Campaña por referéndum contra la ley de riego entra en la última etapa; el 5, gran movida en Montevideo

El pasado viernes a la noche en Casa de la Cultura, se desarrolló una actividad de la comisión nacional pro referéndum contra la ley de riego. La cita fue para ver la película del director y actual senador argentino Fernando “Pino” Solanas llamada “Viaje a los pueblos fumigados”, que aborda la problemática de los pequeños pueblos del interior argentino afectados por el uso de agrotóxicos.

Durante la actividad, estuvo presente uno de los principales referentes nacionales del movimiento pro referéndum, el chacrero canario Álvaro Jaume, quien al hablar con los medios locales, comenzó realizando algunas consideraciones respecto al film a exhibirse. Para Jaume “la película es brillante, pone al desnudo lo que es la soja transgénica, el modelo extractivista. Es una película impactante, que no está en los circuitos comerciales. En Argentina hubo 18 millones de hectáreas de soja transgénica, arrasaron escuelas, pueblos; las comunidades indígenas, los campesinos, todo está mostrado de forma magistral en la película”.

Jaume comparó la situación argentina con la uruguaya y dijo: “nosotros estamos igual, lo único que a escala más chica, estamos en un millón, 300 mil hectáreas. Hoy no es la mina de oro de los 500 dólares la tonelada, bajó un poco, pero la soja sigue siendo la madre de todo el agronegocio”.

Es en ese marco que se aprobó en el Parlamento la ley de riego que la comisión que encabeza el gremio de OSE (FFOSE), pretende derogar a partir del referéndum. “La ley de riego no es para un chacrero chiquito como uno, me van a secar la cañada; tengo un tajamar, riego de ahí, más arriba viene el que quiere, embalsa, represa el agua y tras cartón, me cobra”, comentó Jaume, que de inmediato añade que “esta ley de riego es vergonzosa, privatiza el agua; permite sacar el agua de nuestros arroyos y nuestros ríos, que mediante una reforma de la Constitución de la República, el 64.7% de los uruguayos dijo que el agua era un bien público y sin embargo esta ley permite que se privatice, se hagan embalses, te cobren”.

Recordó el productor ambientalista que “esta ley la votó todo el Parlamento, salvo tres legisladores, uno de UP y dos del Partido Nacional”, pero “ahora hay muchos legisladores que están arrepentidos, conozco a algunos que incluso están firmando”.

Según lo comentado por Jaume, “nosotros tuvimos el mérito de poner el tema sobre la mesa. Hicimos un análisis de la ley, que modifica la 16858 de Sanguinetti de 1997, fuimos informando a la gente y no nos queda duda que esta ley está hecha para el sojero, que va a duplicar su producción”. Añadió que “el maíz transgénico llega a triplicar su producción si se riega”.

Respecto a la marcha de la campaña de recolección de firmas, dijo Jaume que “se está firmando muy bien, estaremos hasta el 26 de octubre reuniendo firmas y ahora estamos preparando una gran marcha para este viernes 5 de octubre; a las 18 horas nos concentramos en la explanada de la Universidad y contamos con el apoyo del Pit-Cnt, FUCVAM, la FEUU y muchas organizaciones sociales”.

 

SIN CIFRAS | Más allá del resultado final de la campaña, Álvaro Jaume, consideró positivo todo lo hecho hasta ahora. “Aunque no lleguemos al referéndum -necesitamos el 25% del padrón electoral, casi 700 mil firmas, es muchísimo-, que el Uruguay sepa que hay 500 mil personas diciendo que no, es un golazo, pero hay que seguir peleándola para llegar al total de firmas”, dijo y comentó que en caso de no llegarse, el siguiente paso será apelar al recurso de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte de Justicia.

“No queremos decir cifras, porque recién estamos procesando las firmas, pero hay carpetas distribuidas por más de 700 mil firmas”, comentó luego.

Dijo que las firmas deben entregarse el 26 de octubre, porque se cumple un año de “haberse promulgado la ley”. Respecto a cuándo estima que se hará la instancia de referéndum, dijo que todo dependerá de “los tiempos que se tome la Corte para validar las firmas, porque sabemos que siempre lleva su tiempo, porque es un tema complejo”.

Consultado Jaume sobre sino piensa que puede confundirse la campaña pro referéndum con las instancias electorales de 2019, dijo que “quisiéramos que no, por eso nos importa que cuanto antes la Corte valide las firmas, más rápido será el referéndum”, dijo y añadió por último que la comisión reclama solo dar la oportunidad para que el pueblo decida”.

 

Por Javier Perdomo.