Libertad, dpto. de San José, Rep. O. del Uruguay

Última actualización: hace 5 horas


15.06.2017 | Cultura | 225 lecturas




Entrevista con Rafael Soliwoda, actor en el corto ganador de premio mundial

Entrevista con Rafael Soliwoda, actor en el corto ganador de premio mundial
Soliwoda contó detalles de la producción del corto (foto web).

La productora uruguaya Polisemia Pictures, es la encargada de esta producción que se quedó con siete premios en un festival de cortos de suspenso de Estados Unidos. Parece extraño, mentira o ficción, pero no, los dos líderes de la productora Marco Bentancor y Alejandro Rocchi, se pusieron al hombro esta idea y llegaron a ser premiados por un jurado que no tiene como madre ni el idioma español.

El corto “El animal preferido de Dios” se puede ver en youtube, tal y como se presentó en el festival. Este concurso tiene una particularidad que se ve desde su nombre: la idea es hacer una historia en solo tres días. Los interesados de todo el mundo se presentan y a la misma hora a todos se les dan las pautas para comenzar a trabajar.

En este caso desde la organización del festival se brindaron tres elementos como lineamiento para la película: una llave, una llamada telefónica y una venganza. Con estas tres ideas y sobre la base de hacer un material que conmueva desde el drama y el suspenso, el equipo se puso a trabajar en su obra.

Al mirar el corto todo queda claro, lo importante no es la historia en sí misma, ni el resultado que se ve, sino que una productora uruguaya pueda realizar 15 minutos de ficción en solo tres días. Los integrantes de Polisemia Pictures, pensaron la idea, la filmaron, la editaron y la subieron a internet en tan solo 72 horas.

El corto se llevó los premios a Mejor dirección, guion, fotografía, actuación, montaje y Premio del Público. La película se rodó con tres actores, entre los que está el libertense Rafael Soliwoda, Anaclara Ferreyra Palfy y Eugenia Mosca. El personaje que articula la trama y desencadena la acción, es el que representa Soliwoda.

MÉTODO El actor Rafael Soliwoda explicó a La Semana que la productora trabaja de una manera muy profesional y que tiene todo el proceso muy aceitado. En este sentido afirmó que está es la única manera de poder realizar en tres días un material de estas características.

“Durante los tres días siempre había alguien trabajando. Pensábamos las ideas, se filmaba, y mientras se editaba. Las horas que se dormía, los editores estaban a full trabajando”, cuenta Soliwoda. El actor contó que esta productora trabaja con un equipo reducido, donde todos son muy buenos en sus roles, y estos dos factores facilitan a la hora de tener que trabajar a contrarreloj.

El modo de trabajo para hacer todo lo que se ve en pantalla fue en todo momento colectivo. “Lo único que estaba pensando de antes era la locación y los tres actores, todo lo demás salió del proceso de trabajo de esos tres días”, dice el actor.

Soliwoda explicó que no había antes de las premisas una idea de qué hacer, solo se sabía que la trama iba a ser un drama con elementos de suspenso, los directores sabían los perfiles de los actores y estaba el escenario donde filmar.

La idea que se ve en pantalla se fue desarrollando durante el propio proceso de rodaje. Este trabajo no tiene un guion estructurado previo, ni personajes bien definidos, sino que en base a premisas fueron trabajando y armando todo.

Soliwoda contó a La Semana que todo se realizó de una forma muy horizontal y que la propia idea de qué podían hacer los personajes fue algo conversado.

Sobre la marcha, los actores fueron creando los personajes con los directores, y en base a lo que salía y a los recursos con los que contaban, se armó la historia. Todo esto se hizo siempre con las ideas que desde el concurso se pedían: contar una historia de venganza, que en algún momento apareciera una llave y que una llamada telefónica fuera otro de los elementos que estuviera en la acción.

Estos tres elementos están presentes en el corto, pero sin lugar a dudas no son grandes claves para que un cineasta cree. Quien se tome su tiempo para ver esta historia audiovisual, notara que estas premisas son meras excusas para lo que se cuenta. LENGUAJE En este trabajo queda muy en claro que el audiovisual es un género en sí mismo y que mientras haya estructura por detrás, todo lo que se cuenta se entiende sin importar idiomas o costumbres localistas. La película uruguaya “El animal preferido de Dios”, va a un concurso de Estados Unidos y gana los mejores premios. Pueden haber reparos sobre algunos elementos que se muestran, pero lograron pensar una idea que conmueve al espectador desde el drama, el suspenso, el morbo y hasta el terror.

Entran también otros elementos en juego. En el vaivén narrativo están los aspectos que se muestran de forma clara y los que se sugieren. Se muestra de una manera particular el miedo de los protagonistas, primero parece que no puede ser solo lo que es, y después esa postura se invierte. Si bien son sólo 15 minutos, el espectador cambia al menos tres veces la idea que tiene sobre el protagonista principal.

Lo mismo pasa con algunos elementos, que parecen claves, pero en realidad solo distraen al espectador sobre el centro de la trama. La velocidad de montaje, el sonido y la fotografía crean de manera muy clara el típico ambiente de película de terror. Es un ir y venir sin cierre, algunos aspectos quedan sueltos, y luego de llegar a una tensión máxima se pasa a una escena de rutina.

Ninguno de los segundos que se ven son desperdiciados, algunos podrán contar poco, pero de seguro apoyan a la línea general del corto. De entrada se juega con el miedo, con una pareja, con una puerta, con una llamada y con personas que parecen perdidas. El miedo no entra a la pantalla solo de manera literal, y quizás en este aspecto está lo más interesante del corto, no está solo el miedo burdo de lo que puede pasar, sino que se instala el miedo de lo que se puede perder por lo que hicimos mal nosotros mismos.

Por Karen Parentelli.








Periódico La Semana - ® 2001-2017 - Libertad, dpto. de San José, Uruguay - Hosting/desarrollo info@crearte.net.uy