Ahora sí, habló Celeste Verges, y se refirió a un cambio de paradigma en el consumo cultural

Hace una semana lamentábamos que no habíamos podido comunicarnos con la Dirección Departamental de Cultura. Finalmente tuvimos la oportunidad de sostener un extenso diálogo, tal como se hubiera querido hace una semana atrás.

La charla se dio finalmente el jueves, y Verges comenzó destacando la fecha del 23 de abril, día en que se conmemora el Día Mundial del Libro, que “estimula el fomento de la lectura, de la industria editorial y la protección de la propiedad intelectual.  Estas fechas colocan sobre el tapete algunas cosas que consideramos que son muy importantes”.

Respecto al impacto de la pandemia y sus consecuencias para el sector de la cultura Verges dijo que “la afectación creo que viene en cascada, esta crisis mundial que de alguna manera todos estamos padeciendo, que es algo que pensamos que nunca nos llegaría, afecta en todas las áreas” y agregó que se percibe “en lo personal, en lo social, a los pequeños colectivos, a las diferentes micro sociedades, a los barrios. Afecta desde lo afectivo, desde lo físico también, porque este aislamiento trae consecuencias que a su vez llegan a otros”.

CULTURA | La funcionaria dijo que hoy “la prioridad es la salud, desde el gobierno y la sociedad el mensajes es ese, y la urgencia que tiene la gente es salvaguardar su salud y todo lo que trae acarreado con el problema en el área específica de la cultura”.

Verges explicó que “nosotros manejamos un concepto muy amplio de la Cultura, que no solamente refiere a las artes, espectáculos, música o a la danza, la cultura abarca también la cultura ciudadana, e implica cómo nos manejamos en la salud, en lo sanitario, en nuestras conductas en el tránsito, todo es parte de una cultura y hace ya unos cuantos años que manejamos esos criterios”.

Según Verges “si bajamos a las acciones puntuales veremos una simbiosis entre cultura y educación, educamos en cultura y la cultura se transmite a través de la educación formal y no formal, empezando por la de la casa, por la del barrio, la familia, la escuela, los agentes culturales de la sociedad”.

La funcionaria agregó que “el educar en cultura es tratar de formar competencias en la ciudadanía para que sea capaz de intervenir en esa cultura, en formar parte de ella y transformarla, respetando aquello que supone los cimientos básicos que le dan identidad a un pueblo y a una especie como la nuestra”.

REPROGRAMACIÓN | Sobre lo específico de las actividades culturales agregó que “tenemos un impacto problemático, viendo aquello que nos falta ante lo imprevisto, el tema de la salud, el tema de la higiene es el tema central y eso ha llevado también a la suspensión de actividades que estaban planificadas en el Teatro Macció, y una de las medidas que se adoptó fue intentar una reprogramación”.

La Directora de Cultura dijo que no es sencilla tal tarea, “el tema es que ni nosotros, ni los representantes, ni las compañías podemos poner una fecha porque no sabemos qué va a suceder, pero de alguna manera lo vamos a resolver cuando salgamos de esta situación”.

A Verges le preocupa poner en valor el trabajo de los artistas, por lo que “hemos pensado en poner énfasis en la difusión de todas las actividades culturales, literarias, plásticas, que se realizan en el departamento, si antes lo hacíamos ahora lo haremos con mayor énfasis, estamos participando de la Red Nacional de Directores de Cultura, estamos en contacto con todas las direcciones y todas las políticas públicas que se están generando en estos momentos”.

ONLINE | La funcionaria agregó que “queremos enviar los espectáculos, las posibles exposiciones de artistas plásticos para que, de alguna manera empiecen a girar, ya sea en forma física o a través de videos que ya tenemos preparados y que en estos momentos de estar en casa y estar a tono con las redes o en la página web, empezar a difundir lo que ya se estaba difundiendo pero con mucho más énfasis en un momento que la gente mira mucho más todas estas cosas”.

También la tecnología permitió que “la Casa de la Cultura siguiera funcionando. Hemos planificado durante 10 o 15 días y se ha discutido con directores y profesores y en este momento hay 12 programas de capacitación online que realizan los profesores de la Escuela de Danzas Folclóricas, la Escuela de Ballet, las clases de teatro de 1º, 2º y 3º a cargo de Sandra Acosta y semanalmente estamos evaluando la respuesta que hay de parte de los alumnos”.

Agregó que “desde el Conservatorio están desarrollando un programa de solfeo y de algunos instrumentos, también desde la Biblioteca, todos los talleres que esperaban para comenzar en el mes de marzo empezaron, está trabajando el taller de literatura con cerca de 40 alumnos de todas las edades a cargo de Pedro Peña y la escuela de narración oral Cazacuentos a cargo de Niré Collazo”.

Verges adelantó que “estamos organizando para poder hacer entre todos un audiovisual para que la gente conozca los resultados de lo que vamos haciendo. En el caso de la escuela de narración oral está abierto también a la comunidad y ya algunos integrantes del grupo están subiendo cuentos a las redes sociales, por ejemplo ya recibimos un cuento de Juceca”.

