Balón detenido en la Liga de Ecilda Paullier por hechos de violencia

Poco antes del cierre de la edición impresa de La Semana tomamos conocimiento de dos hechos de violencia registrados en la tarde del domingo en el marco de la disputa de la novena Fecha del Campeonato Promocional de la Liga Regional de Ecilda Paullier, rápidamente nos comunicamos con Daniel Blanco en primer lugar quien nos confirmó que, efectiva y lamentablemente, había recibido comunicación de la Gremial en el sentido de que no habrían ternas a la orden para la disputa de la próxima fecha del torneo.

El hecho más grave ocurrió en el Parque Angel Buela de Rodríguez, allí habían empatado los equipos de Oriental e Independiente, el encuentro hasta donde sabemos finalizó normalmente, pero cuando la terna se dirigía a la zona de vestuarios, algunos parciales, presuntamente del club locatario, habrían ingresado al lugar – que se supone área restringida –, y uno de ellos le propinó un golpe de puño al árbitro Luis Medina, también habría sido agredido un integrante de la guardia de seguridad privada.

En diálogo con La Semana Jesús Castro, titular de la gremial de la Liga, confirmó los trascendidos y dijo que “felizmente no hubo lesiones serias, pero si hubo un golpe de puño que llegó a destino en el mentón del compañero Luis Medina, esto pasó en el túnel cuando salían hacia el vestuario, el agresor estaría identificado como parcial del Club Oriental, tenemos entendido que también habría sido agredido un guardia de seguridad, de inmediato los parciales fueron retirados del lugar, nuestro compañero pasó a médico forense para constatar la agresión y se realizó como corresponde la denuncia policial”.

En cuanto a la identidad del agresor Castro dijo que según se ha podido saber “se trata del padre de un jugador de Oriental” que resultó expulsado durante el partido, en el caso entendemos que tal dato corresponde exclusivamente a la dilucidación judicial del hecho mediante los elementos probatorios correspondientes.

Lo importante es destacar que tanto el árbitro agredido, como el efectivo de seguridad se encuentran en buen estado, pero el hecho resulta gravísimo y es reflejo de una situación que nos interpela a todos quienes de una u otra manera estamos vinculados al fútbol y descubre carencias en las medidas preventivas que son responsabilidad de los organizadores de los espectáculos deportivos.

Nadie puede evitar que un desubicado parcial cometa un acto de esta naturaleza, pero si hay una zona de circulación restringida a dirigentes, árbitros, futbolistas y medios de comunicación, esa zona debe estar debidamente resguardada.

Jesús Castro dijo que “la Gremial adoptó de inmediato, en las últimas horas del domingo, la medida de no tener ternas disponibles desde el lunes hasta el próximo domingo a las 23:59” de acuerdo con el protocolo que ha diseñado la AIAF, gremio que nuclea a todos los árbitros del interior, para este tipo de circunstancias.

El otro hecho puede parecer menor pero también es considerado como una agresión, ocurrió en el Parque Ruben Elvira de Ecilda Paullier donde se enfrentaron Sacachispas y Peñarol, también luego del partido, cuando la terna se dirigía al vestuario, algunos parciales supuestamente identificados con el club locatario lanzaron algunos objetos, como encendedores y un vaso de cerveza sobre los colegiados; el hecho no pasó a mayores pero también es sintomático de cómo se pierden las referencias ante un resultado deportivo.

La actuación de los árbitros, en todo el deporte nacional, genera descontentos dentro y fuera de las canchas, unos podrán sentirse más afectados que otros por eventuales errores, pero nada justifica la violencia, la agresión siempre es absolutamente repudiable y merece que se tomen las medidas más drásticas que deportiva y judicialmente correspondan.

AVISO| Tanto Daniel Blanco como Jesús Castro confirmaron a La Semana que en una reunión en la sede de Independiente, hace 15 días, la gremial solicitó más compromiso a los clubes en el tema seguridad, a veces cuando concurrimos a algunos escenarios vemos que hay mucho púbico y tan solo dos o tres efectivos de la seguridad privada, en general los accesos a la zona de vestuarios están protegidos con portones, pero hay excepciones y algunas veces nadie se hace cargo de impedir el paso de parciales.

El pasado fin de semana la Liga Mayor de Maldonado tampoco tuvo actividad por la agresión sufrida el domingo anterior por un árbitro a la salida de una cancha, en la vía pública. En la oportunidad el agresor fue el Presidente de una institución, se pretendió que no había sido dentro del campo de juego, pero resultó obvio que el hecho estaba vinculado al partido que se había disputado.

La medida adoptada por la gremial de Ecilda podría haber afectado incluso a la Selección Sub 15 si fuera locataria el próximo fin de semana por el Campeonato Nacional, las gremiales del interior no le habrían arbitrado en solidaridad con el compañero agredido en cancha de Oriental, como el próximo compromiso de la azul será en Trinidad, no habrá impedimentos para el normal desarrollo del mismo.

 

Por Jorge Gambetta.