lucha sindical. Desde la empresa se ha intentado vincular las situaciones e internamente se ha desinformado a los operarios.

Rubén Villafan volvió a insistir en que son dos las situaciones, una es el despido por “persecución sindical” y la otra mucho más delicada, la denuncia por “acoso sexual”.

Desde la Secretaria de Equidad y Género del Pit-Cnt las representantes dijeron a los medios presentes: “La mujer es libre de venir a trabajar como quiera y nosotras debemos garantizar que cada mujer ejerza su derecho. Nadie tiene el derecho de acosar a nadie y menos que sea violentada su integridad física como ocurrió según lo denunciado”.

“La violencia de género es alta en el departamento y eso nos preocupa, por eso estaremos respaldando y apoyando a cada compañera”, añadió.

Desde la UNMTRA se solicitó la restitución a sus puestos de trabajo en el caso de los trabajadores porque no hay argumentos sólidos desde la empresa para los despidos. En cuanto el tema de acoso sexual, está ya en la órbita judicial.

Por Carlos García.