Archivo eterno

Para quienes nos gusta recordar hechos, llevar estadísticas, números y repasar la historia deportiva, sin dudas que Néstor Francia es un referente ineludible no sólo a nivel local sino en todo el interior del país.

Dueño de uno de los mejores archivos futbolísticos que hay en San José, es fuente constante a la hora de manejar datos, estadísticas o recordar acontecimientos importantes.

Actualmente está alejado de los medios pero cada tanto y previo a un hecho importante como puede ser por ejemplo una final del Sur, suele deleitarnos vía Twitter o Facebook con algún datito de esos que sólo él maneja.

Néstor Francia nació el 15 de octubre de 1956 en Trinidad y fue en las afueras de esa ciudad que vivió hasta los cinco años. Luego su familia se mudó para radicarse en la zona de Cañada Grande muy cerca de donde actualmente está ubicada la sede de La Paz.

Allí terminó de vivir su infancia y adolescencia junto a sus padres y sus cuatro hermanas, hasta que llegó el casamiento y una etapa de 12 años viviendo en Montevideo. En 1994 volvería a San José esta vez para radicarse en la capital departamental, ciudad donde vive actualmente.

Tras 36 años de trabajo en Conaprole se jubiló en diciembre de 2016. Tiene dos hijos, Matías y Agustina y una nieta, Federica, de apenas 8 meses que junto a su señora Mary saben cuidar por las mañanas.

El jueves por la tarde lo interrumpimos a la hora de la siesta y muy amablemente nos recibió en su casa para esta entrevista. Fue más de una hora de charla con muchas anécdotas y recuerdos con una persona que al margen de los apuntes que pueda tener guardados, tiene una memoria prodigiosa.

 

SU PASIÓN | Siendo un niño de 12 años se le despertó ese interés por comenzar a anotar resultados. En ese momento tomó un cuaderno y sus primeros resultados fueron los del Torneo del Sur de 1968. Luego le fue sumando fútbol uruguayo, fútbol argentino y también mundiales.

Fueron muchos los datos acumulados y también los cuadernos completados, los que por supuesto, preserva hasta hoy.

En su archivo ordenado muy prolijamente uno puede encontrar de todo. Además de esos cuadernos del comienzo, hay revistas, fotos, recortes de diarios, fixtures, actas, posters; todo ordenado en carpetas según el año.

En 1988 decidió hacer un curso de periodismo y así comenzó su vínculo con los medios de prensa “sin pensar que eso se podía convertir en un trabajo y una fuente de ingreso”, confiesa hoy a la distancia. 

Un día, en un taller para dicho curso, junto a varios compañeros, les tocó hacer un simulacro de una trasmisión radial de fútbol. La misma fue durante un encuentro entre Danubio y Peñarol en Jardínes del Hipódromo. Allí cada uno de los integrantes del grupo fue eligiendo un rol y en su caso eligió el de la información, “anunciaba goles de otras canchas y resultados”. Años más tarde esa sería una tarea que Néstor Francia realizaría y muy bien.

Tiempo después llegó su primera oportunidad laboral en un medio de prensa que fue en la sección deportiva de La República. Recuerda claramente que “su primer artículo fue referido al Torneo del Sur que estaba por comenzar y su historial de campeones”.

Por esos años, el entrevistado ya acumulaba muchísima información “fue una experiencia lindísima y al fútbol del interior le dimos mucho valor”, asegura respecto a su paso por La República donde también le tocó cubrir partidos de la B y de la A del fútbol uruguayo e incluso concurrir a las prácticas de la selección uruguaya cuando, dirigida por Luis Cubilla, entrenaba en el Charrúa.

En esa etapa los trabajos en redacción eran intensos, sobre todo los fines de semana “los lunes llegaba a mi casa a la una de la mañana y a las cuatro ya estaba en pie para ir a trabajar a Conaprole”, pero “lo hacía porque me gustaba, tenía esa fuerza interior que no te deja sentir el cansancio”, aunque reconoce que “fueron años de mucho sacrificio para la familia”.

Lo último en su pasaje por medios capitalinos fue en las trasmisiones de fútbol de CX 30 en el equipo que lideraba Mario Alberto Battagliese.

 

RETORNO AL PAGO | En el año 1994 retornó a San José y como no podía ser de otra manera, todo ese material de archivo que años antes lo había acompañado a Montevideo, retornaba junto con él.

“Ya a comienzo de ese año comencé a escribir artículos para Los Principios sobre datos y estadísticas del Torneo de Sur que se estaba jugando”. El entrevistado nos recuerda que dicho torneo tuvo la participación de la selección de Libertad quien hizo de local en cancha de Juventud Unida.

Ese año se suma además al equipo de Multitudes de CW 41 comandando por Jorge Scagni (con quien también lo une un vínculo familiar), en las trasmisiones de fútbol. Allí cubrían todo, tanto en selecciones como en la actividad local con trasmisiones los sábados en la B y el domingo de la A.

Eran maratónicas trasmisiones con previa y post partidos donde se pasaba los resultados de todas las Ligas del Departamento: Ecilda Paullier, Rincón de Pino, Libertad e inclusive de ligas de departamentos vecinos.

