Al acercarse el Día del Libro, Pedro Peña habla de los libros y la Biblioteca Ambulante Maragata

El próximo martes se cumplirán 204 años de la fundación de la Biblioteca Nacional por parte del presbítero Dámaso Antonio Larrañaga, que pretendía suplir con buenos libros la falta de maestros e instituciones de la época.

Desde su campamento de Purificación, Artigas dio el visto bueno y tras la repercusión pública que generó la apertura de la Biblioteca, el 26 de mayo de 1816, el prócer estableció que el santo y seña del ejército en Purificación fuese “Sean los orientales tan ilustrados como valientes”.

El escritor maragato Pedro Peña habló sobre la significación de la fecha, aún en las actuales circunstancias. El docente dijo que “cae en medio de estas circunstancias y la fecha como tal merece ser celebrada. Cabe señalar que el 26 de mayo es el Día Nacional del Libro, no es el día internacional, también es un día nacional por la proeza de fundar una Biblioteca Nacional en aquel Uruguay de hace 200 años, que apenas tenía un par de imprentas por aquella época”.

Peña sostuvo que “también habría que desmitificar esa cuestión que tenemos adherida en nosotros, en una concepción de país culto y en realidad debemos fijarnos que nuestra cultura no tiene mucho más de 200 años cuando en América había ya más de 200 años que habían universidades, o que habían seminarios y culturas de las cuales México siempre estuvo a la punta. Nosotros hemos venido remándola de atrás y en los tiempos de Larrañaga fundar una biblioteca era realmente un acto heroico”.

El escritor agregó que “el propio Larrañaga donó la mayor parte de sus propios libros e imagino que solicitando donaciones, lo importante es que se hizo y hay que celebrarlo”.

Peña dijo que cabe imaginarse “lo difícil y costosos que serían los libros, con materiales distintos, con experiencias de lo tipográfico totalmente distintas a las nuestras. Hoy por hoy en cinco segundos podemos encontrar el pensamiento de alguien que escribió lo que le pasaba hace 2500 o 3000 años atrás; hoy lo tenemos en una pantalla en pocos segundos, en aquellos años había que viajar para encontrarse con los libros”.

Agregó que “hace poco comentaba con mis alumnos que en mi época de estudiante tuve un día que viajar a Montevideo, dejar de trabajar porque un libro que necesitaba estaba allí y no había forma de conseguirlo acá en San José. Esa es una situación totalmente superada en nuestros días”.

Pedro Peña dijo que el Día del Libro “es una linda celebración, aún en estas circunstancias, y yo aprovecho siempre para hablar de Larrañaga y decir que escribió uno de los mejores libros de nuestra literatura que es el Diario del viaje de Montevideo a Paysandú”.

El escritor contó que se trata de “una crónica de un viaje que hizo Larrañaga en 1815 desde el Cabildo de Montevideo hasta Purificación, donde estaba Artigas, que le había convocado para hablar cosas con el mandato del prócer a los políticos en Montevideo”.

HISTORIA | El autor explicó que “Larrañaga fue escribiendo todos los días y a veces dos o tres veces al día sobre los lugares por donde iba pasando y por ejemplo es muy llamativa la descripción que hace de ciudades que en aquel momento eran villas como Canelones o Santa Lucía, o el paso por el Arroyo Cagancha, que ya tenía ese nombre el arroyo donde años después se produciría la batalla de Cagancha en la zona cercana a lo que hoy es Rodríguez”.

Peña dijo que “también su pasaje por San José a la que critica bastante porque en aquel momento era un caserío, habla bien de la iglesia, que no era la actual, que estaba bien construida y luego sigue hacia el norte de nuestro departamento y llega a un lugar en el que pasaron tanto frío de noche que él lo denomina como Las ventas del Mal Abrigo y ese es el nombre que tiene hoy ese paraje. Ese fue el origen del nombre, exactamente así, es un detalle interesantísimo que está bien al comienzo del libro”.

Sobre el trabajo del presbítero Dámaso Antonio Larrañaga Peña agregó que “además la otra cosa muy llamativa que tiene este diario de viaje es que es casi la única descripción literal de Artigas sobre la que después trabajaron los artistas que forjaron la leyenda y sobre la que se pintó el retrato de Artigas y el Artigas en la puerta de la Ciudadela. Todo está referido a la descripción que hizo Larrañaga en un breve párrafo del libro en el que lo describe físicamente, por eso es todo un documento, por eso es que además de fundar la Biblioteca Nacional, Larrañaga fue uno de nuestros primeros literatos de importancia”.

ACTIVIDADES | Al libro puede accederse en formato PDF y Peña dijo que “aconsejo a darle una leída, se lee muy rápido y es un documento histórico privilegiado porque a la vez que va recorriendo también va mostrando el comportamiento de los habitantes, de los animales. Recuerdo episodios dramáticos donde jaurías de perros rabiosos se aproximan al lugar donde ellos estaban pernoctando o las piaras de jabalíes que azolaban los campos. Describe muy bien la situación ruinosa que vivía la campaña en aquellos años después del Éxodo y por eso además de su valor literario tiene un enorme valor como documento histórico por estar escrito por la misma persona que fundó la Biblioteca Nacional”.

Este año la situación impone que la mayor parte de las actividades se realicen sobre plataformas virtuales. Peña dijo que él va a “participar de la lectura de un cuento de mi autoría que solicitaron desde la Biblioteca del Liceo 3 para acompañar la celebración. También en el marco de las actividades de la Biblioteca Municipal se harán algunas lecturas, no tengo claro todavía sobre qué tenor, pero se están organizando también para un público más adulto algunas lecturas virtuales”.

