Libertad, dpto. de San José, Rep. O. del Uruguay

Última actualización: hace 5 horas


07.08.2017 | Policiales | 303 lecturas




Crónica del caso de "feminicidio" en la zona de Juncal

Crónica del caso de "feminicidio" en la zona de Juncal
Jesús Bermúdez último a su concubina de un golpe en la cabeza.

Cuando aún no se investigaba el asesinato de una anciana en la zona de Chamizo, San José volvió a conmocionarse al registrarse un nuevo hecho de sangre en el medio rural. El escenario del crimen fue un establecimiento rural en el que una pareja vivía, a 10 kilómetros al sur de San José de Mayo, sobre un camino llamado “Cuchilla Redonda” ubicado en el 81 de la ruta 3.

Susana Icardi de 74 años fue asesinada el pasado lunes 31 de julio en manos de su esposo, Jesús Bermúdez de 63 años edad. La mujer falleció tras recibir un golpe en la cabeza con una pala de pocear, que al ser localizada en el establecimiento, permitió el esclarecimiento del caso.

El homicida confesó lo acontecido en la tarde del martes, luego de un trabajo de rastrillaje realizado ese día por personal de policía y de la Unidad de Operaciones Especiales de la Guardia Republicana se ubicara en el lugar el objeto usado por el hombre para matar a la mujer. Encontrarla fue clave para determinar la culpabilidad de Bermúdez. La pala estaba oculta detrás de un galpón de madera que el matrimonio utilizaba como quesería de su establecimiento lechero.

El jefe de Policía William Martínez, dijo en conferencia de prensa que les llamó la atención al encontrar la pala que “había sido minuciosamente colocada en un lugar”, motivo que levantó sospechas. “Nos llevó a presumir que solamente alguien que conociera el lugar podría haberla depositado allí”, dijo Martínez, que agregó que la misma tenía “manchas y restos de sangre”.

El hallazgo llevó a que las investigaciones que se realizaban dieran un giro inesperado. Previamente y considerando las similitudes de este homicidio con el ocurrido días antes en la zona de Chamizo, la hipótesis era que se trataba del mismo homicida en ambos casos. En principio la Policía no descartó esa posibilidad, asociada a su vez con la de robo, ya que el sujeto habría denunciado el día lunes, antes de confesar, el hurto de unos seis mil pesos. También había mentido con respecto al desenlace de los hechos.

El hombre dijo en principio que habría salido de la vivienda unos 30 minutos. Según esta primera versión, Bermúdez había ido en busca de sus vacas y al regresar al establecimiento habría visto a su mujer sin vida.

“La versión que en un principio brindó el esposo, fue que al ausentarse para trabajar el ganado del tambo, al regresar después de 30 minutos la habría encontrado con un golpe en la cabeza, inconsciente, tirada en el pasillo, entre la casa y una antigua edificación contigua”, dijo Martínez.

EL PROCESAMIENTO Sin embargo, la escena tenía varias diferencias respecto al otro caso. “En principio tenía cierta similitud con el hecho ocurrido en Chamizo. Pero había un aspecto de la escena que era diferente; el arma utilizada para cometer el homicidio no se encontraba en las inmediaciones de donde finalmente fue encontrado el cuerpo. Desde ese momento, el esposo fue conducido en calidad de detenido”, contó Martínez.

Tras la confesión y la reconstrucción del hecho llevada a cabo el miércoles a la tarde, el autor del crimen fue procesado con prisión tras imputarle el delito de “homicidio especialmente agravado por el vínculo”, según lo anunció el juez Duvi Teixidor.“Es una tipicidad compleja por cuanto lo unía con la víctima en una relación conyugal. Implica que la pena sea más alta que cuando se trata de un homicidio simple”, explicó.

Al respecto, Teixedor estimó que el tiempo de la pena por el delito cometido “podría llegar a los máximos legales, podríamos llegar hasta 15 años o más”.

El director de Investigaciones, comisario Jorge Carrato dijo que según la declaración de Bermúdez, éste habría ingerido aproximadamente dos litros de alcohol. Entre los detalles que brindó Carrato sobre las declaraciones del autor del crimen, dijo que tras golpearla, se cambió la ropa y él mismo sustrajo desde su billetera el dinero faltante para poder sustentar la hipótesis del robo.

El juez Teixidor, dijo que la pareja mantenía diferencias con respecto al trato del ganado bovino, por lo que se originaban incesantes disputas. “El motivo que surge del expediente es que la víctima en reiteradas oportunidades maltrataba a las vacas, son el sustento de la familia y la repetición de esa acción fue cansando al autor”. Según explicó Teixidor, la desaprobación de esa práctica por parte de Bermúdez fue lo que lo condujo ese lunes a ultimar a su esposa.

Asimismo, el magistrado confirmó la presencia de alcohol en el hombre, elemento que influyó en el accionar del homicida. “Habría ingerido alcohol a partir del mediodía, momento en el que almuerzan juntos -habitualmente lo hacían con bebidas alcohólicas que acompañaban la comida-, es entonces que se produce un estado de alcoholización. Se comprobó que estaba alcoholizado”, contó.

ARREPENTIDO El juez Teixidor dijo que no había “pruebas de que hubieran existido discusiones previas ni que tampoco se llevaran mal, por el contrario los testimonios que asumimos dan cuenta de que la relación era buena”.

Sobre si el autor del homicidio habría demostrado signos de arrepentimiento por lo cometido, el Juez respondió que “cuando se lo interrogó en el Juzgado con su defensa manifestó arrepentimiento. Había reflexionado sobre lo que había hecho”. Teixidor, comentó que según lo manifestado por el autor “su intención era asustarla y no matarla”.

La defensa del hombre, conformada por los abogados Germán Sfeir y Diego Caracciolo apelará el fallo. Según Sfeir, la apelación se basará en algunas matices sobre el fallo del juez Teixidor. “Si bien compartimos mucho de lo que se desarrolló, tenemos matices sobre algunas interpretaciones que se dieron sobre los hechos. Tenemos matices con respecto a lo interpretado por la fiscal”.

Sfeir dijo que tendrán hasta esta semana para buscar una segunda opinión a través de la impugnación de la sentencia. Caracciolo agregó que la defensa pretende que se baje la pena mediante el cambio del delito. Según entienden los abogados, el hecho consumado excedió la verdadera intención que tuvo Bermúdez.

Por Katherine Martínez.








Periódico La Semana - ® 2001-2017 - Libertad, dpto. de San José, Uruguay - Hosting/desarrollo info@crearte.net.uy