Por ese entonces poder acceder a tanta información no era fácil e incluía llamadas a comisarías, casas particulares o alguna sede. “Si vos le das importancia a esa actividad, la gente que te escucha se da cuenta”, dice el entrevistado quien luego cuenta a manera de anécdota que “un día dije al aire me está faltando un resultado de un partido de Rampla no recuerdo contra quien y a los 5 minutos me llamó alguien de la Radial para pasarme el resultado”.

Por aquel entonces el trabajo en estudio incluía también escuchar dos o tres radios a la misma vez “a mí no me bastaba con tener el resultado de San José, yo quería tener todos los resultados y llamar a donde sea” y así fue que un día, por ejemplo, le faltaba un resultado de fútbol infantil agarró la moto y fue hasta la casa del entrenador.

En otra oportunidad y ya en épocas de celulares consiguió un contacto para conseguir los resultados de la selección de Cerro Chato en juveniles y llamó. La persona que amablemente le pasó el resultado era ni más ni menos que el entrenador de la selección mayor que en ese momento iba a disputar su partido.

Luego de que el equipo de Multitudes dejará de salir en el año 2000, Néstor Francia retornaría en esa misma radio dos años más tarde con el equipo de Grito de Gol que encabezaba Ricardo Piñeyro. Con ese equipo eran trasmisiones los fines de semana más un programa de una hora de lunes a viernes al mediodía.

En el 2004 un cambio de horario en Conaprole lo obligó a dejar y nunca más volvió a hacer radio. En estos años escribió algún artículo para Visión Ciudadana o para el sitio web Fútbol Florida pero poco más.

“Yo a veces veo que a la gente no le interesa mucho la historia, entonces te quedás quieto porque sabes que no le vas a llegar”, reflexiona hoy Néstor Francia quien igualmente no descarta volver a laburar en los medios aunque asegura que no haría estudios como antes “no voy a estar a esta altura de mi vida encerrado 9 o 10 horas como hacía antes con sumo placer”.

 

ADAPTARSE AL HOY | Hoy en día con las nuevas tecnologías es mucho más sencillo conseguir la información al momento. Al menos en el interior son cada vez menos las trasmisiones de radios que mantienen una síntesis al final de las transmisiones con toda la información y resultados. La clave justamente para desempeñar de buena manera esta labor era estar atento a la transmisión y siempre tener la información preparada. Eso sí, el estar encerrado en un estudio no te permite observar nada de lo que estaba sucediendo en el momento “hay que ser un poco especial lo reconozco, pero a mí no se me pasaba por la cabeza cuestionarme porque se está jugando tal partido y yo acá encerrado”, reconoce Francia y agrega “yo estaba en lo mío y lo único que me interesaba era aportar lo mío desde estudios, tomar las cosas con la mayor responsabilidad posible”.

Hoy con mucho más tiempo libre  sigue dedicándole diariamente trabajo a su archivo “todos los días le dedico un rato, es inevitable”. Atrás quedaron los cuadernos con apuntes y la máquina de escribir usada también por años. Hoy con la PC y apoyado en nuevas herramientas como Excel, ha logrado clasificar la información con más detalles.

Pero en esto de reconstruir la historia todos los días hay nuevos desafíos “siempre hay cosas pendientes, información que completar, por ejemplo en el fútbol local si hablás de la década del 40 o 50 siempre algún tropiezo vas a tener”.

Para Francia “aquí en San José, en Libertad, Rincón del Pino, Rodríguez, Ecilda Paullier hay una historia riquísima de clubes, muchos de los cuales han desaparecido, la vieja Liga del Oeste otro ejemplo que en ciertos casos es un enigma porque es difícil encontrar a alguien que tenga información” y se lamenta que los clubes no le den importancia a su historia y sus raíces ya que entiende que “para el gurí que juega en el baby o en formativas que vos les puedas contar de dónde viene su club le genera hasta un sentido de pertenencia”.

Actualmente estuvo trabajando con el tema de selección “buscando goles y partidos que me faltaban”, además de “reunir todas las campañas de los juveniles campeones de San José” y ha logrado parte su cometido, con ayuda de algunos compañeros de GIEFI (grupo que integra desde 2006), como Alejandro Romillo, Marco Da Silva y Jesús Estévez.

El archivo desde Los Principios resguardado en la Biblioteca de San José es otra muy buena fuente de datos.

Además de fútbol, Néstor Francia posee información histórica de otros deportes como el ciclismo y sus respectivos ganadores de la Vuelta y Rutas de América, o de turf  con sus Premios Ramírez o también de los viejos Federales de básquetbol.

Luego de finalizada la nota nos hace pasar a una habitación que en el pasado fuera el dormitorio de unos de sus hijos. Allí prolijamente guardado y separados en carpetas por años está su archivo.

A un costado colgado en la pared aparece también un cuadro que fue obsequio de sus hijos. En él se refleja gran parte de su vida. Una caricatura de un Néstor Francia, tal vez más joven, sentado sonriente, trabajando en su vieja máquina de escribir. En la mesa papeles y junto a ellos está también el Premio Forjador obtenido en 2011. Atrás aparece una repisa con carpetas y también una ventana donde se observa un camión de Conaprole.

Una vez en la habitación comienza a mostrarnos con mucho entusiasmo algunos de los documentos más importantes que posee mientras nos aclara que “dejé el trabajo en los medios pero nunca dejo de acumular información”.

Escribe: Marcos A. Soto

Nota publicada en la edición del martes 10 de marzo