Libertad, dpto. de San José, Rep. O. del Uruguay

Última actualización: hace 14 minutos


14.03.2017 | Cultura | 123 lecturas




"Pitufo" Lombardo tras el triunfal carnaval 2017

"Pitufo" Lombardo tras el triunfal carnaval 2017
El multifacético creador habló para La Semana (foto web).

Una vez conocido el resultado del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas del Teatro de Verano Ramón Collazo pocos expresaron sorpresa con la consagración de Don Timoteo en el primer puesto de la Categoría Murgas, aunque se manejaba -tanto entre “especialistas” como aficionados-, que la definición sería muy justa con los carolinos de La Clave.

Vista la planilla de los jurados que calificaron los diferentes rubros en las tres ruedas del concurso, pudo apreciarse que Don Timoteo sacó ventaja fundamentalmente en el Rubro 1 “Voces, Arreglos Corales y Musicalización” y ese rubro puntualmente tiene en este caso un nombre y apellido: Eduardo o Edú “Pitufo” Lombardo, el Director Escénico y arreglador coral de la murga del “Chino” Recoba y del “Rafa” Perrone.

La Semana dialogó con “Pitufo” Lombardo, quien comenzó diciendo que “este carnaval ha sido una gran fiesta para mí y creo que para el resto de los compañeros también, hemos logrado hacer un grupo formidable de amigos y compañeros, donde se trabajó con muchísima disciplina, con mucho respeto y con una gran apertura para que todos aportaran al espectáculo, encontramos una buena idea, nos divertimos mucho, realmente, logramos muchísimas sensaciones dentro de la murga y compartimos un gran carnaval”.

El reconocido músico agregó que “se disfrutó mucho desde la bañadera, en los ensayos, en las juntadas creativas, el reencuentro con el público después de 10 años y en mi caso con compañeros con los que no había salido en 28 años, como “Pinocho” Routín y Ronald Arismendi y eso hace que para mí haya sido un carnaval inolvidable”.

En lo creativo, “Pitufo” dijo que “pudimos trabajar con mucha libertad, creando, poniendo o quitando cosas entre todos y la temática nos permitía recorrer muchos lugares, con temas candentes, con cosas que se podían criticar, nos podíamos reír de nosotros mismos”.

Agregó que “en lo creativo fue un trabajo muy interesante, porque siempre en las murgas hay un puñadito de gente que lleva un poco el timón de la cosa, pero tuvimos la suerte de que este equipo nos permitió hacer una apertura muy interesante para que todos los compañeros colaboraran, ya sea en el texto, acomodando alguna cosa, en aportar una música, en diferentes aspectos y eso lo tomo como un crecimiento personal, porque uno tiene la posibilidad de alimentarse de ese trabajo colectivo”.

MADRES La idea de que el grupo interpretara durante todo el repertorio a las madres de los murguistas fue de Patricia Tardi, compañera de Marcel Keoroglián. “Pitufo” dijo sobre el punto que “la idea nos encantó a todos desde el inicio, porque poder transformarnos en el escenario fue algo que nos motivó mucho, al mismo tiempo hubo momentos en que pensamos que nos habíamos metido en camisas de 11 varas, porque una cosa es poder interpretar un personaje de mujer, crearlo y sostenerlo durante 30 y pico de minutos de la actuación sin que se nos fuera hacia otro lugar, por otro camino, eso fue una tarea difícil pero creo que se logró con mucho trabajo y también con mucha confianza”.

En el proceso creativo el grupo fue “perdiéndole el miedo al ridículo, nosotros ensayábamos con unos camisones, con o sin público, el poder colocarnos en ese lugar sin ser mujeres sabíamos que era arriesgado, pero también fue muy enriquecedor, era un tema muy universal, todos tenemos una madre como referencia”.

Muchos “opinólogos” han calificado al elenco de Don Timoteo como una selección de los mejores, pero sobre eso Lombardo dijo que “tener muchas figuras a veces puede funcionar de una manera positiva y otras no, uno puede tener talento, pero sólo con talento algunas cosas no se logran, nosotros sabíamos con qué cuadro contábamos, pero trabajamos mucho”.

REENCUENTROS Lombardo agregó que él conoce a “Pinocho” hace mucho y “a Marcel también porque hemos hecho muchas cosas fuera del carnaval pero nada te asegura que con eso puedas hacer un buen espectáculo, hay que encontrar la idea, a veces la propuesta pega y otras veces no pega en el público, podés tener una propuesta muy buena pero no se hizo un buen tratamiento de ella, por lo que creo que fue un grupo hermoso de compañeros que trabajamos muy duro y que fuimos muy cariñosos entre nosotros, yo lo sentí de esa manera, el fin primordial es hacer un espectáculo para la gente, yo puse la cabeza en ese lugar, por supuesto que hubo momentos de inseguridades, porque yo hacía mucho que no salía pero tengo un nombre reconocido y entonces en algún momento se me movió la foto, pero puse la energía donde me parece había que ponerla”.

