Campeones de la inclusión

Son ganadores y ganadoras cada día, desde que despiertan y enfrentan junto a sus familias el partido cotidiano, ese campeonato vital lleno de obstáculos en el que perder, no es una alternativa que dé revanchas, pero hoy tienen además el orgullo de la superación comprobada, la motivación del deporte y el sentido de pertenecer a un grupo que ha derribado muros y construido sendas hacia un mañana mejor, abrazados y emocionados en un festejo merecido, justo y tremendamente digno, son los primeros campeones de la Liga Uruguaya de Basquet Inclusivo con los colores y el espíritu del Street Basket Libertad.

Ruben Suárez habló con La Semana con emoción y orgullo, sabiendo que sus palabras representan a un colectivo que va mucho más allá en sus objetivos, que la obtención de una copa o victoria deportiva, pero que también tiene su justa recompensa en el logro circunstancial y anecdótico de la competencia.

LA FINAL| En primer lugar Ruben destacó algunas individualidades del plantel, como “la actuación de Gustavo Femía, un exalumno de la Escuela 107 que vive en Delta del Tigre, fue uno de los principales goleadores del partido, en realidad se ha visto el progreso durante toda la Liga, también lo que aportó Leandro en las series de tiros libres, Carlitos Alonso que anotó dos triples”.

Pero surge inmediatamente el valor del equipo todo, porque hubo “una gran actuación grupal, todos jugaron bárbaro, en el último cuarto que siempre se complica un poco pudimos cerrar bien el partido, los chiquilines tuvieron una gran actuación, Exequiel, Carlitos Soto, la verdad es que todos jugaron muy bien, el aporte de los Terra, aunque ayer no concurrió Santiago, tampoco fue Marina, pero también son parte de este enorme logro”.

Y como corresponde, “hubo un gran festejo que estuvo divino compartirlo con ellos, hubo una gran superación desde el primer partido, a diferencia de los otros clubes que participaron nosotros no tenemos un entrenamiento semanal ya que nos reunimos cuando se puede, los partidos de la Liga fueron como prácticas y el tanteador 48-36 que logramos en este último partido fue excelente y nos muestra el desarrollo durante la competencia misma”.

Pero los campeones en la cancha representan a los campeones que viven y sufren cada pelota disputada en el costado del rectángulo, y el Profe lo anotó en su reseña, “también debemos destacar lo que ha sido el apoyo familiar, compartimos muy poco con los otros profes, vamos a reunirnos esta semana para hacer una evaluación de cierre, pero en lo que pudimos intercambiar en un momento después del partido surge el reconocimiento de todos por cómo se desarrolló, por cómo apoyaron las familias y los amigos junto a los chiquilines”.

Porque hay una “gran repercusión de esa alegría en la cancha sobre la vida cotidiana, la ansiedad de la semana esperando los partidos, la satisfacción de haber dejado todo en la cancha, disputando a morir cada pelota, yendo al piso, saltando en cada rebote, salir totalmente transpirados y rojos de calor por dejar su máximo esfuerzo, generando una energía que luego se transformaba en las reacciones de todas las familias”.

Y es allí donde se concentra lo más importante, tal vez hoy relegado por el festejo, “nos dijeron muchos familiares que habían notado el cambio producido en los chiquilines, eso nos llena de alegría como profes, porque era precisamente lo que buscábamos y es uno de los objetivos principales de la Liga, fomentar el deporte y esas ganas de seguir trabajando, esta semana haremos la evaluación, descansaremos y ya pensamos en la próxima liga en el año que viene con la inclusión de más cuadros”.

EL CAPITÁN| Los reglamentos deportivos exigen que haya un capitán, y “aunque hay muchas anécdotas, una fue cuando debíamos elegir al capitán del equipo y si bien hay varios líderes en el equipo que animan y motivan, hicimos una votación y Leandro Colman resultó, por la votación de sus compañeros, electo capitán y fue quien levantó la copa, fue una de tantas cosas lindas que pasamos, el hecho de que Leandro compartiera esta actividad en su silla de ruedas de básquetbol paralímpico, que en San José (donde vive) no tiene oportunidad porque no hay quizás tantos interesados en armar un equipo paralímpico, ahora ya se integró al equipo de Defensor Sporting y jugó con la Escuela 206 de Montevideo, son esas cosas lindas que fueron quedando”.

Plantel completo: Leandro Colman (Capitán),  Federico Viera, Jorge Cepeda, Ezequiel Suárez, Luis M. Díaz, Carlos Soto, Juan Ramón Soto, Marina Acheritegui, Carlos Alonso, Santiago Terra, Agustín Terra, Benjamín Berto, Nicolás Terra, Gustavo Femía, Emanuel Rodríguez, Prof. Sebastián Martínez, Prof. Ana Gancio, Prof. Ruben Suárez, a todos ellos nuestro saludo, Felicitaciones Campeones!!!

por Jorge Gambetta