Bolsas plásticas: Intendencia presentó proyecto de Decreto; la edila de los Santos quiere ir a más

La Intendencia de San José remitió a la Junta Departamental, un proyecto de decreto que tiene como fin prohibir la entrega de bolsas de nylon en los comercios del departamento. Fue en el marco del Día Mundial del Medio Ambiente, que se celebró el pasado 5 de junio, que llegó la iniciativa al deliberativo.

La iniciativa de Decreto -que adjunta consideraciones expuestas en el deliberativo por la edila del Frente Amplio Mariana de los Santos-, reflexiona sobre la “grave contaminación ambiental” que producen estos objetos.

Según explica el proyecto de Decreto, ello se origina a partir “de su constitución de plástico no biodegradable, que siendo difíciles de confinar en los rellenos sanitarios domiciliarios, se expanden en cantidades cada vez más importantes”. Como consecuencia de esa propagación, las bolsas de nylon “van a los cursos de agua del departamento, generalizando su efecto contaminante”, dice el documento que llegó a la Junta Departamental.

A comienzos del presente año, el ex subdirector de Gestión Ambiental y Salud de la Intendencia, Juan Carlos Álvarez -que ahora ocupa la titularidad de esa repartición de la comuna tras la renuncia del aliancista Yarwin Silveira-, se había referido al trabajo que venía llevando adelante el Ejecutivo en conjunto con distintas empresas del departamento interesadas en adoptar materiales menos contaminantes.

Fue el caso de la farmacia de la Asociación Médica de San José (AMSJ), que sustituyó las bolsas de nylon por las de papel, contribuyendo a su vez con instituciones del medio que reciben donaciones con el dinero que ahorra, producto de ese cambio en las bolsas.

A fines del año 2017, la AMSJ entregó 34 mil pesos uruguayos, aproximadamente, a la escuela 68 de la ciudad de San José de Mayo tras implementar esa modalidad. Ello significa, que la institución entregaba unas 38 mil bolsas al mes a sus usuarios.

Otro ejemplo que tiene que ver con las acciones que se han emprendido, son las inscripciones “Yo contamino” que se leen en las bolsas de varios comercios de plaza. En este caso, el objetivo de la acción apunta a la sensibilización sobre el mal hábito que tienen los consumidores al usar las bolsas.

OTROS CONTAMINANTES | La oposición departamental, buscará incorporar al debate la posibilidad de eliminar también otros elementos contaminantes que son utilizados en comercios del departamento de San José, según lo informado por la edil Mariana de los Santos.

La curul socialista dijo que se trata de puntos del proyecto que ella presentó, que la Intendencia en la iniciativa que llegó a la Junta. Mariana de los Santos se refirió concretamente a las botellas de plástico, cuya eliminación era contemplada en una iniciativa de su autoría que buscaba que el Ejecutivo llevara adelante un Programa departamental para la Erradicación de Bolsas y Botellas Plásticas no Biodegradables.

Además de los distintos puntos que establece, el proyecto de la curul para la erradicación de los envases biodegradables, fija también exoneraciones en los impuestos de las empresas que decidan sumarse al programa.

La intención en profundizar en la Junta Departamental sobre otros elementos que contaminan el medio ambiente será acompañada por los ediles del sector Alianza por San José del Partido Nacional, según lo que supo este medio a fines de la semana pasada.

PROYECTO DE LEY | La regulación del uso de las bolsas plásticas viene siendo tratado a la par por el Gobierno Nacional y el Parlamento a partir de un proyecto de ley cuya aprobación fue votada el pasado martes 5 de junio en la Cámara de Diputados.

El proyecto, que recibió el martes modificaciones en algunos de sus artículos, prohíbe entre otros puntos, que las bolsas de nylon sean entregadas gratuitamente a los consumidores. La iniciativa deberá regresar ahora a la Cámara Alta, debido a los cambios realizados durante su tratamiento en la Cámara de Diputados, para que sea definitivamente aprobada y pase luego a Presidencia para que sea promulgada y luego reglamentada. Debería de entrar en vigencia el 1° de enero de 2019.

Además de prohibir la entrega de las bolsas en forma gratuita, el proyecto de ley a estudio del Parlamento, condiciona a los comercios que las vendan. Éstos deberán participar en campañas de difusión y concientización, además de disponer de un sistema de recolección de residuos y vender bolsas reutilizables.

De acuerdo a datos aportados por el Ministerio de Vivienda Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (MVOTMA), en Uruguay se usan mil millones de bolsas plásticas por año. En promedio, la población uruguaya usa 1900 bolsas plásticas por minuto.

Dichas bolsas son responsables de la contaminación en los cursos de agua del país, debido a, entre otras cosas, las obstrucciones que provocan en el sistema de drenaje pluvial. Además, las bolsas generan también la muerte del 10% de los animales encontrados sin vida en las costas uruguayas.

Según la ONU, el mundo usa 500 mil millones de bolsas de plástico, de las cuales al menos ocho millones de toneladas de plástico terminan en los océanos, lo que equivale a decir que se tira al agua, un camión de basura cada minuto. Además, en la última década, los humanos producimos más plástico que en todo el siglo pasado y el 50% de ese plástico que usamos, es de un solo uso o desechable. También compramos un millón de botellas de plástico por minuto, lo que constituye el 10% de todos los residuos que generamos. Datos reveladores, que debemos empezar a tomar en cuenta, pensando en el futuro de la humanidad.

Por Katherine Martínez.