Sobre esas cosas que le generaban dudas, el artista dijo que “la gente espera con expectativa, la prensa también, el último año que yo había salido había ganado y por otro lado porque también teníamos un gran equipo, había que colmar ciertas expectativas por eso de que mirá el cuadro que tienen, además hacía años que yo no hacía el ejercicio de arreglar voces, esas cosas generaron algunos mieditos pero fue por algunos días nomás”.

En cuanto a los reencuentros que le significó este retorno al Carnaval, “Pitufo” dijo que “el grupo humano es el 50% para que esto funcione bien, cuando la convivencia es buena, cuando hay respeto y cariño y sobre todo cuando hay escucha. Con Pinocho somos amigos hace 30 años, con Ronald también, no salíamos juntos desde el año 1989, pero hemos hecho cosas artísticas juntos por fuera del carnaval y nunca dejamos la amistad aunque no saliéramos juntos; por otro lado yo tengo mucha admiración por ellos, porque Ronald es tremendo músico y Pinocho es un artista muy completo también, con Pinocho hicimos Murga Madre que fue una cosa muy importante para mí y eso tiene su peso también”.

La selección musical de Don Timoteo fue de una riqueza y variedad impresionante, con múltiples géneros utilizados. Sobre ese aspecto Lombardo dijo que cree que “lo principal a la hora de crear es el entusiasmo, yo puse mucho entusiasmo porque hacía mucho tiempo que no salía, tenía algunas cosas, no muchas, guardadas, a medida que tuvimos la idea empecé a trabajar en el mes de junio, a buscar algunas cosas” y como ejemplo dijo que “justamente ayer el ‘Chino’ Recoba me mandó una grabación de una vez que vinieron a mi casa, yo tenía algo que creo era una parte de la despedida y ellos se vinieron enseguida a mi casa para escucharla y yo se los interpreté con la guitarra, eso fue en junio, así que tuvimos un laburo de siete meses y también hay aportes de los compañeros, que de pronto tiran alguna idea y ya al escritor se le hace la cabeza en función de una música, así que tal vez la selección fue si, en parte una elección mía, pero muchos compañeros también aportaron, no solamente de ese grupito que encaminaba la cosa, sino los compañeros que desde distintas funciones en la murga dieron su granito de arena”.

EL RETORNO Sobre las cosas que le decidieron a retornar al escenario mayor del carnaval, Pitufo dijo que “ya hablé del entusiasmo, yo nunca me desvinculé del carnaval, sin salir había hecho algo con La Mojigata, algo con los Diablos Verdes, en los últimos dos años me empezaron a aparecer otra vez las ganas y el entusiasmo por salir, eso es una parte, pero además con mi compañera Sandra tenemos dos hijos, Joaquín de 20 años que ya me había visto en carnaval, pero Paula tiene 9 años y no me vio nunca actuando y ella me decía que quería verme en una murga, por otro lado se dio la oportunidad de volver a salir con Pinocho y Ronald pero además la oportunidad de salir con Marcel y Pinocho que era un sueño para mí y además toda la parte de conducción, me contaron cómo era la interna del grupo, y por supuesto la parte económica que no puedo dejarla de lado que forma parte también del todo, eso hizo que volviera al carnaval”.

Sobre la competencia del Concurso, el murguista dijo que “la competencia en sí no está mal, me parece que hay mucho folclore sobre ese tema, pero a veces se traspasa lo folclórico y se entra en una cosa un poco más turbia” y agregó que “eso no me gusta, a diferencia de 10 años atrás hoy las redes sociales conforman un algo un poco oscuro, porque se dice cualquier cosa sin saber, me parece que no es algo que esté bueno, lo que hay que hacer es educar a la gente, y me parece que los medios de comunicación que cubren carnaval no hacen eso, no digo todos, pero la mayoría no lo hacen, hay cosas que no comparto, porque muchos no tienen ni idea de un montón de aspectos técnicos y la gente después repite como un loro lo que escuchan o leen, hay cinco jurados este año y si el año que viene ponés otro y los fallos pueden ser otros, esas son las reglas de juego”.

Ojalá este retorno de un maestro al Carnaval se sostenga en el tiempo, por lo pronto este año hemos disfrutado todos la magia del reencuentro.

Por Jorge Gambetta.








Periódico La Semana - ® 2001-2017 - Libertad, dpto. de San José, Uruguay - Hosting/desarrollo info@crearte.net.uy