A propósito el escritor y docente acotó que “la editorial italiana que publicó mi libro ha sacado lecturas en las redes hechas por actores y locutores profesionales de esa novela y me han pedido que grabara y les pasara la versión en español, pero acá todas las instituciones están organizando algo”.

Sobre los inminentes cambios que se avecinan, Peña dijo que “no sé que pasará a nivel oficial pero tengo esperanzas en lo que es la gestión de la Biblioteca Nacional por la designación del escritor Valentín Trujillo de Maldonado. Trabajó mucho en las ferias culturales, es un gestor cultural también, me genera esperanza por ser una persona joven”.

El escritor opinó que “en esta situación creo que hay una oportunidad de generar consciencia sobre la importancia del hábito de la lectura, en general la población prefiere unas formas de entretenimiento que no pasan la decodificación de símbolos. La lectura es un proceso mental complicado, entonces hoy por hoy, teniendo al alcance de la mano otras formas de entretenimiento la lectura puede ser que haya quedado un poco relegada, aunque se venden millones de libros por día y hay millones de libros en formato digital, muchísimos de ellos gratis”.

Peña dijo además que “ojalá se pueda y es una especie de utopía, que a personas que no han sido lectoras se les llegara con alguna especie de campaña en algún sistema que promoviera en esas personas el deseo o el interés en la lectura, porque algunos que estamos en ciertas actividades o estamos obligados a leer o lo hacemos habitualmente, pero estaría bueno que existan políticas de promoción de la lectura”.

AMBULANTES | Pedro Peña ha fundado, junto a gente de diversas actividades de San José de Mayo la Biblioteca Ambulante Maragata “Martín Pino Clara”. Sobre ella dijo que “estamos tratando de acercar hasta tres libros a las personas que nos lo solicitan por Facebook o por celular, entonces en un día determinado vamos con los tres libros que nos pidieron, son libros no asociados al coronavirus porque están desde mucho antes acondicionados en determinados espacios, nosotros los ponemos en una bolsa y se lo dejamos en la puerta o en el muro de la casa, sin ningún contacto”.

Tras comenzar con unos 10 libros de su propiedad Peña explicó que “en estos momentos debemos tener, con todas las donaciones que han llegado unos dos mil libros, casi la misma cantidad que juntó Larrañaga cuando comenzó con la Biblioteca Nacional”.

En ese sentido agregó que el objetivo es que “esos libros fluyan, no nos sirven de nada depositados en nuestras casas, en nuestros garajes o en Ademu que gentilmente nos presta sus instalaciones para guardar la mayor parte del material, así que cuando se pueda, en cualquier momento estaremos visitando Libertad. Hace poco fuimos invitados por Omar Díaz para estar en Puntas de Valdez, luego estábamos para ir a la Fiesta de la Uva y el Vino de Rodríguez pero justo ese fin de semana se declaró la emergencia sanitaria”.

Peña recordó que en 2017 “un día en mi casa aparté más de cien libros que ya no quería tener o no leía, entonces publiqué en el Facebook que los pondría en la plaza de la cooperativa de viviendas por si alguno de mis contactos quería ir a buscar alguno de esos libros, puse una mesita con caballetes y ahí quedó. En esa misma jornada llegó Diego Cabral (comunicador), y Natalia Molina (pediatra), que fueron junto a mí los fundadores”.

A medida que los fundadores procuraban más títulos para la BAM, se sumaron al emprendimiento Eduardo Gutiérrez, publicista, Ana Guelbenzu, música y educadora, Adriana Clara, madre de Martín Pino Clara, Maxi Gutiérrez, psiquiatra, Florencia Ronqui, profesora de literatura y Laura Arias, actriz.

CREACIÓN | Tratándose de un escritor dinámico que siempre está creando, al consultarle sobre sobre su trabajo literario, Peña dijo que “ahora estaba para salir una quinta novela de la saga del personaje Agustín Flores en la Colección Cosecha Roja, que es la saga que está empezando a publicarse en Italia, no sé con todo esto si saldrá para mediados de año o el impacto de la pandemia lo correrá más hacia el año que viene, pero el libro está pronto, corregido y editado, falta sólo la impresión. Espero que sea pronto, sería mi undécimo libro publicado”.

En otro orden el escritor dijo que “también surgió la posibilidad de escribir los guiones de Punta Coronilla Project, donde está Diego Cabral como locutor y que se emite por Radio Nacional en el programa ‘La máquina de pensar’. Es una historia con un formato de informativo radial de una pequeña comunidad, se trata de una trama que tiene visos extraños, una historia muy bizarra de un lugar que es muy extraño, con mucho absurdo, algo distinto a todo lo que he escrito antes y con un contenido extrañísimo, sale los miércoles y al menos saldrá otros cinco miércoles porque pensamos en diez capítulos, los capítulos ya emitidos están en Youtube y en el sitio de Radio Nacional se puede acceder a los links”.

“Me resulta muy divertido hacerlo aunque pueda no ser para todos los paladares, como toda creación”, añadipo.

Sobre sus libros incluidos en la Biblioteca Ceibal en formato digital Peña dijo que “son tres títulos, de la Colección Cosecha Roja, han tenido buen movimiento y he recibido algunas devoluciones elogiosas de conocidos y alumnos”.

Por Jorge Gambetta.