DIFUNDIR | La funcionaria opinó que “debemos repensarnos, creo que hay un antes y un después de todo esto que está pasando. También enviamos el 26 de marzo al grupo de los artistas plásticos un mail donde les invitamos a hacer videos cortos mostrando sus obras para difundir por las redes sociales y ya hay un video de unos 10 u 11 artistas plásticos que está en los canales de San José y también en las redes sociales con las obras, es un trabajo muy bien compaginado por Fernando Navia”.

Verges comentó que “cuando comenzó esta situación justo estábamos en el punto final de una gestión de un año para lograr la restauración del mural del corralón municipal, es un trabajo que se hizo hace muchísimos años y con el paso del tiempo se fue deteriorando, lo hizo Sergio Viera con alumnos del Museo Departamental”.

Tras el recorrido burocrático del proyecto, “cuando logramos cerrar el tema costos para la restauración, que supuso un gran trabajo de planificación con técnicos prevencionistas, conseguir una empresa que estuviera habilitada con permisos vigentes, lograr un apoyo de la Dirección Nacional de Cultura y del Gobierno Departamental y justo cuando ya se estaba pintando surgió todo este tema, pero adoptando las medidas de distanciamiento recomendadas se pudo terminar en una semana ese trabajo y cuando todo esto pase, haremos la correspondiente reapertura de ese muro que la verdad todos los josefinos merecen disfrutarlo”.

En otro orden la funcionaria dijo que “en 2016 se hizo el proyecto Viernes Acústicos, donde los días viernes se presentaban y se grababan bandas y grupos de todo el departamento y se culminó en 2018 con la filmación también de los elencos departamentales. Todo ese programa de Viernes Acústicos lo vamos a subir a la página del Ministerio de Educación y Cultura, así que invitamos a quienes puedan acceder porque es algo que nos representa a todos como josefinos”.

RELEVAMIENTOS | Por un lado la Dirección de Cultura está actualizando “un relevamiento de todas las disciplinas del arte, hay muchos artistas emergentes que quizás no los habíamos relevado antes, en los próximos días lo vamos a publicar para que la comunidad pueda conocerlo y también, con la autorización de los artistas, subir a la página web del Gobierno Departamental la información de todos ellos en las diferentes áreas”.

Verges agregó que también “hemos relevado unas 16 instituciones culturales en todo el departamento a solicitud de la DNC con el objetivo de analizar posibilidades de solventar los gastos fijos como alquiler, teléfono, luz, agua. Nosotros ya enviamos ese listado, esperamos que todos sean tenidos en cuenta desde el Gobierno Nacional”.

VALORIZAR | Sobre la situación para decenas de artistas y colectivos, Verges dijo que “sabemos que en estos momentos de crisis los tiempos se acortan, hay urgencias en el día a día, y tenemos que relacionar mucho la cultura con el trabajo. El año pasado hicimos algunas exposiciones de artistas plásticos en la plaza los días sábados, y eso lo queremos retomar este año pero agregándole la posibilidad de la venta de las obras. A veces al artista le cuesta ponerle precio a su obra y el público también tiene cierta timidez como para preguntar el precio de una obra de arte; nosotros queremos ir trabajando en el tema del trabajo de la gente de la cultura, encadenar el arte con el trabajo”.

Respecto a lo que vendrá tras la crisis, la funcionaria dijo que “tenemos muchas interrogantes sobre qué va a pasar con actividades como la Feria del Libro y otras, porque cuando esto pase nos vamos a encontrar con una sociedad golpeada en todos los sentidos. Hoy por hoy la prioridad es la salud física y mental, no solo por la enfermedad del coronavirus en sí, sino además por todo lo que tiene que ver con nuestras actitudes y emociones y el impacto en el ámbito de las familias”.

Agregó que “me da miedo lo del distanciamiento, me da miedo el dejar los abrazos, pero es algo a lo que nos tendremos que adaptar, pienso que la propia naturaleza nos ha dado un sacudón porque estábamos haciendo mucho daño al medio ambiente en ese considerarnos únicos y superiores y se nos impone un cambio de paradigma”.

Consultada si se imagina una función en el Macció con el público a dos butacas de distancia entre cada espectador Verges respondió que “sí, me lo imagino, pero si lo pensamos sólo desde lo económico no es fácil, no es lo mismo un teatro lleno que un teatro con la tercera parte de su capacidad”.

Sin embargo hay otra visión “lo imagino pensando también en toda una posibilidad de grabar los espectáculos en vivo para emitirlos en las plazas y que todo el mundo pueda tener acceso y que los que pagan su entrada no se enojen porque quienes no pueden pagar también merecen acceder. Allí está la oportunidad del cambio de mentalidad que tendremos que tener”.

Y finalmente, en ese cambio de paradigma “creo también que hay que lograr un mayor compromiso de las empresas con la cultura, siento que no se valora lo suficiente a los trabajadores del arte en todas sus disciplinas. Habrá que pensar en nuevas políticas públicas hacia un cambio cultural que supone un proceso muy lento que pasa también por los conceptos que hasta hoy tuvimos de la solidaridad” y a modo de ejemplo dijo que “las donaciones que llegan a veces a las bibliotecas, no todas pero muchas, son de gente que está haciendo limpieza en su casa y se quita un problema de encima”.

Sin dudas tenemos la oportunidad, quizás inigualable, de fortalecernos en la crisis y realmente salir más unidos y la cultura tendrá que ser una herramienta fundamental.

 

Por Jorge Gambetta.